Cómo pintar el salón en dos colores

¿Cómo decorar el salón? Cada uno tiene su estilo y debe, además, tener en cuenta otros factores que influyen, como el espacio, la distribución, el mobiliario, los elementos decorativos, y, cómo no, también el color. ¿Quieres saber cómo pintar el salón en dos colores? ¡Sigue leyendo para conocer las claves!

Paredes del  salón de dos colores

Cuando decides la decoración de una estancia y planeas la pintura de las paredes, tienes diversas opciones. Puedes pintar cada pared de un color, pintar toda la estancia en dos colores o incluso pintar una misma pared en dos colores. En este artículo vamos a ver cómo pintar el salón en dos colores, distintas formas de decorar tus paredes con dos colores o patrones, y otras soluciones decorativas.

New Call-to-action

Colores y texturas

Puedes combinar las pinturas y las texturas de distintas formas:

  • Pintando la parte superior de la pared de un color y la inferior de otro. Para ello, puedes separar estos dos colores con un tablón de madera o una cenefa, lo que le dará a la estancia un toque rústico.
  • Decorando con un panel o un biombo de color una parte de la pared (no es necesario  que esté pegado) y pintando el fondo de la pared de otro color.

¡Cualquier forma innovadora que se te ocurra para combinar dos elementos es bienvenida!

Dibujos y patrones

También puedes decorar tus paredes con dibujos y patrones, que puedes pintar o pegar a un papel pintado. Esta opción es un buen recurso si buscas un elemento decorativo, que decore de forma sutil las paredes de la estancia, sin sobrecargarla demasiado.

Puedes elegir entre una gran diversidad de patrones para decorar las paredes de tu hogar. 
¡Tu  imaginación es el límite! 

Combinaciones para pintar el salón en dos colores

Para que una estancia luzca bien decorada, es importante combinar bien los colores. ¡No lo dejes al azar! Vamos a ver cómo combinar colores, patrones, dibujos y más ¡para que tu hogar  quede genial!

Colores que combinan

Existen diversas pinturas de colores que puedes aplicar al diseño de tus paredes para que queden deslumbrantes. 

Los diversos tonos de un mismo color, como, por ejemplo, todas las tonalidades de azul  (marino, cian, turquesa, añil…), suelen combinar muy bien entre sí. ¡Decídete por una misma paleta de colores para que tus paredes luzcan perfectas! 

Colores vivos y colores apagados

Los colores vivos y los apagados son los más difíciles de combinar entre sí, pero con esta lista ya no tendrás más dudas:

  • Combina con rosa: verde, azul marino, amarillo.
  • Combina con fucsia: amarillo, verde. 
  • Combina con rojo: gris, verde, azul.
  • Combina con naranja: azul, violeta.
  • Combina con amarillo: azul, violeta, rosa. 
  • Combian con verde: naranja, amarillo. 
  • Combina con azul: naranja, rosa, amarillo.
  • Combina con lila: naranja, rosa, amarillo. 

Colores pastel

Los colores pastel son más fáciles de combinar, pues casi todas las combinaciones acostumbran a quedar bien. Estas son las mejores combinaciones:

  • Coral y menta
  • Azul y amarillo
  • Amarillo y rosa
  • Rosa y azul
  • Violeta y azul
  • Violeta y amarillo
  • Azul y verde
  • Naranja y rojo
  • Naranja, rosa y verde

Contrastes

También puedes crear contrastes, que funcionan prácticamente con todos los colores. Desde lo más extremo hasta lo más sencillo, estas serían buenas opciones:

  • blanco y negro
  • blanco y color vivo o apagado
  • negro y color vivo o pastel

Colores neutros

Los colores neutros, como el blanco, el gris, el beige, el caqui, el marfil, el negro o el marrón,  puedes combinarlos entre sí o con otros colores más llamativos. Por ejemplo:

  • gris y amarillo
  • blanco y rosa
  • beige y azul
  • beige y marrón
  • negro y turquesa

Combinaciones entre patrones, dibujos y colores

La combinación de patrones, dibujos y colores pueden resultar un poco arriesgadas, por lo que es importante tener en cuenta algunos aspectos: 

  • No cargues mucho las paredes.
  • Combina dibujos o patrones con colores parecidos, o bien que combinen con estos.

Por ejemplo, si tienes una pared con base beige, puedes plantearte que los patrones sean de color marrón.

El uso del color y la perspectiva

El tamaño de una habitación no cambia si no se hace alguna reforma, pero los colores pueden ayudarte más de lo que crees:

  • Para crear la sensación de un techo más bajo, usa colores negros u oscuros. Si, en cambio, quieres que parezca más alto, usa blanco o un color claro.  
  • Si quieres acortar una estancia, pinta el fondo de colores oscuros. Para alargarla, píntalo de colores claros. 
  • Para estrechar una estancia, pinta dos paredes paralelas de colores oscuros. Para hacerla más ancha, píntalas con colores claros.
  • Para hacer una estancia más pequeña, píntalas en tonos oscuros, mientras que si lo que quieres es hacerla más amplia, decídete por tonos claros y luminosos.

Como has visto, si te preguntas cómo pintar el salón en dos colores, hay infinitas formas de hacerlo, usando distintos colores, combinaciones y complementos. ¡Es el momento de innovar con tus paredes y provocar una explosión de color en tu hogar! Y, recuerda, si necesitas asesoramiento en cuestiones relacionadas con la pintura, o en otros aspectos relativos a tu hogar, en tu centro BAUHAUS encontrarás un equipo de profesionales esperándote para ayudarte. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog