Limpiar el filtro del aire acondicionado: todo lo que necesitas saber al respecto

Limpiar los filtros del aire acondicionado es importante para que funcione correctamente y para evitar la acumulación de suciedad y gérmenes. Si quieres saber cómo puedes limpiar los filtros del aire acondicionado tú mismo, y qué otros aspectos importantes debes tener en cuenta, sigue leyendo y te lo contamos.

New Call-to-action

La importancia de limpiar los filtros del aire acondicionado 

Los filtros del aire acondicionado son unas rejillas muy finas que se ocupan de filtrar el aire. De esta forma, se elimina de él cualquier tipo de suciedad o impureza. Desde polvo y suciedad en suspensión a polen, bacterias, hongos y gérmenes en general. 

Sin embargo, toda esta suciedad no desaparece por sí sola, sino que se acumula en los filtros y permanece ahí hasta que los limpiemos. Precisamente por esto, es importante que, cada cierto tiempo, desmontes el aire acondicionado y te dispongas a limpiar los filtros del aire acondicionado en profundidad.

¿Con qué frecuencia debemos limpiar los filtros del aire acondicionado?

La frecuencia con la que debes limpiar los filtros del aire acondicionado depende, en gran medida, del uso que le des (y del tipo de aire acondicionado que tengamos). No es lo mismo un split que solo se usa en verano para dar frío que uno que también tenga bomba de calor y se esté utilizando durante todo el año. 

En este sentido, lo más recomendable será limpiar los filtros del aire acondicionado cada 3 meses si haces un uso continuado del aparato. Y al menos dos veces al año si lo utilizas solo en verano. En este caso, lo más aconsejable es hacerlo justo antes de empezar el verano y justo después de terminarlo.

¿Cómo limpiar el filtro del aire acondicionado paso a paso?

Para limpiar los filtros del aire acondicionado debes seguir los siguientes pasos:

  1. Desconectar el aparato de la red eléctrica:

    de esta forma, podemos trabajar sin riesgo de accidentes. 

  2. Levantar la tapa delantera de la máquina:

    esta tapa protege el frontal del split, y es donde se ubican los filtros. 

  3. Retirar los filtros de la máquina:

    con cuidado, separamos los filtros de la máquina. Los reconocemos porque son una red con agujeros muy pequeños y varios marcos que permiten su fijación a la máquina. 

  4. Lavar los filtros con agua:

    con ayuda de un trapo, retiramos la parte más densa de la suciedad acumulada. A continuación, podemos usar directamente agua fría para eliminar la suciedad más pequeña. Nunca debemos usar agua con jabón u otro producto. Para limpiar los filtros del aire acondicionado usaremos solo agua, nada más. 

  5. Dejamos que los filtros se sequen:

    después, dejamos que los filtros se sequen por sí solos. 

  6. Volver a colocar los filtros y la tapa:

    una vez que los filtros están secos, volvemos a colocarlos en su posición inicial y a cerrar la tapa delantera del split. 

  7. Conectar de nuevo la corriente:

    finalmente, volvemos a conectar la máquina y comprobamos que funciona correctamente.

¿Qué mantenimiento necesita mi aire acondicionado?

En general, podemos considerar que el mantenimiento recomendable de un aire acondicionado pasa por las siguientes acciones:

limpiar filtros aire acondicionado
  • Limpiar los filtros del aire acondicionado. 
  • Limpiar el desagüe del split. 
  • Limpieza general de la unidad exterior
  • Limpieza general de la unidad interior.

Por otro lado, se recomienda que un instalador profesional revise el equipo de aire acondicionado cada cierto tiempo para asegurarse de que está en correctas condiciones. Lo óptimo sería hacerlo una vez al año. Si no, una vez cada 4 o 5 años puede valer en la mayoría de los casos. 

Consejos para que el aire acondicionado dure más tiempo

  • Limpia los filtros regularmente. Los filtros de aire sucios pueden reducir el flujo de aire y hacer que el aire acondicionado trabaje más duro. Limpia o reemplaza los filtros regularmente, al menos una vez al mes durante la temporada de uso frecuente. Esto ayudará a mantener el rendimiento óptimo del equipo y evitará que se acumule polvo y suciedad en el interior.
  • Limpia también el condensador exterior. El condensador exterior puede acumular suciedad, hojas y escombros a lo largo del tiempo. Inspecciona y limpia regularmente el condensador para asegurarte de que esté libre de obstrucciones. Utiliza un cepillo suave o un soplador de aire para eliminar la suciedad acumulada en las aletas del condensador.
  • Mantén un área despejada alrededor del condensador. Asegúrate de que no haya objetos obstruyendo el flujo de aire alrededor del condensador exterior. Mantén un espacio abierto de al menos un metro alrededor del equipo para permitir una adecuada circulación del aire y un mejor rendimiento.
  • Evita cambios bruscos de temperatura. Trata de no cambiar la temperatura de tu aire acondicionado de manera brusca. Establece una temperatura moderada y constante que te proporcione comodidad sin forzar al sistema a trabajar demasiado. Los cambios drásticos de temperatura pueden generar un mayor desgaste en el compresor y otros componentes internos.
  • Programa el termostato adecuadamente. Utiliza un termostato programable para ajustar la temperatura en diferentes momentos del día. Esto te permitirá reducir la carga de trabajo del aire acondicionado cuando no estés en casa o durante las horas de la noche, lo que puede ayudar a prolongar su vida útil.
  • Realiza un mantenimiento periódico. Esto incluye la limpieza profunda de los componentes internos, la revisión de los niveles de refrigerante y la verificación de posibles fugas. Un mantenimiento adecuado ayudará a prevenir problemas mayores y a prolongar la vida útil del equipo.
  • Evita el sobrecalentamiento del compresor. El compresor es uno de los componentes clave del aire acondicionado. Evita el sobrecalentamiento asegurándote de que haya una buena circulación de aire alrededor de la unidad exterior y evitando la exposición directa al sol durante largos períodos de tiempo.

En BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para tus proyectos de hogar y bricolaje. Tanto si necesitas materiales como herramientas, lo encontrarás en cualquiera de nuestras tiendas. Además, si buscas instalar un aire acondicionado en casa, nuestro personal te ayudará en todo lo que necesites. Y, aunque limpiar los filtros del aire acondicionado no es muy complicado, también puedes consultarnos sobre este tema. Necesites lo que necesites está en tu centro BAUHAUS

New Call-to-action

Preguntas frecuentes sobre cómo limpiar filtros aire acondicionado

¿Qué pasa si los filtros de aire acondicionado están sucios?

Cuando los filtros del aire acondicionado están sucios, el aire que circula por el aparato tendrá más dificultades para fluir. Esto hace que sus componentes deban trabajar con mayor energía para empujar el aire por el sistema, por lo que el desgaste del aparato también aumenta.

¿Qué pasa si no limpio los filtros del aire acondicionado?

Además de aumentar el desgaste del aparato, los filtros del aire acondicionado cuando están sucios pueden acumular gérmenes y bacterias, las cuales pueden provocar resfriados, laringitis, faringitis y otras patologías.

¿Cómo saber si el aire acondicionado está sucio?

– Se nota que enfría menos.
– El flujo del aire es menor.
– El ruido aumenta.
– Aparecen malos olores.
– El aparato se puede congelar.
– El consumo eléctrico aumenta.
– El compresor puede fallar o averiarse.

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4.9 / 5. Total votos: 14

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Guía del mes

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog