Cómo pintar un suelo de cemento

Los suelos de cemento son habituales en garajes, patios, azoteas y trasteros, pues son espacios de paso o que apenas se usan. Sin embargo, pueden acumular mucho polvo, por lo que una buena idea puede ser pintarlos. De esta manera, se evita que se incruste la grasa o cualquier suciedad, además de que quedan más vistosos. En este artículo vamos a explicarte cómo pintar un suelo de cemento, así como qué herramientas necesitas y qué tipo de pintura es más recomendada para pintar sobre este tipo de material. 

New Call-to-action

Tipos de pinturas

A la hora de pintar sobre una superficie, es importante escoger la pintura más adecuada. En el caso de los suelos, además, hay que prestar especial atención, pues se pisará sobre ellos constantemente, por lo que su resistencia y durabilidad han de ser óptimas para evitar tener que pintar al cabo de poco tiempo. Hay dos tipos de pintura:

  • Pinturas para suelos: son ideales para aquellos suelos de tránsito moderado. Las hay de muchos colores, aunque su resistencia es media. 
  • Pinturas epoxi o de poliuretano: estas pinturas no cuentan con una amplia gama de tonos; sin embargo, son muy duraderas y presentan una gran resistencia a las manchas, los choques y la abrasión. 

Sin embargo, antes de proceder con el pintado, es importante prestar atención a otros puntos clave, pues problemas de humedades o de cohesión en la superficie provocarán que pintar un suelo de cemento no sea tan fácil como parece. Por eso, lo primero es asegurarse de que la superficie sea lisa, esté seca y esté bien preparada para su pintado. Si no lo está, hay que solucionar el problema en cuestión. 

New Call-to-action

Pintar un suelo de cemento paso a paso

Numero de producto 25061000

Una vez elegida la pintura más adecuada para pintar tu suelo de cemento, y de haber solucionado posibles problemas en la superficie, estos son los pasos que debes seguir para que el resultado sea óptimo:

  1. Prepara la superficie: barre y limpia bien la zona

    Antes de comenzar a pintar, es muy importante preparar bien la zona. Hay que barrer y limpiar con agua y jabón con la ayuda de un cepillo de cerdas duras.

  2. Tapa con cinta de carrocero lo que no se va a pintar

    Tienes que tapar con cinta de carrocero todo aquello que no quieras estropear con la pintura, como rejillas, bordes, paredes, rodapiés, etc.

  3. Primera mano de pintura

    Una vez que toda la superficie está preparada y los elementos que no se van pintar están tapados, es el momento de pintar. Empieza por los bordes con una brocha para los detalles y continúa por toda la superficie con la ayuda de un rodillo.

  4. Segunda mano de pintura

    Deja que pasen 24 horas y da una segunda mano de pintura por toda la superficie. ¡Y listo!

¿Necesitas pintura u otras herramientas para pintar un suelo de cemento? En ese caso, no dudes en acercarte a tu centro BAUHAUS más cercano para conocer todas las novedades y dejarte asesorar por nuestros profesionales. ¡Te estamos esperando!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 4

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog