Cómo aislar ventanas de manera sencilla

Cuando llega el frío o calor, cualquier resquicio en nuestras ventanas puede provocar que la estancia sufra un cambio brusco de la temperatura, lo cual no permite que se mantenga una temperatura agradable dentro, además de que el gasto energético se dispara. Lo ideal es contar con unas ventanas de buena calidad, que nos protejan del frío y de otras inclemencias del tiempo. De hecho, esto se comprueba tocando el cristal: si está frío, significa que no aísla bien. Sin embargo, es posible poner en práctica algunas soluciones que permiten un mayor aislamiento. Por eso, en este artículo vamos a mostrarte cómo aislar ventanas de manera sencilla.

New Call-to-action

Algunas soluciones para aislar ventanas

Algunas sencillas soluciones que puedes poner en práctica para aislar las ventanas de tu vivienda son las siguientes. Te explicamos cómo realizarlas: 

Elige bien la persiana

Efectivamente, se pueden aislar las ventanas del frío con la elección de una buena persiana, que además refuerza el aislamiento acústico. Por una parte, debes prestar atención al material de las lamas: el PVC es un buen aislante y es económico, mientras que el aluminio con espuma de poliuretano ofrece un mayor aislamiento térmico y acústico. 

Por su parte, el cajón donde se recoge la persiana ha de ser de PVC, pues ofrece un mayor aislamiento térmico. Si cuentas con un cajón de aluminio, puedes usar un aislante en espuma o rollo para protegerlo. 

Coloca burletes

Los burletes son unas bandas de silicona u otro material (espuma, caucho, cepillo) que se colocan en los bordes de cualquier estructura para sellarla herméticamente, de manera que evitan que se cuele el aire u otras infiltraciones. En el caso que nos ocupa, disponerlos en los cierres permite un mayor aislamiento. 

Aislar ventanas

Sella el cerco de las ventanas

Con un sellador de espuma de poliuretano puedes evitar que el frío se cuele por las ventanas. Para esta opción necesitas una pistola selladora, de manera que introduzcas el sellador por los posibles huecos que pueda haber en las juntas de las ventanas. Una vez seco el producto, deberás cortar lo que sobre, lijar y pintar. 

Coloca paneles de aislamiento

Son láminas que se colocan sobre los cristales de las ventanas, de manera que crea una bolsa de aire que evita que el aire frío se cuele al interior de la estancia. Se instalan fácilmente y apenas se perciben. 

New Call-to-action

Instala un doble acristalamiento

Para que el frío se mantenga fuera de la vivienda es imprescindible contar con unos buenos cristales. Si no es el caso, una buena solución consiste en instalar un doble cristal para aislar las ventanas correctamente. 

Coloca unas cortinas térmicas

Las cortinas térmicas consiguen aislar del frío, por lo que es una buena solución para aislar las ventanas. Cuanto más tupida y gruesa sea la tela, y cuanto más espacio ocupen las cortinas, mejor aislamiento ofrecerán. Lo ideal es que cubran toda la superficie de la ventana. 

Pega un plástico de burbujas a la ventana

En caso de que el frío llegue a ser insoportable, sobre todo durante los días de temperaturas más bajas del invierno, una posible solución es pegar un plástico de burbujas a la ventana. Corta el plástico a la medida de la ventana, rocía agua en la ventana y pega el plástico. Puede quedarse hasta varios meses pegado. 
Acércate a tu centro BAUHAUS más cercano para conocer todas las novedades para aislar las ventanas y déjate asesorar por nuestros profesionales. ¡Te esperamos!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog