Cómo sustituir tu inodoro por un inodoro suspendido

Los inodoros tradicionales son cada vez menos modernos y menos frecuentes en todos los hogares. Casi toda persona que realiza una reforma en su baño se decanta por un inodoro suspendido ya que estos aportan un look más contemporáneo, moderno y sofisticado, ahorran espacio y, asimismo, provocan que el baño se vea menos cargado visualmente. Asimismo, al requerir menos espacio, son ideales para baños pequeños.

Antes de empezar, ¿qué tienes que tener en cuenta para instalar un inodoro suspendido?

Lo primero que tienes que tener en cuenta en relación con el inodoro suspendido es que la instalación se divide en dos: por un lado, el bastidor y, por el otro, el inodoro.

Por otro lado, con tal de que la instalación quede con un mejor acabado, se va a usar un sistema pre-muro para ocultar la cisterna y el resto de elementos del inodoro; es decir, se usarán placas de yeso para crear una falsa pared dentro del cual irá el bastidor del inodoro suspendido.

Cualquier persona que entienda un poco sobre el mundo de la construcción o de la colocación de paneles de yeso no tendrá ningún problema con la instalación y la ocultación de la cisterna. Los elementos del marco ya montados y fácilmente ajustables del bastidor solo se tienen que atornillar a la pared y aislar; y, por último, solo se tienen entablar el resto de elementos.

Ventajas de la instalación de una falsa pared

Actualmente, casi todas las renovaciones o nuevas instalaciones de baños cuentan con una instalación de una falsa pared; esto se debe a que la tecnología en la que se basa es muy convincente y a las numerosas ventajas que presenta.

Con una instalación como esta los cables, las tuberías y el aislamiento no se tienen que instalar directamente en la pared y no es necesario colocar ranuras en la mampostería ni se deben doblar los soportes en la pared.

Asimismo, este tipo de instalación proporciona una manera de trabajar más cómoda y accesible ya que se puede acceder a la pared desde tres lados distintos. Aun así, hay muchas más opciones de diseño para la colocación de objetos sanitarios como inodoros suspendidos. Además, se puede dejar una trampilla abierta para futuras reparaciones.

Por último, cabe añadir que la instalación de una falsa pared es mucho más limpia y produce menos suciedad a la hora de trabajar.

Desventajas de la instalación de una falsa pared

Al igual que la instalación de una falsa pared cuenta con numerosas ventajas, también existen algunas desventajas. A pesar de que el uso de placas de yeso sea ligeramente más cara que el montaje en la pared, el tiempo de trabajo de la instalación de una pared es más largo.

También cabe añadir que la instalación de una falsa pared cuesta espacio en el ancho de la pared y de la habitación, entre unos 15 y unos 20 centímetros; pero también hay que tener en cuenta que tiene como ventaja la profundidad que ofrece.

New Call-to-action

Así que, ¿qué vas a necesitar para instalar un inodoro suspendido?

Materiales

Herramientas

Inodoro suspendido

Paso a paso: cómo sustituir tu inodoro tradicional por un inodoro suspendido

  1. Desmonta tu inodoro antiguo

    Antes de empezar con el desmontaje de tu inodoro es importante que cierres la llave del agua; una vez la hayas cerrado ya puedes proceder a desmontar tu inodoro antiguo.

    Si tu inodoro tiene el desagüe en la pared y no en el suelo, ¡estás de suerte!; de lo contrario, tendrás que mover el desagüe y colocar nuevos azulejos como parte de la instalación ya que el inodoro suspendido necesita un desagüe en la pared.

    En caso de que preveas que la renovación se alargue, es importante que selles el desagüe herméticamente.como sustituir inodoro

  2. Instalar el bastidor

    En este paso es importante la precisión. ¡Asegúrate de medir todo con precisión con la ayuda del nivel de burbuja!

    Empieza nivelando, marcando y señalando todos los puntos de fijación con un lápiz. A continuación, usa el taladro eléctrico con la broca adecuada y realiza los agujeros. Seguidamente, limpia el polvo producido e introduce los tacos con la ayuda de un martillo. Por último, atornilla todos los elementos a la pared.

    La cisterna y la placa de accionamiento son elementos que tienen una posición ajustable y, es en este momento, en el que decides la posición final de tu inodoro. Aun así, fíjate bien en las instrucciones del fabricante.

  3. Ajustar las tuberías

    Ahora es momento de cortar los tubos destinados para las aguas residuales; para realizar este paso, mide con precisión, marca con el lápiz donde cortar el tubo y, con la sierra de mano, córtalo.

    Una vez cortado, lima con cuidado los bordes del tubo para que quede un buen acabado.

  4. Realizar los cortes necesarios en la placa de yeso

    Ya que la instalación se va a realizar en el baño, es importante que uses las llamadas placas verdes ya que son las que protegen contra la humedad.

    Ha llegado el momento de realizar los agujeros necesarios para la placa de accionamiento y las tuberías en la placa de yeso para que esta se ajuste de manera perfecta en el momento de colocarla en la pared. Asimismo, también tendrás que ajustar a medida la placa de aislamiento acústico.

    Durante el montaje final, ten en cuenta que la llave del agua puede quedar un poco ocultada.

    Finalmente, coloca la placa de accionamiento en su posición y conecta la cisterna a la toma de agua. Es importante que compruebes antes de ocultar la instalación que todo funciona de manera correcta y adecuada.

  5. Ocultar la instalación

    Una vez realizados todos los agujeros necesarios en las placas de yeso, ha llegado el momento de ocultar el bastidor del inodoro.

    Fija las distintas placas de yeso con los tornillos adecuados con el destornillador. Es importante que tengas en cuenta que para la fijación de las placas de yeso vas a necesitar perfiles o vigas. Finalmente, con la silicona rellena las juntas para que no se creen humedades.Inodoro suspendido

  6. Decorar la falsa pared

    Llegados a este punto puedes dejar volar la imaginación ya que puedes decorar la pared como más te guste.

    Sin embargo, te recomendamos que uses azulejos ya que son estables, son a prueba de fugas y, además, son fáciles de limpiar y mantener.

    Consejo: la combinación de azulejos de distintos tamaños encaja especialmente bien en el baño.

  7. Instalar el inodoro

    El último paso es montar el inodoro suspendido. La taza del inodoro se atornilla a los pernos prisioneros en la pared con dos tuercas. A continuación, sella todo con silicona y monta el asiento y la tapa del inodoro.Inodoro suspendido

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog