Cómo aislar ventanas paso a paso 

Las ventanas son uno de los principales puntos de fuga de casa. Por ello, son una de las principales vías de entrada del frío en invierno y del calor en verano. Sin embargo, si contamos con unas ventanas bien aisladas, conseguiremos reducir esta fuga térmica y aislar tanto del frío y calor como del ruido. Todo esto comporta ahorrar dinero en climatización y conseguir crear un hogar mucho más confortable. Si quieres saber cómo puedes aislar ventanas sin necesidad de cambiarlas por completo, sigue leyendo y te lo explicamos.

5 formas de aislar ventanas y mejorar el aislamiento térmico

La forma más efectiva de mejorar el aislamiento de cualquier ventana es sustituirlas por ventanas de doble cristal y con rotura de puente térmico. Aunque existen algunos trucos que nos pueden ayudar a conseguir un efecto similar sin necesidad de cambiarlas por completo

New Call-to-action

Para ello, podemos seguir los siguientes pasos: 

  1. Reparar y sellar el marco

    El marco de la ventana es uno de los puntos de fuga más habituales. Lo correcto es que el marco esté completamente adherido a la pared donde está instalado. Esto significa que no hay ningún tipo de agujero ni grieta alrededor. Estos pequeños desperfectos son suficientes para que la temperatura del exterior entre en el interior de casa, rompiendo por completo el aislamiento térmico de una habitación.

    El primer paso que debemos llevar a cabo para aislar ventanas será comprobar el estado del marco de la ventana y de la pared de su alrededor. Si encontramos grietas o agujeros de cualquier tipo, deberemos taparlos y sellarlos por completo. Dependiendo del tamaño de estos desperfectos, podemos aplicar distintas soluciones. 
    En el caso de desperfectos pequeños como simples grietas o agujeros pequeños, podemos aplicar directamente una masilla para reparar desperfectos domésticos. 
    Si el desperfecto es de mayor tamaño y la masilla no es suficiente, podemos aplicar primero espuma de poliuretano. A continuación, cuando esté seca, podemos cubrirla con masilla. 
    Por último, debemos pintar la pared y el resto de la zona en la que hemos trabajado. 

    aislar ventanas

  2. Instalar burletes en las hojas de la ventana

    Lo siguiente que tenemos que hacer para aislar ventanas es instalar burletes. Los burletes son tiras adhesivas que mejoran el aislamiento de cualquier carpintería donde se colocan (sirven tanto para puertas como para ventanas).

    En el caso de las ventanas, los burletes los colocaremos en las zonas de cierre de las hojas, adaptándose a la forma y tipología de cada ventana. Por ejemplo, en el caso de una ventana corredera, los colocaremos en cada uno de los laterales de cada hoja, lo que ayudará a evitar que estos límites se conviertan en un punto de fuga térmica. Además, también ayuda a aislar del ruido exterior.

  3. Colocar cortinas aislantes


    El último paso que nos va a ayudar a aislar ventanas es la colocación de cortinas. Además de ser decorativas, las cortinas constituyen una barrera adicional que ayuda a evitar las fugas térmicas (tanto en verano como en invierno).

    Desde el punto de vista de aislar ventanas, lo más recomendable es que la cortina sea lo más grande posible (desde el suelo hasta el techo). También se recomienda que tenga al menos dos capas (por ejemplo, un visillo y la propia cortina). Además, también es importante que escojamos una cortina con un tejido grueso. De esta forma, la barrera térmica que se crea es mayor y esto ayuda a evitar que la ventana se convierta en un punto de fuga térmico y así aislar del frío, calor e incluso ruido. 

    Además de las cortinas, instalar estores también es otra opción que nos ayudará a mejorar a aislar del frío y ruido. 

    aislar ventanas

  4. Aplica películas de control solar

    Las películas de control solar son películas adhesivas que se aplican a la superficie de los cristales. Ayudan a reducir la entrada de calor en verano y a retenerlo en invierno, lo que ayuda a aislar del frío y calor. Además, estas películas son económicas y fáciles de instalar.

  5. Aísla las cajas de las persianas

    La caja de las persianas, un espacio que se abre al exterior, puede generar ciertos problemas en lo que respecta al aislamiento. Algunas cajas ya vienen equipadas con sistemas de aislamiento integrados. Pero si no cuentas con uno, existen alternativas que pueden resultar útiles si sospechas que el frío se está infiltrando a través de ella. Los paneles aislantes o las planchas de poliestireno extruido son materiales específicos que contribuyen a aislar del frío y ruido el interior de la caja de las persianas.

La mejor forma de aislar ventanas es instalando ventanas con doble cristal y con rotura de puente térmico. Pero si buscas una alternativa más económica, sigue estos trucos que, paso a paso, nos pueden ayudar a mejorar el aislamiento de ventanas más antiguas. Algo muy útil hasta que llegue el momento de cambiar las ventanas por completo. 

En BAUHAUS encontrarás todos los materiales y herramientas que necesitas para aislar ventanas en tu casa. Además, si también estás pensando en cambiar las ventanas en conjunto, en cualquiera de nuestros centros te aconsejaremos sobre cómo hacerlo y cuál es la opción que mejor se adapta a tus necesidades.

New Call-to-action

Preguntas frecuentes sobre aislar ventanas

¿Cuáles son los signos de que necesito aislar ventanas?

Los signos de que tus ventanas necesitan aislamiento incluyen la presencia de corrientes de aire perceptibles, condensación en el interior de los cristales y un aumento notable en tus facturas de energía debido a la pérdida de calor o frío a través de las ventanas.

¿Cuáles son los costos involucrados en aislar ventanas sin cambiarlas?

Los costos de aislar ventanas sin cambiarlas varían según el método elegido. Por ejemplo, el sellado con burletes puede costar entre 20-50 euros por ventana, mientras que las películas de control solar pueden oscilar entre 30-100 euros por ventana.

¿Cómo puedo evaluar la eficacia de aislar ventanas una vez realizado?

Observa si se han reducido las corrientes de aire y la condensación en los cristales. Además, puedes medir el consumo de energía antes y después del aislamiento para determinar si hay ahorros significativos en tus facturas.

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 2.9 / 5. Total votos: 11

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Guía del mes

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

1 comentario

Gemma

Este blog esta muy bien y es maravilloso

section-background
Suscríbete al blog