¿Cómo colgar una puerta corredera en pladur?

Las puertas correderas se pueden instalar exteriores o interiores al muro en el que se ubican. Las puertas correderas exteriores son fáciles de instalar. Apenas necesitan un carril superior que permita su desplazamiento y poco más. Sin embargo, si quieres saber cómo colgar una puerta corredera en pladur y que quede completamente oculta, vas a necesitar trabajar un poco más. En este artículo te contamos cómo puedes instalar una puerta corredera en pladur igual que lo haría un profesional. Sigue leyendo y ¡toma nota!

New Call-to-action

Tipos de puertas correderas

A grandes rasgos podemos decir que existen dos tipos de puertas correderas: 

  • Externas: son puertas correderas que se cuelgan de un carril superior a la apertura del hueco de la puerta. Al abrirlas, la hoja de la puerta se coloca delante de la pared, permaneciendo visible aunque la puerta esté abierta.
  • Empotradas: este tipo de puertas correderas cuentan con un casetón que permite ocultar la hoja de la pared dentro de la pared cuando la puerta se abre. Son más elegantes y aíslan mejor tanto a nivel térmico como acústico. Al necesitar contar con la instalación de un casetón o estructura que oculte la puerta, su instalación es algo más complicada que las puertas correderas exteriores. 

Si queremos colgar una puerta corredera en pladur, podemos hacerlo tanto con una puerta corredera externa como con una empotrada. No obstante, el resultado siempre será más elegante y confortable si escogemos una puerta corredera empotrada.

¿Cómo colgar una puerta corredera en pladur paso a paso?

Para colgar una puerta corredera en un muro de pladur debemos seguir los siguientes pasos: 

  1. Tomar medidas para la instalación del casetón 

    Lo primero que debemos hacer para instalar una puerta corredera en una pared de pladur es tomar medidas. Tenemos que tener en cuenta que vamos a necesitar el hueco de apertura de la puerta y, a un lado, el hueco en donde se instalará el casetón (la caja que oculta la hoja de la puerta corredera). 

    Después de tomar las medidas, debemos comprar una puerta corredera y un casetón que quedan en el espacio que tenemos disponible.

  2. Abrir el hueco para instalar el casetón

    Una vez que tenemos la puerta corredera y el casetón, se recomienda presentarlos a la pared en la que vamos a instalarla. De esta forma, nos aseguramos de que las medidas son las correctas y de que cabrá en el espacio disponible. 

    Ahora debemos retirar la parte del muro en la que vamos a instalar el casetón de la puerta corredera. Para ello, debemos despejar el espacio de trabajo y tirar la parte del muro que se corresponde al espacio. En este sentido, es muy importante que nos aseguremos de que se trata de un tabique o un muro de pladur, y no de un muro de carga

    Lo más recomendable es tirar solo la parte que vamos a necesitar para empotrar el casetón de la puerta corredera. De esta forma, tendremos que trabajar menos a la hora de fijar el casetón a la pared.

  3. Montar el casetón y fijarlo al hueco de la pared 

    Antes de colgar la puerta corredera en pladur, debemos montar la estructura en la que se colgará. Es decir, el casetón. En este punto, es importante tener en cuenta que cada modelo de casetón y de puerta corredera presentan sus propias características y diferencias, por lo que es importante que sigamos las instrucciones del fabricante para asegurarnos un montaje correcto

    En general, la mayoría de este tipo de estructuras se deben montar por separado y, una vez montadas, se colocan en el hueco de la pared donde va a ir la puerta. A continuación, debemos fijar la estructura del casetón a hueco utilizando embocaduras de madera (igual que haríamos si fijásemos el marco de una puerta abatible). 

  4. Colgar la hoja de la puerta corredera en el casetón

    Una vez que tenemos fijado el casetón a la pared, debemos colgar la hoja de la puerta a la estructura. Para ello debemos fijar la hoja a los carriles de arriba de la estructura y, por lo general, también a uno de los lados (hacia donde se ocultará). Según el modelo de puerta corredera que tengamos, se hará de un modo u otro. Por ello, es importante seguir las instrucciones del fabricante en cada caso. 

    Lo más habitual es que la hoja de la puerta venga cubierta con un plástico o papel protector. Se recomienda no retirarlo todavía, ya que protegerá la superficie de la hoja mientras seguimos trabajando. 
    colgar puerta corredera en pladur

  5. Colocar las cubiertas del casetón 

    Después de haber comprobado que la hoja de la puerta corredera se desliza correctamente, podemos proceder a colocar las cubiertas protectoras del casetón. Estas cubiertas tapan la caja en donde se guarda la hoja de la puerta al abrirla y nos permite aplicar yeso o cualquier otro revestimiento encima. 

  6. Trabajos de albañilería para tapar el casetón y fijar la puerta 

    A continuación, debemos realizar los trabajos de albañilería correspondientes para tapar el casetón y que quede perfectamente integrado en la pared de pladur. Se recomienda no retirar las embocaduras que mantienen fijo el casetón. En lugar de eso, las mantenemos y las integramos junto a la masilla, el yeso o cualquier otro tipo de material que utilicemos para el revestimiento de la pared. 

  7. Pintar la pared


    Una vez que los trabajos de albañilería estén terminados, procedemos a pintar la pared para darle un aspecto homogéneo con el resto de la habitación. 


Como puedes ver, instalar y colgar una puerta corredera en pladur es más sencillo de lo que puede parecer en un principio. Solo necesitas la puerta y el casetón y las herramientas necesarias para hacer el trabajo. Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para este y cualquier otro proyecto de bricolaje que tengas entre manos. Necesites lo que necesites está en BAUHAUS.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 1.4 / 5. Total votos: 9

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog