Aprende a cómo pintar armarios empotrados

¿Estás cansado de esos armarios empotrados tan anticuados? Normalmente, la pintura de los roperos suele ser demasiado oscura, otorgándole un aspecto viejo y quitándole mucha luz a la habitación. Para renovar y actualizar la decoración de una estancia no es necesario realizar grandes reformas. Tan solo es necesario pintar los armarios empotrados para que el estilo de decoración de toda la estancia tenga sintonía.

New Call-to-action

No te preocupes, no es un proceso complejo y lacar las puertas y el interior de tu armario es una forma sencilla de cambiar rotundamente su aspecto. Pero, eso sí, para lograr un acabado profesional, se deben seguir una serie de pasos. Los puedes pintar de blanco o del color que más se adapte a tu estilo haciéndolo tú mismo, sin necesidad de ayuda. Gracias a la pintura conseguirás aportar luminosidad y armonía a tu dormitorio. ¡Atento a todos los pasos!

pintar armarios empotrados aprende

¿Qué materiales necesito para renovar los armarios empotrados?

Renovar tu guardarropa con unas puertas nuevas o sustituyéndolo por completo supone una gran inversión. En cambio, con tan solo pintar los armarios empotrados tendrás una decoración acorde con el resto de los muebles de la habitación. ¿Lo mejor de todo? El presupuesto es mínimo porque sólo necesitarás comprar unos pocos materiales para ponerte manos a la obra. Los materiales son los siguientes:

  • Lija de grano medio (mejor escoger un taco de lija para que no te quemes al lijar)
  • Rodillos de varios tamaños (lo ideal es que sea de lana virgen y de pelo corto, y si es de espuma, el de menos porosidad)
  • Pinceles (para rematar los rincones donde no puedas llegar con el rodillo)
  • Bandeja para la pintura (para poder escurrir la pintura sobrante)
  • Bote de imprimación selladora para madera (los puedes encontrar de varios colores, si escoges el definitivo, el resultado final será mucho mejor)
  • Bote de pintura acrílica (el que sea de tu preferencia, si no te gusta el acabado brillo, escoge uno mate o satinado)
  • Cinta de carrocero y papel o plástico para proteger la superficie de la pintura
New Call-to-action

Cómo pintar armarios empotrados: paso a paso

¿Ya tienes los materiales? Pues bien, ahora comienza la parte divertida de pintar los armarios empotrados. Sigue al pie de la letra cada paso y las indicaciones que aparezcan en los envases de imprimación y pintura. ¡Seguro que el resultado es espectacular! ¡Vamos allá!

  1. Quita los herrajes de las puertas y protege la superficie.

    Antes de nada, quita los herrajes de las puertas, así el trabajo será mucho más sencillo. Después, protege la superficie de la pared y el suelo con la cinta de carrocero y el plástico, pues aunque parezca que te lleva mucho tiempo, seguro que te ahorra tiempo en limpiar las manchas de pintura.

  2. Lijar el armario en el sentido de la veta

    Para que el resultado sea profesional, debes preparar la superficie. Primero pasaremos una lija, siempre en el sentido de la veta de la madera. Hay que insistir en aquellas zonas en las que esté en peor estado, e incluso, podemos añadir masilla si fuera necesario. No se trata de dejar la madera virgen, tan solo de matizar la superficie.

  3. Limpia con un paño húmedo

    Después de lijar, es muy importante limpiar el armario para que no queden restos de polvo, cera o productos. Con pasar un trapo humedecido por toda la superficie bastará.

  4. Aplicar la imprimación

    Cuando el armario empotrado esté limpio  y seco, puedes aplicar la primera capa de imprimación. Es recomendable que todos los materiales sean de la mejor calidad, pues se notará en el aspecto final y en la duración del mismo. Además, se deben poner dos capas de este producto, pero para ello, se tiene que respetar los tiempos que indiquen en el envase.

  5. Pinta con una brocha las zonas con un acceso más complicado

    Después de todo este proceso, por fin, llega la parte más divertida: la pintura. Lo más aconsejable es comenzar a pintar con la brocha en las zonas más complicadas, como bordes, esquinas,… pues el rodillo no puede llegar hasta ahí.

  6. Utiliza el rodillo para pintar el resto del armario empotrado

    Luego, el resto de la superficie se pinta con rodillo de una forma uniforme. Trata de no presionar fuerte el rodillo. Recuerda que para la segunda capa de pintura es necesario esperar el tiempo indicado en el bote. Puedes dar una capa más al armario, si lo consideras necesario para que el resultado sea el deseado.

  7. Coloca los herrajes y los tiradores de la puerta

    Una vez esté seca la última capa, vuelve a colocar los herrajes y los tiradores -si estos están pasados de moda, también puedes cambiarlos por unos que vayan más acordes con el estilo del dormitorio.

pintar armarios empotrados paso a paso

Como has podido comprobar, pintar los armarios empotrados de una habitación no es nada complicado, se trata de un proceso sencillo que cualquiera puede realizar. Tan solo se requiere de paciencia, pues se deben respetar los tiempos de secado de la imprimación y la pintura. ¡Listo tu nuevo armario!

Si todavía tienes dudas sobre cómo pintar los armarios empotrados, no dudes en acercarte a tu BAUHAUS más cercano, nuestro gran equipo de profesionales estará dispuesto a ayudarte en todo lo que necesites. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog