DIY: cómo montar una caseta de madera ideal para tu jardín

Ahora que ya ha llegado el buen tiempo y el calor y tu jardín ya empieza a florecer y a desprender unos olores únicos, es el mejor momento para comprar y montar una caseta de madera ideal para tu jardín. Las casetas de madera o casetas de jardín siempre son una buena opción ya que se convierten en una extensión más de tu hogar: ya tenga el mero objetivo de convertirse en un lugar de almacenamiento o quieras convertirlo en un espacio de disfrute donde desarrollar tus hobbies, leer, tocar música o simplemente disfrutar de un rato de verano bonito con tus familiares y/o amigos. El éxito del montaje de una caseta de madera reside en un buen seguimiento de las instrucciones; además, ¡los kits de montaje son muy fáciles de entender! Descubre más en este artículo sobre cómo montar tu nueva caseta de madera de manera detallada.

New Call-to-action

Preparación previa para montar tu propia caseta de madera para jardín

¡En este momento, la cosa empieza a ponerse seria! Después de haber determinado el lugar donde vaya a ir y haber comprado tu nueva caseta de jardín, ¿qué más hay que tener en cuenta en el momento de montar una caseta de jardín?

Preludio: ¿qué tener en cuenta?

El primer paso, y el más importante de todos, es escoger la caseta de jardín más adecuada para ti y tus necesidades y ¡la oferta es enorme! Una vez lo hayas escogido puedes llevártelo tú mismo a casa y, si no, escoger la opción de envío a casa.

En este punto, también es recomendable asentar la base y los cimientos en el suelo del lugar escogido. Vas a poder encontrar todos los datos y dimensiones necesarios tanto en nuestra página web como en las mismas instrucciones de montaje que vienen incluidas en el kit de tu nueva caseta de jardín. Es importante que toda la base quede totalmente recta y alineada para que no se mueva nada; para ello, el trabajo con precisión será la clave.

¿No sabes cómo hacerlo exactamente? ¡No te preocupes! Sigue leyendo y vas a poder encontrar todo el proceso detallado paso a paso.

Una vez ya tengas tu kit de montaje para tu nueva caseta de jardín, podrás empezar con la parte más divertida: ¡montar tu nueva caseta de madera!

Llegada de la caseta de madera para jardín: ¿qué hacer?

Una vez haya llegado tu nueva caseta para el jardín a tu casa, es importante que se traslade a un par de metros donde vayas a montarla para una mayor comodidad y por qué podrían producirse perdidas de piezas importantes en caso de abrirse en un lugar demasiado lejos de donde se vaya a producir el montaje final.

Así que, el primer paso es abrir con cuidado el paquete prestando especial atención a las instrucciones proporcionadas por el fabricante, a la garantía y a los tornillos y demás elementos de ensamblaje.

Consejo: guarda siempre las instrucciones al igual que la garantía y otros papeles proporcionados por el fabricante para un futuro.

Antes de empezar con el ensamblaje de tu nueva caseta de madera, es importante clasificar toda la lista de materiales que se van a tener que usar: tablas de madera, tornillos, clavos,… Es importante comprobar que estén todos los elementos ya que sino no se podrá montar la caseta de madera.

¿Preparado? ¡Empieza la diversión!

¿Todo listo para empezar? ¡Ahora empieza la parte más divertida de todas: el montaje y ensamblaje de tu nueva caseta de madera para tu jardín! Montar esta es muy sencilla siguiendo las instrucciones del fabricante o las que te vamos a proporcionar nosotros (ya que son similares): ¡las paredes exteriores estarán montadas antes de comer: garantizado!

Consejo: te recomendamos que montes la caseta de madera con la ayuda de un ayudante ya que el trabajo resultará mucho más sencillo. Recuerda que tras el montaje quedará otra tarea pendiente: ¡tratar la madera con barniz para que no se estropee!

¿Qué materiales y herramientas vas a necesitar para montar correctamente tu nueva caseta de madera?

Materiales

Herramientas

New Call-to-action

Paso a paso: cómo montar tu nueva caseta de jardín de madera

Antes de empezar a montar tu nueva caseta de madera, es importante recalcar que, seguramente, no vas a tardar más de un fin de semana en montar, ensamblar y fijar todos los elementos de la caseta de jardín de madera.

  1. Aplicar una capa de grava como base

    Para hacer una base con la ayuda de bases de hormigón como cimentación, tal y como se muestra aquí, será necesaria una capa de grave como base también. La grava tiene un efecto encima de las piedras de hormigón de anti-congelante en invierno.

    De esta manera, la capa de grava que se aplique sustituirá a la tierra de tu jardín hasta llegar a un suelo sólido y permeable al agua. Te recomendamos que extiendas la grava con la ayuda de un rastrillo.

  2. Nivelar la base de grava

    Una vez se haya aplicado y extendido bien toda la grava en la superficie requerida, te recomendamos que la niveles con la ayuda de un nivel de burbuja y una regla enrasadora de aluminio.

    Cuando toda la subestructura de grava esté totalmente nivelado, es importante compactar todo el conjunto con la ayuda de una compactadora. En caso de que no tengas una compactadora, puedes acudir a tu centro BAUHAUS más cercano y alquilar la maquinaria necesaria.

    Finalmente, la capa de grava solamente deberá pisarse con cuidado y en caso que fuera totalmente necesario para que no se produzca ningún tipo de desnivel.montar caseta de madera

  3. Colocar los cimientos

    A continuación, coloca los cimientos de hormigón a no más de una distancia de 50 cm entre centro y centro de cada losa de hormigón. Alternativamente, también puedes colocar una base de cimiento adecuada para la caseta de jardín comprada.

    Cuando estén todas las piedras de hormigón colocadas, comprueba la alineación de estas en todas direcciones con un nivel de burbuja para que toda la caseta de jardín de madera quedé nivelada.

  4. Comprobación de la lista de materiales

    Antes de empezar con el montaje de tu caseta de madera para el jardín, es importante comprobar que estén todas las piezas, materiales,… que son necesarios y que se especifican en las instrucciones de montaje proporcionadas por el fabricante.

    Para ello, empieza abriendo todo el kit con cuidado y en un lugar cercano de la ubicación final de la caseta de jardín y ordena todos los componentes incluidos para una comprobación y un montaje posterior más fácil.

    Recuerda que en el interior del paquete seguramente también vendrán incluidos la garantía y otros documentos de parte del fabricante que te recomendamos guardar.montar caseta de madera

  5. Fijar los cimientos de la caseta de jardín

    Los cimientos de las casetas de madera suelen tener un color diferente; en nuestro caso, llevan una capa de impregnación verde. Estos deben colocarse paralelas entre sí y espaciadas uniformemente encima de las piedras colocadas previamente.

    Comprueba que estén niveladas y a la misma altura con un nivel de burbuja antes de continuar; puedes ayudarte del martillo de goma o de la compactadora para corregir cualquier posible desnivel.

    Posteriormente, ancla los cimientos de madera con tacos.

    Consejo: puedes añadir una tela asfáltica para el aislamiento de techos entre la madera y las piedras de cimentación para proporcionar a tu nueva caseta de madera una protección adicional contra la humedad.

  6. Atornillar la base de la caseta a los cimientos

    ¡Empieza la parte más divertida: montar tu nueva caseta de madera para tu jardín! La primera capa de tablones (es decir, los tablones que funcionan como base) debe atornillarse a las vigas de cimentación; es importante en este punto prestar especial atención al hueco de la puerta.

    Con tal de que toda la estructura sea totalmente segura y, al mismo tiempo, también tenga un soporte más estable y seguro, es importante atornillar las paredes delantera y trasera de tal manera que sobresalgan 5 mm de la base de cimentación.

    Importante: ¡asegúrate de taladrar previamente todos los agujeros para los tornillos y que estos estén en un ángulo recto!
    montar caseta de madera

  7. Empezar a montar las paredes de la caseta de madera

    A continuación, empieza montando las cuatro primeras tablas de tu caseta de madera. En este punto es importante asegurarse que, en todo momento, la lengüeta y la ranura de las maderas estén completamente insertadas y unidas ya que si no, posteriormente, podrían producirse errores en la estructura o no podría encajar correctamente el techo.

    En caso que tuvieras alguna dificultad para unir las maderas entre sí, puedes ayudarte de un mazo de goma. Pero, ¡cuidado! No golpees directamente la madera con el mazo de goma ya que podrían producirse daños no deseados; por ello, te recomendamos que coloques un trozo de madera grueso que no uses entre el mazo y las maderas de las paredes de tu caseta de jardín.

    Si se produjera algún daño (hecho que raras veces suele pasar), ¡no te preocupes, es fácil de solucionar! Sólo vas a necesitar un poco de papel de lija y un poco de cola blanca para madera y ¡solucionado!

  8. Montar el marco de la puerta de la caseta de jardín de madera

    Lo más recomendable, es montar el marco de la puerta de tu caseta de madera en una superficie plana como, por ejemplo, en un pavimento de hormigón u otro material de tu terraza o en el suelo de tu garaje.

    Para ello, une con los tornillos adecuados las tres maderas del marco en un ángulo recto; recuerda taladrar previamente los agujeros para que el montaje sea más fácil y ágil. Presta también especial atención a las bisagras de las maderas ya que tienen que quedar hacia afuera para que las maderas de las paredes encajen completamente.

    Ahora, atornilla el umbral metálico a la parte inferior para conseguir un marco perfecto y con un ajuste exacto. Es importante que el umbral metálico quede a ras de la madera superior del marco; para comprobarlo, puedes medir con el metro de madera el hueco exacto de la puerta y comprobar que la anchura sea la misma para el marco. En nuestro ejemplo, debe ser de 1.450 mm exactos en la parte inferior y superior del marco.montar caseta de madera

  9. Fijar el marco de la puerta

    Una vez ya tengas el marco de la puerta montado, es momento de atornillarlo a la caseta de madera. Para ello, empújalo desde arriba de tal manera que el umbral metálico esté situado hacia abajo y este toque totalmente la base de la caseta.

    Luego, atornilla el umbral metálico al marco a través de los agujeros ya taladrados previamente; es importante que aún no fijes el marco. ¡Asegúrate que el marco quede en un ángulo recto!

  10. Acabar de montar las paredes de la caseta de madera

    ¡Ahora ya puedes acabar de montar y fijar las paredes de tu nueva caseta de madera! Asegúrate en todo momento que la lengüeta y la ranura de todas las madera queden totalmente unidas sin que entre aire; también puedes hacerte uso de un mazo de goma.

    No te preocupes si las maderas cercanas al marco de la puerta no quedan totalmente unidas sino un poco separadas, ¡es normal en este punto! Éstas se acaban de juntar cuando se coloque el frontón.montar caseta de madera

  11. Adjuntar los tablones superiores

    En este punto la clasificación de los tablones es cuando más sentido cobra ya que no todos los tablones son idénticos: los últimos tablones (los de la parte superior antes del frontón) son distintos, los de las paredes laterales se van alargando de manera escalonada para un mejor agarre del techo y, al mismo tiempo, los de las paredes frontal y trasera laterales están biseladas hacia fuera para poder adjuntar la estructura del techo.

    Esto no sólo tiene fines decorativos, sino que también ofrece una protección constructiva de la madera: el agua puede escurrirse bien.

  12. Montar el frontón de la caseta de madera

    En nuestro caso, los frontones (frontal y trasero) ya vienen totalmente montados por lo que solamente se tiene que unir a la estructura hasta ahora montada de la caseta de madera.

    Para ello, alinea el frontón con los agujeros de las paredes laterales previamente taladrados y fíjalo y atorníllalo con tornillos desde el lateral exterior de la estructura. Repite el mismo paso con el frontón trasero.

    Consejo: aunque el frontón no sea demasiado pesado, te recomendamos que pidas ayuda a una segunda persona para ayudarte a montarlo ya que el manejo de éste y el trabajo resultará más fácil.montar caseta de madera

  13. Colocar la correa de cumbrera

    Ahora es momento de insertar la correa de cumbrera (reconocible por el perfil en forma de tejado) y se conecta en el frontón con la ayuda de tornillos o clavos. De esta manera, la parte delantera y la parte trasera quedan conectadas; si es necesario, puedes hacer uso del martillo de goma para que quede totalmente sujeto y unido.

    Importante: en este punto, vuelve a comprobar toda la perpendicularidad de la estructura para ver que todo esté completamente recto.

  14. Cerrar el techo

    Para cerrar el techo de la caseta de madera existe un truco: empezar con las tablas de perfil (siempre la ranura hacia fuera) en la parte delantera para conseguir un resultado totalmente limpio y bonito.

    Recuerda: las tablas auxiliares sujetan la moldura del alero posterior como tope. Alinea siempre todas las tablas con la viga de la cumbrera.
    montar caseta de madera

  15. Colocar las tablas del tejado

    A continuación, coloca tabla por tabla para crear y cerrar por completo el techo y clávalas o atorníllalas a las paredes, los frontones y al perfil del techo. Es importante que no coloques los tableros demasiado apretados; una pequeña holgura (de 1 a 1,5 mm aproximadamente) permite a la madera trabajar cuando haya cambios de temperatura bruscos.

    Tendrás que serrar la lengüeta de las dos últimas tablas de la parte trasera de la casa para poder atornillar después las tablas de viento del frontón. Si trabajas con una sierra circular manual, un carril de guía te resultará útil.

  16. Colocar y atornillar las tablas del suelo

    Ahora ha llegado el momento de empezar con el suelo. Coloca las tablas del suelo empezando por una de las paredes laterales y atorníllalas directamente a la subestructura de madera.

    ¡Recuerda que la primera ranura de la primera tabla irá orientada hacia la pared y no hacia fuera!montar caseta de madera

  17. Adjuntar el último listón del suelo

    Seguramente vas a tener que ajustar la anchura de la última tabla de tu suelo serrando un poco el lado de la lengüeta.

    Las pequeñas discrepancias que puedan surgir se pueden solucionar fácilmente con las juntas de las tablas ya que, de todos modos, estas no tienen que estar demasiado apretadas entre sí.

    Si tienes que cortar la última tabla a lo largo, una sierra de mano para madera afilada te servirá.

  18. Montaje de los rodapiés

    A continuación, clava o atornilla (haciendo los agujeros correspondientes con la ayuda del taladro previamente) los rodapiés alternativamente a las tablas del suelo y a los tablones de la pared.

    Esto también conecta la caseta de madera con sus cimientos y, al mismo tiempo, los zócalos también permiten ocultar ligeras inconsistencias en el acabado de las tablas del suelo.montar caseta de madera

  19. Instalar las tiras de anclaje de viento

    Los listones de anclaje de viento, los cuáles conectan el frontón con el tablón más bajo de la caseta de madera, actúan contra las cargas de viento y la succión de elevación que se podrían producir.

    Para ello, fija los listones con la ranura, los cuáles dejará espacio para que la casa se pueda mover después, con tornillos de carruaje (tuerca por dentro, 2/3 de la longitud del agujero por encima del tornillo, no apretar).

    Importante: sólo se conectan todos los tablones con las tiras de anclaje de viento con paredes de 19 mm; con paredes de a partir de 28 mm ¡debe evitarse!

  20. Atornillar las tablas de protección contra el viento

    ¡Poco a poco tu caseta de madera nueva va adquiriendo la forma final! Ahora es el momento de atornillar las tablas de protección contra el viento.

    Para ello, empieza por el centro, en el frontón. Asegúrate de que los lados más bonitos de las maderas sean los más visibles en la entrada de la caseta de madera.montar caseta de madera

  21. Atornillar el listón de alero

    Acorta también la moldura del alero, la cual tiene que servir de subestructura auxiliar durante el montaje del tejado, a la longitud correcta y atorníllela.

    ¡El techo de madera ya está terminado! Sólo se tendrá que proteger contra la humedad y la lluvia más adelante.

  22. Colocar los paneles de revestimiento

    Ahora cubre la junta de dilatación aún existente encima del marco de la puerta con dos tablas que sirven como revestimiento: una por dentro y otra por fuera. Esto permitirá que la caseta de madera pueda combarse hasta 5 cm sin dañar la construcción; por ello, estas se atornillan al marco de la puerta y no a las paredes.
    montar caseta de madera

  23. Colocar la puerta de la caseta de jardín

    ¡Ahora ha llegado el momento de colocar la puerta! Para ello, coloca la puerta en el centro del marco y alinéala con cuidado y ejerciendo un poco de presión ayudándote de un nivel de burbuja para que quede totalmente alineada con el marco de la puerta. ¡Es importante encontrar la posición exacta donde poder abrir y cerrar la puerta sin ninguna dificultad! La parte superior del marco permite moverse hacia adelante o hacia atrás unos milímetros para acabar de ajustar la puerta.

    A veces, las pequeñas diferencias que se puedan haber creado se pueden solucionar simplemente ajustando y girando las bisagras hacia dentro y hacia afuera. En el peor de los casos, los desajustes de nivel más grandes pueden corregirse fácilmente levantando con cuidado una esquina de la casa con, por ejemplo, una cuña de madera colocada debajo.

  24. Alinear y fijar la puerta al marco de la puerta

    Una vez fijada la puerta es momento de pasar al marco de esta. Para comprobar la alineación del marco de la puerta puedes ayudarte del nivel de burbuja presionando suavemente; es importante que esté alienado en un ángulo recto.

    Importante: ¡el marco de la puerta encierra las paredes con sus perfiles en U exteriores y nunca deben atornillarse a las paredes!montar caseta de madera

  25. Fijar el umbral metálico del marco de la puerta

    Por último, fija el umbral metálico del marco directamente al suelo de la caseta de madera ya montada con dos agujeros previamente taladrados.

  26. Proteger la madera

    La madera de las casetas de madera que vienen en kit no suelen estar protegidas y listas para la intemperie a la que van a estar expuestas durante un período muy largo. Sin una mayor protección de la madera, ésta queda expuesta «desnuda» a los efectos de la intemperie, incluidas las manchas de moho y, en casos extremos, el moho y la podredumbre de la misma madera. Proteger la madera por completo es sencillo, solamente vas a tener que seguir dos pasos.

    El primer paso es la conservación química de la madera a través del barniz; para aplicarlo empieza limpiando y lijando un poco las paredes de la caseta de madera ya que, de esta manera, el barniz se impregnará mejor en la madera. A continuación, ya puedes aplicar el barniz que hayas escogido y déjalo secar durante el tiempo indicado por el fabricante; te recomendamos que apliques, como mínimo, dos capas de barniz.

    El segundo paso es pintar la caseta de madera con una imprimación o pintura especial para madera del color deseado; en nuestro caso, hemos escogido un bonito tono azul cielo. Esta puedes aplicarla por toda la caseta de madera e, incluso, puedes hacer uso de dos colores distintos: uno para el interior y otro para el exterior. Es importante también que el tinte también debe estar pigmentado para proteger la madera de los rayos UV ya que esto evitará que se produzcan brillos grises indeseados.

    ¡En este punto, no escatimes en materiales: la protección es esencial para que tu caseta de madera te acompañe por mucho tiempo!

    Importante: es importante que en el momento de manipular esmaltes y barnices para la madera, respetes las normas de protección y seguridad, pues de lo contrario puedes correr el riesgo de sufrir graves daños para tu salud. En la parte posterior de cada envase encontrarás toda la información sobre los ingredientes, los peligros y las medidas de protección que deben ser aplicadas.montar caseta de madera

  27. Poner la tela asfáltica

    Además de la conservación de la madera, una cubierta de alta calidad también es esencial para la longevidad y durabilidad de tu nueva caseta de jardín.

    La tela asfáltica (lijada o desnuda), cuya, a veces, se incluye en algunos kits, está pensada y es adecuada como recubrimiento inicial ya que proporciona una protección contra la humedad a la madera del tejado. Es importante que el fieltro sobresalga unos dos centímetros en los lados del alero como borde de goteo.

    Sin embargo, la tela asfáltica nunca puede sustituir a una cubierta permanente.

  28. Crear la subestructura para las placas de cubierta

    Las placas de cubierto son totalmente adecuadas como revestimiento para tu caseta de jardín ya que la protegerá de forma fiable y permanente durante años. Para poder fijarla, es importante crear una subestructura con listones de madera los cuales se colocan de manera vertical y horizontal en todo el tejado y fijándolos con tornillos a la tela asfáltica previamente colocada.

    Importante: los listones de madera del techo garantizarán que las planchas de la placa de cubierta estén bien ventiladas y que la condensación se seque rápidamente en la parte inferior. La separación de los listones del tejado depende de las instrucciones del fabricante de las placas de cubierta.montar caseta de madera

  29. Fijar la vertiente de agua

    Una vez hayas creado la subestructura de los listones en el tejado para las placas de cubierta, es el momento de fijar el vertiente de agua al listón transversal más bajo.

    Dependiendo del sistema de canalones, se atornillarán o clavarán los llamados ganchos para canalones. En nuestro caso, los soportes están integrados en el canalón de modo que todos los elementos del canalón se clavan directamente en el listón del tejado.

    Finalmente, se sellan las juntas del canalón con silicona y ¡listo!

  30. Ajustar y colocar la tubería con el canelón

    Los codos del tubo de bajada y la misma tubería que irá conectada al canalón se deben cortar de tal manera que entre los codos, el canalón y la tubería de bajada haya una distancia que no ejerza presión.
    A continuación, atornilla los soportes de los tubos de bajada a la casa perpendicularmente uno encima del otro de modo que cada elemento de la tubería quedará “encerrado” por, al menos, un soporte.

    Al final de la bajante del canalón, puedes añadir un depósito de agua para recolectar el agua de la lluvia y usarla, por ejemplo, para regar y conservar tus plantas y jardín.

    ¡Descubre más aquí sobre los depósitos de agua!montar caseta de madera

  31. Colocar las placas de cubierta en el tejado

    ¡Ya casi estamos! Por último, coloca las placas de cubierta en la subestructura de madera creada previamente en el tejado; te recomendamos empezar a lo largo del alero asegurándote siempre de que el borde inferior sobresalga por encima del canalón.

    Luego, atornilla las placas de cubierta a los listones de madera con tornillos especiales para ello sobreponiendo un poco las placas de cubierta entre sí.

    En este punto, una cinta de sellado entre las placas de cubierta garantizará la estanquidad del techo. En la cresta del tejado, las hojas se insertarán en el carril de conexión.

  32. Atornillar los perfiles superiores y la chapa de cumbrera

    Los perfiles superiores son los encargados de cubrir las tablas de viento y, al mismo tiempo, aseguran la conexión de las placas de cubierta de tal manera que no puede entrar la lluvia por debajo del tejado.

    La chapa de cumbrera también tiene una función similar ya que se encarga de cubrir el hueco entre los raíles de conexión de la cumbrera y los propios raíles. Estos perfiles también se atornillan con los tornillos de sellado especiales del fabricante.

    Y, ¡listo: ya puedes disfrutar por completo de tu nueva caseta de jardín de madera montada por ti mismo!
    montar caseta de madera

¿Puede surgir algún problema después de montar mi caseta de madera?

Uno de los problemas más comunes que aparecen después de montar la caseta de jardín de madera es la aparición de grietas y la deformación de la caseta entera; pero, ¿por qué ha pasado?

montar caseta de madera

Causa número 1: las tablas de revestimiento de encima la puerta y/o la ventana estaban atornilladas a los tablones de la pared.

¿Cómo solucionarlo? Se deben aflojar los tornillos o clavos de las tablas de la pared y fijar las tablas de revestimiento a los marcos de la puerta o ventana.

Causa número 2: el marco de la puerta no estaba bien montado o estaba atornillado a los tablones de la pared.

¿Cómo se puede solucionar? Empieza aflojando los tornillos del marco de la puerta dejándolo suelto y después vuelve a montarlo y atornillarlo solamente en los lugares predeterminados.

Causa número 3: se han fijado estanterías o tablones a varias tablas de la pared a la vez.

Es importante en el momento de fijar estanterías o listones de madera en una sola tabla de la pared. Pero, ¡no te preocupes, es muy fácil de arreglar! Simplemente aflójalos y vuelve a atornillarlos en el lugar adecuado.

Causa número 4: las tiras de anclaje de viento se han montado con la ranura hacia abajo y/o los tornillos no están colocados en el centro o están demasiado apretados.

¿Se puede solucionar? ¡Claro que sí! Solamente tienes que montar las tiras de anclaje de viento en el sentido correcto: el fresado de la ranura debe apuntar siempre hacia arriba a una distancia de, aproximadamente, 10 a 20 centímetros de la esquina de la casa y el tejado. También es importante que los tornillos estén en el medio de las tiras de anclaje de viento y no demasiado apretados.

a

¿Qué debo hacer al montar mi caseta de jardín de madera?

  1. Trabajar siguiendo las instrucciones establecidas.
  2. Pedir ayuda a un ayudante para un montaje mejor y más sencillo.
  3. Tratar y proteger la madera de la caseta con barniz e imprimación o pintura especial para madera para que así se conserve más tiempo.
  4. ¡No construyas sin pensar! Detente en caso de incertidumbre, consulta el manual de instrucciones del fabricante y, en el peor de los casos, puedes buscar asesoramiento en tu centro BAUHAUS más cercano.

¿Qué no debo hacer?

  1. No proteger la madera.
  2. Pintar y proteger la madera antes de empezar a montar la caseta de madera.
  3. Golpear los tablones de madera directamente con el mazo de goma; es decir, sin usar un tablón de madera que amortigüe los golpes.
  4. No usar materiales duraderos.

¡Así de fácil es convertir tu caseta de madera en una habitación de ocio más!

La calefacción de gas

Para poder usar la casa en invierno también, vas a tener que instalar un sistema de calefacción. Dado que el funcionamiento de un calentador eléctrico es relativamente caro y complicado dentro de una caseta de madera, lo más recomendado es la instalación de una calefacción de gas. Los calentadores de gas que funcionan con butano funcionan bien para los metros cuadrados que se tienen que calentar.

Antes de comprar cualquier calefacción de gas, es importante que te asegures que el aparato es apto para su uso en interiores y de que cuentan con un dispositivo de seguridad contra la falta de oxígeno. En la mayoría de los casos, también se especifica el tamaño mínimo de la habitación.

Respeta estrictamente las especificaciones por parte del fabricante ya que, al fin y al cabo, ¡se trata de tu seguridad! Un detector de monóxido de carbono retroadaptable te proporcionará una seguridad adicional.

Aprovechar la energía del sol

Si sólo quieres hacer funcionar una o dos lámparas con bombillas LED, estás puedes enchufarlas al punto de corriente más cercano que tengas instalado en tu jardín.

Pero, en cambio, si quieres instalar una nevera o algún otro electrodoméstico, la situación es diferente. En este caso, una pequeña placa solar es lo más adecuado. ¡Acércate a tu centro BAUHAUS más cercano para descubrir más sobre las placas solares!

Protección contra el sol

Por supuesto, una caseta de madera está en su mejor momento durante el verano. Por ello, es importante planificar la protección solar que va a requerir, tanto la caseta como tú.

Un pesado toldo de brazo plegable cabe en muy pocas paredes de madera, pero una sombrilla de un tamaño generoso siempre es posible. Una pérgola o un toldo para el patio hechos a medida son, por supuesto, ¡perfectos!

WLAN: siempre conectado a la red

La conexión a la red no solamente beneficiará a tu hijos o nietos, sino que a ti también: el control de las herramientas de jardín a través de la tecnología doméstica inteligente o la conmutación de los enchufes WLAN a través de una app es una realidad desde hace tiempo.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog