Relájate en casa con tu nueva hamaca colgante

¿Necesitar desconectar y descansar de tu rutina? ¿Hay mejor forma de hacerlo que con tu libro preferido en tu rincón favorito? Nosotros decimos que sí: ¡hacerlo mientras estás en una hamaca colgante hecha por ti mismo! Una hamaca colgante podrá aportar a tu hogar un toque de personalidad y de decoración único.

¿Sientes curiosidad por cómo hacerla? ¡Entonces no te vayas muy lejos! En este post te enseñaremos a hacer tu propia hamaca colgante y ¡no te preocupes, es muy sencillo!

Crea tu oasis de bienestar con un factor ¡WOW!

¿Por qué no darle a tu rincón diferente un factor WOW además de convertirlo en un oasis de bienestar? Las ventanas y las plantas verdes altas y exóticas son lo que convertirán tu rincón más especial de la casa en el lugar perfecto para evadirse de la rutina y centrase en uno mismo. Y, además, añadiendo una hamaca colgante el espacio adquirirá un encanto aún más especial.

De esta manera, con la combinación de todos los elementos, podrás acabar cómodamente y de manera relajante tú día a día lleno de estrés y agitación. Simplemente siéntate en la hamaca, coge tú libro preferido y desconecta.

Hamaca

Diversidad vegetal y mobiliario móvil

La diversidad vegetal de distintas plantas también contribuye en tu relajación y bienestar. Además, también aporta más vida a tu rinconcito. Así que, ¿por qué no añadir unas plantas altas y verdes junto con unos cactus de diferentes tamaños?

Por otro lado, cualquiera quien quiera darle a su hogar más luminosidad y amplitud además de tener la posibilidad de redecorarlo sin esfuerzo opta por el mobiliario móvil.

Y, ¿por qué no juntar la dos ideas de manera fácil? Puedes usar cajas viejas de madera y reconvertirlas en estantes o macetas colgantes para colocar dentro todas tus plantas; además, estas también pueden ser usadas como estantes y como elementos decorativos al mismo tiempo.

New Call-to-action

¿Qué materiales y herramientas vas a necesitar para tu hamaca?

Materiales

Herramientas

Paso a paso: cómo construir tu propia hamaca

  1. Cortar a medida los listones redondos

    La estructura de la hamaca estará hecha con listones de madera redonda resistente y estable y de diferentes grosores.

    En este punto tienes que decidir las medidas que quieres que tenga tu hamaca al final. Una vez lo hayas decidido, es momento de cortar los listones a la medida deseada con la ayuda de la sierra de calar.

  2. Perforar los listones redondos

    Ha llegado el momento de perforar los listones de madera más gruesos con el taladro percutor y una sierra de corona del diámetro de las vigas con menos grosor. El agujero deberás hacerlo un poco antes de los dos extremos de los listones.

  3. Preparar la tela

    A continuación, toca preparar la tela. Ten en cuenta a la hora de escoger la tela que esta sea lo suficientemente gruesa y resistente para aguantar el peso de las personas que la vayan a usar.

    Con tal de poder fijar la tela a los listones de madera redondos, tienes que doblar los extremos (inicio y fin) de la tela y coserlos. Asegúrate antes de coser que el listón de madera más grueso pase sin ningún problema por el dobladillo hecho ya que es por el que, más tarde, pasará la tela.

  4. Montar el asiento de la hamaca

    ¡Ya casi estamos! Ahora es hora de ensamblar la estructura de la hamaca. Para ello, primero pasa la tela por los listones de madera más gruesos. A continuación, pasa lo listones con menos grosor por los agujeros hechos anteriormente en los listones de madera gruesos. Finalmente, asegura con un tornillo los dos listones para que no se muevan ni se salgan.

  5. Colgar las hembrillas cerradas

    Para poder colgar la hamaca en el techo, cuelga una hembrilla cerrada de este en el lugar que más prefieras. Asegúrate al escoger la hembrilla que esta pueda aguantar mucho peso y que sea resistente.

  6. Colgar la hamaca

    Una vez colocada la hembrilla cerrada, es momento de coger un listón de madera grueso y cuerda de lino y formar un triángulo. ¡Este es muy sencillo de hacer! Coge la cuerda que vayas a usar, pásala por la hembrilla del techo y realiza un nudo para que no suelte. Finalmente, ata los dos extremos de la cuerda en el listón de madera. Esto nos servirá para acabar de formar la estructura de la hamaca y poder colgarla del techo.

    A continuación, es momento de juntar el triángulo y el asiento de la hamaca. Para ello empieza haciendo un nudo en los cuatro extremos del asiento. Finalmente, ata las cuerdas al triángulo; estas las puedes atar a distintas alturas para que el asiento quede más reclinado.

    Para asegurarte de que las cuerdas quedan bien atadas a la estructura de la hamaca, puedes asegurarlas mediante tornillos.

  7. ¡Sentarse y relajarse!

    ¡Ha llegado el momento de disfrutar de tu hamaca! Coge tu libro preferido, siéntate y disfrútalo; o, simplemente, siéntate en la hamaca y desconecta.Hamaca

Antes de acabar, un pequeño consejo

¿Te encantan tus plantas y quieres asegurarte de que están bien cuando pasas largos periodos de casa sin tener que acudir a tus familiares, amigos o vecinos? ¡Te traemos la solución! Lo mejor es instalar un sistema de riego automático: este podrá suministrar el agua suficiente a todas tus plantas y flores sin que te tengas que preocupar tú. Además, es muy sencillo de usar ya que simplemente tienes que programas el temporizador y ¡listo! Tus plantas y flores recibirán el riego necesario de manera automática.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog