Cómo cambiar tu lavabo antiguo por uno nuevo

¿Estás cansado de tener un lavabo uniforme y sin personalidad? ¡Pues aquí te traemos la solución! Cambiar tu lavabo antiguo por uno nuevo es más simple de lo que parece; ¡sólo vas a necesitar un destornillador!

Además, también puedes aprovechar para cambiar tu portarrollos y tu mueble de lavabo. Y, ¿porqué no lo construyes tú mismo? El uso de estantes de madera natural como mueble no sólo dará un toque moderno y diferente a tu baño sino que también ofrece mucho espacio de almacenamiento. Otra ventaja de este mueble es que las dimensiones son variables así que se pueden adaptar a todos los baños (tanto grandes como medianos como más pequeños); y, también, puedes combinar distintas medidas de estantes aportando así un toque de originalidad y personalidad aún más único

¡En este post te enseñaremos a cambiar tu lavabo y, al mismo tiempo, hacer tu propio mueble de lavabo nuevo!

New Call-to-action

¿Qué materiales y herramientas vas a necesitar para cambiar tu lavabo?

Materiales

Herramientas

cambiar lavabo

Paso a paso: cómo cambiar tu lavabo antiguo y construir tu mueble de lavabo nuevo

  1. Preparar los tablones

    El primer paso es cortar los tablones a la medida deseada; este paso lo puedes realizar tú mismo con una sierra de calar o una sierra circular o, al comprar los tablones, puedes acudir a la sección de madera de nuestros centros BAUHAUS para que te las corten en las medidas deseadas.

    A continuación se tienen que lijar los tablones empezando con la lijadora de banda y acabando con el papel de lija.

    Antes de acabar totalmente con el lijado, debes aplicar la pintura o esmalte en el color que desees y, una vez se haya secado, una capa de barniz transparente impermeable.

    ¡Recuerda pintar siempre en la dirección de la veta!cambiar lavabo

  2. Fijar las escuadras de soporte

    Las escuadras de soporte servirán como soporte para los tablones de madera que vayas a usar.

    Llegados a este punto tienes que decidir dónde, a qué altura y a qué separación irán colocados los tablones que hayas escogido. Con la ayuda de un lápiz marca la posición donde irá el soporte y, con el taladro inalámbrico, realiza los agujeros.

    Posteriormente, coloca los tacos a la medida correcta y atornilla las escuadras de soporte a la pared.

  3. Atornillar los tablones al soporte y recortar el hueco para el sifón de lavabo

    Una vez fijados los soportes es momento de colocar y atornillar los tablones inferiores a las escuadras para que no se muevan cuando se vayan a usar.

    A la tabla destinada para ir debajo del lavabo se le tiene que realizar un agujero para el sifón; al igual que en el primer paso, este lo puedes realizar tú mismo o puedes acudir a la sección de madera de tu centro BAUHAUS. En caso que decidas cortarlo en casa, te recomendamos que uses una sierra de calar al tratarse de un corte circular.

    Una vez hecho el agujero, se tienen que lijar con el papel de lija los bordes recortados para que queden lisos. Este tablón en concreto no será colocado hasta que no se haya instalado el lavabo.como renovar el baño

  4. Decidir la posición del lavabo

    Con la ayuda de un nivel de burbuja y un metro plegable, determina la posición exacta de tu lavabo; es importante que marques los puntos de sujeción del lavabo.

    No importa si estas sustituyendo o haciendo la instalación de tu lavabo, la medición y determinación exacta de los agujeros para taladras es imprescindible y muy importante.

    Te recomendamos que para una instalación más eficaz, rápida y fácil, realices este paso junto con otra persona ya que mientras una sujeta el lavabo, la otra puede determinar y marcar los puntos de sujeción.

  5. Preparar la fijación del lavabo

    Una vez determinada la posición del lavabo, realiza los agujeros con la ayuda del taladro eléctrico en las marcas previamente hechas; una vez realizados, coloca los tacos pertinentes con la ayuda de un martillo de goma.

    A continuación, atornilla en los tacos los pernos de doble rosca hasta que estén firmes y bien fijados a la pared.

    En el caso de que las conexiones de agua fría y agua caliente aún tuvieran un tapón ciego, sustitúyelo con válvulas. Recuerda envolver previamente las roscas de las tuberías con cinta de teflón o cáñamo.cambiar lavabo

  6. Montar el grifo al lavabo

    Antes de colocar el lavabo fijamente a la pared te recomendamos que primero fijes el grifo a este ya que te será mucho más fácil al aún tener acceso al lavabo desde todos los ángulos. Simplemente tienes que fijar los latiguillos de conexión de agua fría y agua caliente en las respectivas tomas del grifo, colocar la junta de goma y apretar al máximo las tuercas con la ayuda de una llave inglesa o llave de boca.

    Para la instalación de la válvula de drenaje o desagüe, debes colocar en la parte de arriba del lavabo la parte superior de la válvula (embellecedor) y, en la parte inferior del lavabo, el desagüe junto con la junta de goma. Una vez esté todo bien colocado, aprieta el tornillo con la ayuda de un destornillador para que quede fijo.

  7. Fijar el lavabo

    Al igual que en pasos anteriores, en este también te recomendamos que llames a otra persona para que te ayude.

    El lavabo será instalado colocando los pernos de suspensión de la pared en los agujeros que se encuentran en la parte trasera del lavabo. A continuación, aprieta las tuercas con la ayuda de una llave inglesa para que el lavabo quede bien fijado.

    Es importante que compruebes con el nivel de burbuja que el lavabo se encuentra en posición horizontal; en el caso que fuera necesario, corrige la posición.

  8. Conectar el sifón y el agua

    ¡Ya queda poco! Ahora ha llegado el momento de conectar el sifón. Un extremo del sifón debe colocarse en la válvula de drenaje que hemos instalado previamente al lavabo y el otro extremo se conecta al desagüe de la pared. Su fijación es muy sencilla: solamente debes ajustar las roscas del sifón. Por último, junta las dos piezas del sifón y recuerda aplicar sello o pegamento para PVC para que no se produzcan fugas y quede todo bien sellado.

    Al terminar con el sifón, solo quedará conectar los latiguillos de conexión de agua fría y agua caliente a las llaves de paso correspondientes. Para que no se produzcan fugas, recuerda usar cinta de teflón.

    Finalmente, recuerda comprobar que todas las conexiones realizadas funcionan y que no se produzcan fugas de agua.

  9. Atornillar el último tablón al soporte

    El último paso es ubicar la tabla superior a los soportes ya colocados previamente: sólo tienes que deslizar la tabla por debajo del lavabo y atornillarla a las escuadras de soporte.cambiar lavabo

Como puedes comprobar, sustituir tu lavabo y, al mismo tiempo, tu mueble de lavabo es más fácil de lo que suena. Si quieres aportarle a tu baño aún más personalidad, existen infinidad de opciones sencillas para darle a tu baño un aspecto más nuevo sin la necesidad de ensuciarte mucho las manos.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog