¿Cómo colocar un ventilador de techo?

Contar con un ventilador de techo es una forma fácil y barata de combatir el calor los meses de verano. Si quieres saber qué tienes que tener en cuenta para instalarlo, así como los pasos que tienes que seguir para hacerlo, sigue leyendo y te lo contamos.

New Call-to-action

Antes de colocar un ventilador de techo: ¿qué tener en cuenta?

Aunque instalar un ventilador de techo es sencillo, existen una serie de factores que debemos tener en consideración antes de hacerlo: 

¿Qué tipos de techos podemos encontrar?

A grandes rasgos, podemos encontrar techos sólidos y falsos techos. Según sea el caso, debemos adaptar la instalación del ventilador de techo a cada situación. 
En el caso de un techo sólido, será más complicado perforar la superficie para colocar el ventilador. Mientras que, en el caso de un falso techo, su colocación será bastante más sencilla, aunque debemos asegurarnos de que el falso techo aguante bien el peso del ventilador que hayamos escogido

cómo colocar un ventilador de techo

Elegir el lugar de la instalación 

Lo más habitual es que el ventilador de techo se instale en el centro de la habitación. Por ejemplo, de un dormitorio. Sin embargo, lo que debemos tener en cuenta es el lugar en el que pasaremos más tiempo

En el caso de un dormitorio, lo mejor es colocar el ventilador encima de la cama. En el caso de un salón, justo encima del sofá. En el caso de un comedor, justo encima del centro de la mesa, etc.

Cómo instalar un ventilador de techo paso a paso

Cada modelo de ventilador y cada tipo de techo puede presentar sus propias características, que deberemos tener en cuenta en la instalación. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los pasos básicos que debemos seguir en la instalación son los siguientes:

Colocar un ventilador de techo paso a paso:

  1. Preparar las herramientas y el espacio de trabajo


    Lo primero que debemos hacer para instalar un ventilador de techo es preparar las herramientas necesarias (destornillador y taladro) y adecuar la zona de trabajo.

    En este sentido, se deben retirar los muebles y el resto de objetos de la zona central del espacio de trabajo. Además, necesitaremos una escalera que nos permita alcanzar el techo para trabajar sin problema.

  2. Montar la estructura principal y las aspas


    Lo más habitual es que los ventiladores de techo vengan desmontados. Antes de empezar con la instalación propiamente dicha, deberemos montar el aparato. Para ello, debemos seguir las instrucciones del fabricante. En la mayoría de los casos, se trata de un montaje sencillo que consiste en atornillar las aspas al cuerpo central del ventilador y, a veces, unir un par de piezas más.

  3. Desconectar la corriente eléctrica

    Antes de empezar a trabajar en el techo, debemos desconectar la corriente eléctrica para evitar cualquier posible tipo de accidente.

  4. Presentar la placa de fijación

    La placa de fijación es la estructura en la que se deberá fijar el ventilador. Para ello, primero debemos presentar la placa de fijación al techo y, cuando esté en la posición correcta, marcar los agujeros en los que deben introducirse los tacos y los tornillos.

  5. Hacer los agujeros en el techo e introducir los tacos

    Una vez que tengamos los agujeros marcados, debemos hacerlos. Retiramos la placa de fijación y, con ayuda del taladro, procedemos a taladrar el techo. A continuación, debemos introducir los tacos en cada uno de los agujeros.

  6. Colocar la placa de fijación

    Ahora, volvemos a presentar la placa de fijación y, con los agujeros hechos y los tacos previamente introducidos, pasamos a atornillar la placa de fijación. 

  7. Presentar el ventilador con la caja abierta para conectarlo a la instalación eléctrica

    A continuación, procedemos a presentar el ventilador a la placa de fijación ya instalada. El siguiente paso será conectar los cables de la máquina del ventilador a la instalación eléctrica.

    Como este paso es más complejo que otros, es recomendable realizarlo entre dos personas. Una que realiza las conexiones y otra que sostiene el ventilador mientras se llevan a cabo. 

  8. Atornillar el ventilador a la placa de fijación

    Una vez que las conexiones están hechas, se puede proceder a atornillar el ventilador a la placa de fijación previamente instalada. 

  9. Volver a conectar la corriente eléctrica y comprobar el funcionamiento

    Finalmente, volvemos a activar el paso de la luz y comprobamos que el ventilador funcione correctamente. 

Ahora que ya sabes cómo instalar un ventilador de techo solo necesitas las herramientas y los materiales para hacerlo. En BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para este y para cualquier otro proyecto de bricolaje doméstico. Busques lo que busques está en BAUHAUS

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 3 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog