Cabecero de madera: una forma de aportar un toque rústico

¿Estás cansado de tener un dormitorio que no transmite ninguna sensación? ¿Quieres aportarle un toque distinto? ¡Te traemos la solución con este práctico cabecero de madera!

Si te encanta aportarle a tu hogar un toque rústico pero acogedor al mismo tiempo, este cabecero hecho de madera te encantará. Y, aún más si lo haces tú mismo. Cabe añadir que este cabecero es muy fácil de instalar ya que sólo se tiene que atornillar a la pared, por lo que lo puedes ir cambiando de sitio.

¿Tienes curiosidad por cómo se hace? En este post te enseñaremos como construir este cabecero de madera rústico que le aportará a tu habitación el toque rústico perfecto.

Así que, ¿qué materiales y herramientas vas a necesitar para este cabecero de madera?

Materiales

Vigas de madera redonda
Tornillos para madera (estrella o torx)
Papel de lija
Barniz para madera
Tornillos y tacos

Herramientas

Sierra de mano
Caballete
Taladro atornillador
Broca Forstner
Broca para madera
• Set llaves de vaso
Metro de madera
Escuadra esquinera
Pletina de ensamblaje
Lápiz
Escuadra universal
Nivel de burbuja
Pincel
Rodillo

Paso a paso: cómo construir un cabecero de madera

  1. Tomar las medidas a tu pared

    El primer paso es tomar las medidas exactas (de alto y de ancho) de la pared en la que vayas a situar el cabecero para que no haya sorpresas más adelante. De esta manera, gracias a una precisión milimétrica, apenas se notará que el cabecero de madera está apoyado a la pared. Ten en cuenta también que lo ideal sería que el cabecero llegara hasta el techo.

  2. Traspasar las medidas a las vigas de madera

    Una vez tengas las medidas exactas, asegúrate que las vigas que formaran el marco exterior del cabecero tengan las medidas adecuadas y correctas.

    A continuación, marcaremos las medidas a las dos vigas que van destinadas a ir en diagonal dentro del marco del cabecero. Para ello te recomendamos usar un transportador ya que este permite transferir los ángulos de manera fácil. Normalmente, como regla general, los ángulos de estas vigas suelen ser de 45°.

  3. Cortar las vigas

    Una vez tengamos todas las marcas hechas, es momento de cortar las vigas que irán horizontalmente y las que componen el marco exterior del cabecero si fuera necesario. Para ello, apoya las vigas en el caballete y córtalas con la sierra de mano.

    Cuando hayas acabado de cortar todas las vigas, es el momento de lijar todos los bordes con el papel de lija para que no queden pequeñas astillas.

    Consejo: con la sierra de mano te recomendamos que sierres por el exterior de las marcas realizadas ya que el grosor de la hoja de la sierra también se tiene que tener en cuenta a la hora de cortar.

  4. Barnizar las vigas

    Después de cortar y lijar, es momento de barnizar la madera. En este punto puedes escoger si barnizar con un barniz incoloro para mantener el aspecto natural de las vigas o con barniz de algún color para aportarle un toque distinto.

    Es importante que barnices bien las maderas para que así estén bien protegidas contra la humedad y la posible suciedad.

    Importante: a la hora de barnizar las vigas, es importante que apliques este en la dirección de las vetas de la madera.

  5. Preparar las vigas para el anclaje a la pared

    Ahora ha llegado el momento de perforar las vigas para poder anclarlas posteriormente a la pared. Para ello, primera marca dónde hacer el agujero: lo ideal es en el primer tercio de la viga; es decir, entre el principio de la viga y el final de la viga que irá colocada transversalmente. Una vez marcado, con la ayuda del taladro inalámbrico y la broca Forstner, taladra las dos vigas laterales del marco exterior del cabecero.

    No olvides marcar en la pared donde irán colocados los tornillos para el anclaje. Una vez hayas transferido las marcas, taladra el agujero en la pared y coloca el taco adecuado.

  6. Montar el cabecero

    Con tal de montar la estructura del cabecero vamos a usar escuadras esquineras para el marco exterior y pletinas de ensamblaje para las dos vigas perpendiculares y para el anclaje a la pared.

    Dado a que este tipo de madera suele ser muy dura, te recomendamos que marques los agujeros de las escuadras y las pletinas de ensamblaje en la madera y perfores los agujeros antes de colocar los tornillos. Una vez hechos los agujeros, puedes atornillar y juntar las vigas.

  7. Colocar el cabecero de madera

    ¡Ha llegado el momento de levantar el cabecero! Para hacer este paso te recomendamos que llames a otra persona para que te ayude ya que así el montaje será más fácil y más seguro.

    Asegúrate de que el cabecero esté bien alienado con los agujeros hechos previamente ya que sino no se podrá anclar bien a la pared.Cabecero de madera

  8. Anclar el cabecero de madera a la pared

    ¡Ya casi estamos! Ahora solo falta atornillar el cabecero a la pared para que quede este bien fijado y no se mueva. Inserta los tornillos en el agujero de la pletina de ensamblaje y en el agujero de la pared y aprieta hasta que veas que nada se mueve. Ayúdate de una llave de vaso en el caso que no llegues bien al tornillo.

Recuerda que este cabecero de madera puede quedar genial con este guardarropa de madera igual de original y con el mismo toque rústico.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog