¿Cómo arreglar un grifo que gotea?

Para saber cómo arreglar un grifo que gotea, lo primero que vamos a necesitar es comprender cuál es la causa del goteo. De esta forma, podremos solucionar el problema de un modo sencillo y efectivo y, muchas veces, sin necesidad de sustituir el grifo en su conjunto. 

¿Por qué puede gotear un grifo?

Tanto si se trata del grifo de la cocina como de uno de los del baño, existen diversas causas que pueden hacer que un grifo pierda agua. Algunas de las más habituales son las siguientes: 

  • Acumulación de cal en alguna de sus piezas: Es, probablemente, la causa más común del goteo de agua en un grifo. La cal suele acumularse en la junta de caucho o en la goma de cierre. Esta acumulación de cal hace que la junta o la goma termine por no encajar correctamente, lo que lleva a que el agua circule por el circuito y que, al final, el grifo termine por perder agua y gotear. 
  • Rotura de alguna pieza del grifo: Otra posibilidad que puede causar que un grifo gotee es que alguna de sus piezas se haya roto. En este caso, puede tratarse de la propia junta o goma de cierre o, incluso, de alguna otra pieza que se haya roto o desgastado por el uso. De nuevo, esto provoca que el sistema no selle correctamente el circuito del agua y que, en consecuencia, el agua circule y el grifo termine por gotear. 
New Call-to-action
  • Piezas mal ajustadas: Finalmente, otra de las causas que pueden llevar a que un grifo gotee es que alguna de sus piezas no esté bien ajustada. En este caso, no tendremos que cambiar ninguna pieza, ya que no están dañadas o en mal estado. Simplemente, bastará con ajustar las juntas correspondientes para asegurarse de que todo el dispositivo funciona correctamente. 
Arreglar un grifo que gotea: ¿por qué?

¿Cómo arreglar un grifo que gotea paso a paso?

Si uno de los grifos de casa gotea y queremos arreglarlo deberemos hacer lo siguiente: 

  1. Cerrar la llave del paso de agua

    Lo primero que debemos hacer para arreglar un grifo que gotea es cerrar la llave que da paso al agua. De esta forma, podremos trabajar con el grifo y desmontarlo sin problema. Recuerda que, aunque hayas cortado el agua, al desmontar el grifo, es habitual que quede algo de agua residual en el circuito. Por ello, se recomienda tener a mano un recipiente y un trapo con el que poder recoger esta agua sobrante. 

  2. Desmontar el grifo 

    Una vez que hemos cerrado la llave del agua, debemos proceder a desmontar el grifo. Para ello necesitaremos una llave inglesa, que nos permitirá desenroscar las ruedas que fijan el grifo. Al desmontar el grifo, es recomendable colocar las piezas sobre una superficie de forma ordenada. De esta manera, podremos volver a montarlo sin problema y sin dudar del lugar que ocupaba cada una de las piezas. 

  3. Buscar el problema

    El siguiente paso para arreglar un grifo que gotea pasa por buscar cuál es el problema. Ahora que tenemos todas las piezas del grifo delante, debemos encontrar cuál de ellas se encuentra en mal estado (acumulación de cal, suciedad, rotura o deterioro, etc.). Si no encontramos ninguna pieza que esté en mal estado, es probable que el problema se deba a que alguna de ellas estaba mal ajustada, por lo que podremos volver a montar el grifo y comprobar si así se soluciona el problema del goteo. 

  4. Solucionar el problema

    Una vez que localicemos la pieza que está en mal estado deberemos solucionar el problema. En el caso de que la pieza se pueda arreglar limpiándose, lo haremos de esta forma. Si, por el contrario, la pieza está en muy mal estado, será necesario sustituirla por otra nueva. En este caso, lo más aconsejable es llevar la pieza que queremos sustituir a la tienda, ya que así podremos asegurarnos de que la pieza que adquirimos para sustituir la pieza dañada es la misma. 

  5. Volver a montar el grifo y comprobar su funcionamiento

    Una vez que hemos sustituido la pieza dañada, volvemos a montar el grifo. En este proceso debemos prestar especial atención a colocar todas las piezas en el mismo lugar original en el que estaban, así como a ajustar correctamente todas las piezas para evitar que el grifo pueda gotear por causa de que alguna esté mal ajustada. Finalmente, procedemos a volver a abrir la llave del agua y comprobamos el funcionamiento del grifo y si este gotea o no. Arreglar un grifo que gotea: funcionamiento

Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para tus proyectos de hogar y bricolaje. Además, nuestros expertos te aconsejarán en caso de duda y te ayudarán a elegir los productos que mejor se adaptan a tus necesidades. Necesites lo que necesites, lo tienes en BAUHAUS.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog