Cómo arreglar un grifo que gotea: pasos que debes seguir

Los grifos que gotean son uno de los problemas de fontanería más habituales. En la mayoría de los casos, se trata de algo que podemos solucionar nosotros mismos. En este artículo te contamos qué debes saber al respecto y cómo puedes arreglar un grifo que gotea igual que lo haría un profesional. ¡Toma nota!

¿Por qué gotea el grifo? Las causas

Existen distintas situaciones en las que un grifo puede gotear el grifo del baño o la cocina. Algunos de los motivos más comunes son los siguientes: 

  • Mal uso del grifo
  • Una instalación mala o ineficiente
  • Acumulación de cal o suciedad 
  • Erosión o deterioro de alguna o varias piezas 

En general, siempre que un grifo gotee, debemos solucionarlo. De lo contrario, el problema podría ir a peor y, al final, el grifo se estropeará del todo, obligándonos a tener que cambiar todo el dispositivo.

New Call-to-action

Cómo arreglar un grifo que gotea paso a paso en sencillos pasos

Los pasos que debemos seguir para arreglar un grifo que gotea son los siguientes: 

  1. Cerrar el paso del agua para arreglar el grifo.

    Lo primero que debes hacer es cortar el agua. De esta forma, podremos desmontar el grifo sin problema y arreglarlo. En este sentido, es importante recordar que, aunque la llave de paso esté cerrada, siempre queda algo de agua residual en la tubería. Por ello, cuando desmontes el grifo, es recomendable tener a mano un trapo y un cubo o recipiente en el que poder recoger el agua sobrante. 

  2. Retirar el embellecedor.

    El siguiente paso consiste en retirar el embellecedor, en el caso de haberlo. Esto se puede hacer de forma manual, con un destornillador o con una llave inglesa. Dependerá del tipo de grifo con el que estés trabajando. 

  3. Desmontar el cuerpo del grifo .

    A continuación, con ayuda de una llave inglesa o una llave Allen, desmonta el cuerpo del grifo. En este paso es importante que te fijes en el estado de la junta de caucho. Esta pieza del grifo suele deteriorarse con el paso del tiempo y el uso del propio grifo. Si está en mal estado, es muy probable que el goteo del grifo se deba a esto. Si es así, tendrás que sustituirla por una nueva.

  4. Reemplazar las partes del caño dañadas.

    Además de fijarte en la junta de caucho, debes revisar cada una de las piezas del grifo. Es probable que haya zonas con acumulación de cal o suciedad. Debes limpiarlas lo mejor que puedas, ya que también pueden ser una de las causas por las que el grifo esté goteando.

    Por otro lado, aunque es poco probable, asegúrate de que ninguna de las piezas de metal esté rota.

  5. Vuelve a montar el grifo.

    Una vez que hayas hecho todas las comprobaciones y limpiado o sustituido las piezas dañadas o en mal estado, puedes volver a montar el cuerpo del grifo. A continuación, coloca también el embellecedor, si lo hay.

    Arreglar un grifo que gotea: funcionamiento

  6. Abre el agua.

    Por último, activa la corriente del agua y abre y cierra el grifo un par de veces para comprobar que funciona correctamente. Asimismo, comprueba también si el grifo ya no gotea después de haberlo limpiado y arreglado.

Arreglar un grifo que gotea: ¿por qué?

Como ves, arreglar un grifo que gotea es mucho más fácil y sencillo de lo que parece. Solo necesitas los materiales y las herramientas necesarias y lo puedes solucionar tú mismo. En BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para tus proyectos de bricolaje en el hogar. Busques lo que busques, lo tenemos en BAUHAUS

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 3 / 5. Total votos: 4

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog