¿Cómo adaptar tu casa a la decoración industrial?

El estilo industrial tiene unas características muy definidas: paredes sin yeso y al natural, muebles de madera tosca, mucho acero y metal, que recuerdan al duro encanto de los suelos de las antiguas fábricas… Todo ello con un diseño de planta abierta, donde  la cocina, el salón y el comedor se fusionan perfectamente entre sí. Un espacio en donde las vigas de acero estructuran el espacio en las zonas individuales. ¿Quieres convertir tu casa en el estudio de un artista real? ¡Ven con nosotros!

Características de la decoración industrial

El estilo industrial se originó en Nueva York y Londres en las décadas de 1960 y 1970. Debido a que el espacio habitable asequible era escaso, los artistas convirtieron edificios industriales vacíos en estudios en los que vivían al mismo tiempo. A medida que más y más salas históricas se convertían en lofts, se estableció este estilo, que se caracterizaba principalmente por lo perfectamente imperfecto.

Ya hemos dado muchas pistas de cómo es la decoración industrial. Es un estilo muy usado, ya que intenta evocar cómo era una fábrica hace ya unas décadas gracias a sus paredes al natural, a elementos metálicos y al concepto abierto del estilo. Por eso vamos a darte unos tips sobre qué elementos usar o cómo usarlos para que tu casa tenga ese estilo industrial que tanto estás buscando.

New Call-to-action

Muebles de metal pesado

El metal es uno de los elementos que caracteriza a la decoración industrial, ya que aporta ese aroma a fábrica de los años 60-70, en pleno auge industrial. Un metal sin tratar es de lo más característico, junto con la madera sin tratar. Además, los signos significativos de desgaste o de pintura descascarillada, son imprescindibles, aunque se pueda usar también muebles de apariencia minimalista nada lujoso. 

Unos pocos muebles cuidadosamente seleccionados, y colocados de manera inteligente potencian la generosidad de la planta abierta y transmiten una gran sensación de espacio.

decoración industrial características
Este estilo es ideal para la decoración industrial

La forma sigue la función en la decoración industrial

Las formas de los diferentes elementos también ayudan a conseguir un estilo industrial auténtico. Por ejemplo, las luces industriales de gran volumen acompañan muy bien el estilo. 

El objetivo de estas luces era iluminar talleres y almacenes completos, por eso su diseño era únicamente funcional, sin dar valor a la imagen. Estas gigantescas luces industriales estaban fabricadas con una robusta chapa de acero y llegaban a alcanzar un diámetro de 50 centímetros y una altura de casi un metro. 

Las variantes más pequeñas daban luz sin deslumbrar en la sala de estar, y estaban dispuestas como un punto de atracción sobre la mesa del comedor.

decoración industrial lampara colgante
decoración industrial lampara colgante redonda
Estas dos opciones son un buenísimo ejemplo de cómo iluminar una decoración industrial

Diseño de paredes y pisos

Para una buena decoración industrial, lo mejor es empezar por el principio: el suelo y las paredes. El suelo típico de hormigón puede sustituirse por  robustos tablones de madera, con el objetivo de crear un ambiente cálido y hogareño. También las baldosas de piedra natural son una opción, tal y como era típico encontrar en las antiguas fábricas. 

Las paredes con el ladrillo a la vista son un elemento que debería estar en algún punto de la casa: demasiado hermosas como para tenerlas ocultas. El cálido color rojo ladrillo emana la seguridad de una construcción sólida. Si no puedes tener una pared de ladrillo al aire, también es posible recurrir al papel pintado vinílico o al revestimiento cerámico.Esta pared, junto con las tuberías (pueden ser objetos decorativos y no las tuberías originales de la casa) y las vigas de acero vistas completan el aspecto industrial de una casa.

La importancia de una buen combinación

Para que los muebles no se vean demasiado fríos, recomendamos una combinación de nuevo y viejo, suave y duro, fresco y cálido. Porque cuando los muebles hechos de acero y metal se encuentran con madera sin tratar, cuero patinado y textiles esponjosos, todo se vuelve hogareño.

Otros elementos como los bancos de trabajo antiguos, los taburetes giratorios o luces, las cajas de vino encontradas y los letreros de neón, las ruedas dentadas o los letreros de hojalata completan el aspecto de taller improvisado. Ten en cuenta que el aire vintage queda muy bien con el estilo industrial.

La decoración industrial es una forma muy original de darle personalidad a tu casa. Es una decoración simple y sencilla, pero que, en conjunto, hace las delicias de cualquiera. ¡Manos a la obra!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog