Cómo limpiar una alfombra: consejos para su mantenimiento y limpieza

¿Cómo limpiar una alfombra? Probablemente lo has pensado más de una vez… Y es que una alfombra no es solo un elemento decorativo, sino también un básico indispensable, que sirve para regular la temperatura y la humedad en el ambiente. En este post vamos a contarte cómo mantener una alfombra limpia con remedios naturales y cómo debes cuidar cada tipo de alfombra según su material.

La importancia de la limpieza habitual de las alfombras

Las alfombras son un elemento decorativo que aporta calidez y bienestar a una estancia pero también pueden ser muy delicadas, sobre todo dependiendo del tipo de tejido con el que estén fabricadas y de la largura del pelo. 

La periodicidad de limpieza de una alfombra va a depender del tipo de tejido, de las personas que vivan en casa y, sobre todo, de si hay mascotas. Además, es una pieza que puede llegar a acumular mucho polvo, lo que puede ser molesto para quienes tengan alergia. 

New Call-to-action

Así pues, se recomienda limpiar una alfombra una vez cada dos semanas, pero si viven más personas o mascotas en casa, se recomienda una frecuencia mayor: una vez por semana, como mínimo.

Cómo limpiar una alfombra y cómo mantenerla limpia

Los cuidados básicos de una alfombra pasan por:

  • Aspirar con frecuencia, según el tejido y las personas que vivan en casa.
  • Actuar rápido frente a cualquier mancha.
  • Hacer una limpieza profunda una vez al año.

Una alfombra es una pieza textil delicada, por lo que si se cuida regularmente, durará más tiempo y en mejor estado. Te hacemos estas recomendaciones para que esté en buenas condiciones de forma duradera: 

  • Limpia la alfombra antes de instalarla. Realiza un aspirado a fondo para eliminar el polvo acumulado y fibras que hayan quedado del proceso de fabricación.
  • Evita pisar con zapatos de la calle en el día a día de la casa. 
  • Aplica bicarbonato de sodio para quitar el mal olor. Es un remedio muy eficaz: solo debes echarlo sobre la alfombra, frotar suavemente y dejar actuar 24 horas. Después se limpia con la aspiradora y el olor habrá desaparecido.

La limpieza profunda se debe realizar una vez al año. Se debe conservar la etiqueta para saber qué recomienda el fabricante, aunque lo habitual es llevarla a la tintorería, un lugar donde profesionales dejarán tu alfombra como nueva.

cómo limpiar una alfombra

¿Cómo limpiar una alfombra según su tejido?

Cómo limpiar una alfombra dependerá también del tejido del que esté fabricado. Por ejemplo, 

  • En las alfombras de yute no se pueden usar químicos porque están fabricadas de materiales naturales y se deterioran. Además, debes levantarlas de vez en cuando, porque los orificios dejan pasar la suciedad.
  • Las alfombras de lana son complicadas no de limpiar, sino de secar. Los materiales naturales son más delicados a la hora de limpiar. Pero tienen la ventaja de que son antiestáticas, por lo que repelen el polvo.
  • Las alfombras de pelo largo requieren de ciertos cuidados a la hora de pasar el aspirador. Debes hacerlo siempre en el mismo sentido y de arriba a abajo.

¿Cómo limpiar manchas en las alfombras?

Una de las claves para quitar manchas líquidas en las alfombras es actuar con rapidez. Lo primero que debes hacer es eliminar el máximo posible sin esparcir el líquido. Con una servilleta absorbente o una bayeta, intenta absorber todo el líquido posible. Después, puedes usar alguno de estos elementos:

  • Sal
    • Echa un poco de sal por encima de la alfombra, enróllala y deja actuar 2 horas. 
    • Desenrolla y aspira toda la alfombra. 
    • No uses sal para manchas de vino: corres el riesgo de que se quede fijada para siempre.
  • Agua oxigenada
    • Vierte un poco de agua oxigenada en la mancha, o agua con gas si no tienes, y deja actuar. 
    • Pasados unos minutos, utiliza una servilleta absorbente o una bayeta para eliminar la mancha.
  • Vinagre blanco
    • Aplica el vinagre diluido en agua y vierte sobre la mancha. 
    • Espera a que se seque y elimina los restos.
  • Amoniaco
    • Diluye un poco de amoniaco en agua caliente y vaporiza sobre la mancha. 
    • Cuidado con el amoniaco: puede ser abrasivo.
  • Polvos de talco
    • Ideal para absorber manchas de grasa o aceite. 
    • Aplica polvos de talco sobre la mancha y espera a que se seque. Luego aspira los restos.
  • Bicarbonato sódico
    • Ideal para manchas de grasa o aceite, y para quitar el exceso de suciedad. 
    • Se aplica igual que los polvos de talco: vierte sobre la mancha, espera a que seque y aspira.

Es muy importante saber cómo limpiar una alfombra. Son elementos delicados por su composición y requieren de un mantenimiento periódico. Si sigues estos consejos seguro que podrás mantener tu alfombra limpia y en perfectas condiciones mucho más tiempo.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog