Cómo pintar muebles a la tiza

Pintar a la tiza o chalk paint es una técnica para pintar muebles fácil, rápida y económica, además de que es muy sencilla de usar y aplicar. Se trata de un tipo de pintura acrílica elaborada con tiza o yeso y preparada con agregado de agua. Su secado es rápido y el resultado es similar al efecto pizarra. Además, aporta un efecto envejecido sobre cualquier mueble, por lo que es ideal para renovar muebles antiguos y darles un toque diferente. ¿Quieres saber cómo aplicar la técnica del chalk paint? A continuación te enseñamos a pintar muebles a la tiza.

New Call-to-action

Características la pintura a la tiza

Como ya hemos comentado, la pintura a la tiza es muy fácil de aplicar,, aunque tiene otras muchas características positivas:

  • No necesita una preparación previa, es decir, se puede aplicar sin imprimar ni lijar.
  • Se puede aplicar sobre cualquier superficie: madera, metal, vidrio, tela, etc. 
  • Su secado es muy rápido, pues en media hora se puede aplicar otra capa. 
  • Su acabado es ultramate, por lo que ayuda a disimular las imperfecciones. 
  • Ofrece diferentes acabados y efectos decorativos, como brillo, mate, satinado, etc.
  • Es ideal para conseguir un estilo vintage o shabby chic. 
  • Se puede usar tanto para interior como exterior. 
  • Se puede encontrar en muchos colores. 
Pintar muebles a la tiza

Pintar muebles a la tiza: los pasos

Antes de aplicar la pintura a la tiza sobre el mueble, asegúrate de que esté limpio y libre de grasa. A continuación, estos son los pasos para pintar muebles a la tiza:

  1. Aplica la pintura a la tiza: puedes hacerlo con un rodillo, una brocha o una pistola en función del acabado que prefieras. El resultado tiene que ser mate. Deja secar durante media hora aproximadamente. 
  2. Efecto vintage: si quieres conseguir un efecto vintage, lija la superficie de las zonas donde quieras que se vea el material que hay debajo. Limpia con un paño mojado el polvo resultante. 
  3. El acabado: este paso dependerá de lo que te interese. Si quieres que quede brillante, aplica una capa de cera protectora. Si aplicas barniz, el acabado será mate. También puedes optar por el decapado para darle un toque vintage o por el craquelado. 

Algunos trucos y consejos

Los siguientes trucos y consejos te ayudarán a conseguir un resultado más profesional:

Pintar muebles a la tiza
  • Limpia la superficie del mueble con alcohol para eliminar cualquier resto de suciedad.
  • Remueve la pintura a la tiza con una varilla hasta obtener una mezcla homogénea, pero evita agitar el bote, pues se formarán burbujas. 
  • Una vez que el bote está abierto, la pintura se vuelve densa. Añádele un poco de agua para refrescarla. 
  • Es preferible aplicar dos capas finas que una gruesa (a menos que quieras un acabado rústico para tu mueble). 
  • Usa brochas de pelo sintético o rodillos de microfibra para extender la pintura con más facilidad.
  • Usa pintura a la tiza en spray para superficies irregulares o con molduras, torneados y recovecos.

¿Te animas a pintar muebles a la tiza? No dudes en acercarte a tu centro BAUHAUS más cercano para conocer todas las novedades y dejarte asesorar por nuestros profesionales. ¡Te estamos esperando!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog