¿Cómo limpiar sofás de piel? Aquí tienes las claves

El uso reiterado que se hace de los sofás los convierte en un elemento muy susceptible al desgaste y a la aparición de diversas manchas, por lo que es importante realizar un adecuado mantenimiento. La limpieza del sofá está relacionada con el material con el que está fabricado, pues los remedios útiles para algunos tejidos pueden resultar dañinos para otros. En este post vamos a ver cómo limpiar sofás de piel.

Cómo limpiar sofás de piel, paso a paso

Si te preguntas cómo limpiar sofás de piel, toma nota de estos pasos clave para mantener tu sofá de piel como el primer dia: 

  1. Aspira el polvo.

    Si bien es común en la limpieza de todos los sofás, en los de piel este aspecto es especialmente importante, pues previene la acumulación del polvo. Si tu aspirador tiene accesorios, utiliza un cepillo suave para no dañar la piel.

  2. Pasa un paño húmedo.

    Aplica agua destilada y un poco de jabón neutro. Mientras frotas, asegúrate de realizar un movimiento circular suave.

  3. Aclara las zonas que se han limpiado.

    Utiliza una toalla mojada en agua fría.

  4. Seca con un paño.

    Es importante que el paño esté limpio y seco.

New Call-to-action

¿Qué hacer si las manchas en el sofá de piel se resisten?

Si te encuentras con que, al terminar el proceso de limpiar el sofá de piel, quedan algunas manchas por eliminar, deberás  repetir el proceso, pero introduciendo unos pequeños cambios

  • En lugar de un paño húmedo, utiliza una esponja
  • Aplica el agua y el jabón como has hecho la primera vez, pero añade un poco de líquido limpiador con acción desinfectante. Una buena recomendación es usar un limpiador  con aceite de pino, pues además de desinfectar perfumará el sofá.  
  • Haz espuma en la esponja y frota en la mancha. 
  • Con un cepillo de cerdas suaves, frota sobre la mancha. Procura no emplear demasiada fuerza para no dañar la piel. 
  • Aclara con agua y líquido desinfectante.  
  • Para terminar, utiliza un paño limpio y seco para eliminar el exceso de agua.
cómo limpiar sofás de piel pasos

Otras maneras de cuidar un sofá de piel

Si bien siguiendo las instrucciones anteriores podrás limpiar sofás de piel en la mayoría de ocasiones, también existen algunos pequeños trucos que te ayudarán a que el sofá de piel esté siempre en condiciones excelentes, ¡toma nota!

Utiliza acondicionador para cuero

El cuero y la mayoría de pieles sueltan un aceite que ayuda a mantener el propio material en condiciones óptimas, pero con el paso del tiempo ese aceite natural se va secando y el tejido puede llegar a cuartearse. Por ello es recomendable aplicar productos acondicionadores específicos para cuero. 

Ante una situación complicada, la crema hidratante corporal que usas tú habitualmente puede tener un efecto similar, aunque no funciona tan bien como los productos específicos para cuero. 

Pasa el aspirador una vez por semana

Además de eliminar cualquier partícula contaminante, llevar un mantenimiento rutinario en tu sofá de piel te permitirá detectar las manchas a tiempo para tratarlas con más probabilidades de éxito.

Evita el uso de productos con amoníaco

Aunque son efectivos para luchar contra las manchas, este tipo de productos puede dañar la piel del sofá

Ahora ya sabes cómo limpiar sofás de piel, para mantener tu sofá en perfectas condiciones y que luzca siempre como el primer día. Recuerda que en tu centro BAUHAUS encontrarás los productos que necesitas para cuidar tu sofá de piel, además de un equipo de profesionales que estará encantado de aconsejarte. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog