¿Es posible aprovechar el calor del tubo de la chimenea?

Aprovechar el calor del tubo de la chimenea te puede permitir un importante ahorro energético en casa. Descubre cómo leyendo este artículo, con todo lo que necesitas para generar calor y agua caliente con el sistema de evacuación de humos de tu chimenea. 

New Call-to-action

Si tienes chimenea, sabrás la importancia de contar con un buen sistema de evacuación. Por lo general, los humos generados por una chimenea se llevan al exterior por un tubo. Este tubo desprende mucho calor, debido a la temperatura de la chimenea y del humo que transporta. 

¿Qué temperatura alcanza el tubo de la chimenea?

Los tubos de evacuación de las chimeneas tienen que aguantar grandes temperaturas, aunque va a depender, en gran medida, del sistema de chimenea que se tenga instalado. 

  • En chimeneas de gas, el tubo de evacuación debe resistir distintas temperaturas dependiendo del sistema empleado:
  • Para sistemas abiertos, donde la chimenea coge aire del ambiente, la temperatura llegará en torno a los 250 °C.
  • Para sistemas cerrados, donde el aire aspirado es del exterior, las temperaturas pueden llegar a los 500 °C.
  • En estufas de leña, esta temperatura puede oscilar entre 450 °C y los 1.000 °C. 

Por lo que los tubos de una chimenea deben aguantar una gran cantidad de calor, lo que hace que sean en sí mismos una fuente que lo desprende. Por eso, es posible aprovechar este calor del tubo de una chimenea.

temperatura para aprovechar calor tubo chimenea

Qué se puede calentar con el calor del tubo de la chimenea

Dependiendo de por dónde pase el tubo de una chimenea, será posible utilizar el calor que desprende para calentar otros lugares de la casa: 

Habitaciones

Normalmente, una chimenea se suele instalar en el salón. El salón suele encontrarse en la planta central de la vivienda, junto con la cocina. 

  • Si la casa es de varios pisos, el tubo de la chimenea pasará por algún otro lugar de la casa antes de salir al exterior. 
  • Se puede aprovechar el calor que desprende un tubo de chimenea para calentar los lugares por donde pase (aunque dependerá de cómo se haya hecho la instalación).

Tuberías

Otra opción para aprovechar este calor, es calentar el agua de una tubería. Si la tubería del agua caliente está cerca del tubo de la chimenea, se podría calentar para que el agua coja temperatura y así aprovechar este calor. Así, se invierte menos gas o electricidad en calentar el agua.

Qué instalar para aprovechar el calor del tubo de la chimenea

Para poder aprovechar el calor que desprende el tubo de una chimenea, el primer requisito es hacerlo de tal manera que no sea un peligro para nadie. Es muy fácil quemarse con un tubo de estas características, por lo que si lo vas a utilizar como foco de calor, es posible que esté a la vista y necesites tomar medidas. 

Aislar el tubo

  • Existen tubos hechos de aislante, como puede ser la lana de roca. También puedes instalar una rejilla alrededor del tubo, para que nadie la pueda tocar por accidente. 
  • Una opción similar es instalar una camisa o recubrimiento de malla alrededor del tubo. Esta es una buena idea, ya que tiene otra ventaja: puedes rellenar esta camisa de malla con cantos rodados o grava, materiales que pueden acumular calor y actuar como puntos radiantes.
  • También es posible encerrar el tubo en un cajón de obra, donde estará protegido. En este tubo se pondría una rejilla de entrada de aire y otra superior, y se creará una corriente de aire caliente.. 

Como ves, es posible aprovechar el calor de un tubo de chimenea para calentar otras habitaciones de la casa e incluso el agua de las tuberías. Pero debes tener mucha precaución con la temperatura de la propia tubería

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog