Depósito de agua subterráneo: tu propio suministro de agua

¡La mejor agua para tu césped, tu jardín y tu huerto es aquella que proviene directamente desde el cielo! ¿Y qué mejor manera que instalar un depósito de agua subterráneo en tu jardín para recolectar toda el agua de la lluvia?

Esta agua es la perfecta para tu jardín y tus plantas ya que es suave y baja en cal además de que es una nueva manera de ahorrar agua. Todo lo que vas a necesitar es un depósito de agua subterráneo, una bomba de agua y tuberías. Y, si no te convence o no tienes suficiente espacio para este tipo de depósito de agua, puedes colocar un depósito de agua normal en tu jardín.

¡En este post te contamos todo lo que necesitas saber para instalar tu propio depósito de agua subterránea en tu jardín!

Paso a paso: cómo instalar un depósito de agua subterráneo en tu jardín

Atención: te recomendamos que realices esta instalación entre dos personas ya que te resultará más fácil planificar y colocar correctamente con la ayuda de una segunda persona.

  1. Planificar la instalación

    Para la instalación de un depósito de agua subterránea solamente vas a necesitar dos cosas: lluvia y un techo con canaleta dónde poder recolectar el agua. En el caso que no tengas cerca la canaleta de tu casa, puedes usar la inclinación de techo de tu caseta de jardín ya que este es siempre el punto de transición hacia el depósito de agua.

  2. Preparar el terreno

    El tamaño del depósito de agua subterránea es muy fácil de calcular ya que, mayoritariamente, depende del tamaño de tu jardín. Es importante que, una vez hayas fijado la ubicación aproximada de tu depósito de agua subterránea, lo marques con estacas de madera y cordeles para que sepas donde cavar; recuerda mantener, al menos, un metro de distancia entre los cimientos de la casa y de los posibles árboles que tengas en tu jardín.

    En esta planificación también ten en cuenta las tuberías y conexiones de suministro y descarga que tendrás que instalar más tarde.

    En nuestro caso, el agujero que hemos marcado es de medio metro de profundidad y unos 20 centímetros más ancho que el tanque.

  3. Escoger el depósito de agua subterráneo

    En el mercado, actualmente existen muchas variedades de tanque tanto en tamaño como en forma; por esta razón, si no tienes claro exactamente que depósito de agua subterránea es el más adecuado para ti, acudas a la sección de jardín de nuestros centros BAUHAUS.

    Una cosa sí que está clara cuando se habla de depósitos de agua: ¡todos tienen un tamaño grande! Incluso un tanque con una capacidad de 1.300 litros tiene un tamaño más grande de lo que te esperas.

  4. Preparar las conexiones

    Antes de cavar el agujero, es importante que prepares todas las conexiones de agua para comprobar que funcionan correctamente.

    Para ello, coloca la entrada de agua, el rebosadero, el distribuidor y el tamiz o colador aproximadamente en la posición final del depósito de agua.

  5. Hacer el agujero para el depósito de agua

    En este punto, tienes dos opciones: puedes cavar el agujero manualmente con palas y con mucha ayuda o puedes cavar susodicho agujero con una excavadora. Además, en el caso que quieras alquilar una excavadora, en algunos centros de BAUHAUS te ofrecemos un servicio de alquiler de maquinaria de este nivel.

    En el momento en el que procedas a hacer el agujero, es posible que tengas que reforzar las paredes para que no se derrumbe todo el suelo; igual de importante es ir retirando las piedras y el resto de raíces.

  6. Enterrar el tanque

    Antes de hundir el depósito de agua subterránea en el agujero previamente hecho, es importante que compactes bien la tierra y añadas una capa de grava. También es importante que toda la tierra quede bien nivelada para que el tanque quede totalmente recto y se pueda sacar el máximo provecho de toda el agua de lluvia recolectada.

    El siguiente paso ya es colocar el depósito de agua en su sitio con la ayuda de la excavadora o de una segunda persona. A continuación, llena 1/3 del tanque con agua y ve rellenando todos los huecos con arena y grava mientras lo compactas todo constantemente.Depósito de agua

  7. Establecer las conexiones

    ¡Ya casi estamos! Es momento de establecer todas las conexiones necesarias. Recuerda que las tuberías que vayas a conectar tienen que tener una pendiente de, al menos, un 1% hacia la dirección del tanque.

  8. Instalar la bomba de agua

    La bomba de agua se instala encima del tanque; esta permitirá, posteriormente, bombear el agua de manera correcta. Finalmente, acaba de terminar de enterrar el tanque con tierra.Depósito de agua

  9. ¡Y ya estaría!

    El último paso es colocar la tapa del tanque y esperar a que empiece a llover para usar el agua y empezar a regar el jardín.Depósito de agua

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog