Cómo plantar césped natural paso a paso

Plantar césped natural es una tarea más sencilla de lo que puede parecer si sabemos cómo hacerlo. Existen diferentes maneras de conseguirlo, aunque el uso de semillas sigue siendo la más cómoda y la que mejor se adapta a la mayoría de jardines.

Cómo plantar césped natural desde cero

Cuando vayamos a plantar césped natural en un terreno por primera vez, los pasos que deberemos seguir son los siguientes: 

  • Escoger la época adecuada: Lo primero que hay que tener en cuenta para plantar césped natural es que se deberá escoger la época adecuada para hacerlo. Se puede hacer tanto en primavera (marzo-mayo) como en otoño (septiembre-noviembre). En el caso de hacerlo en primavera el crecimiento será más lento, pero no tendremos que preocuparnos por retirar las hojas de los árboles que puedan caer en la superficie plantada. En el caso de hacerlo en otoño el crecimiento será más rápido porque el suelo todavía estará caliente, pero deberemos tener cuidado de retirar las hojas que puedan cubrir los brotes. 
  • Instalación de tuberías y cableado: Antes de plantar césped natural, hay que instalar las tuberías y cables que vayan a pasar por el terreno. Por ejemplo, la instalación del riego automático, o el cableado de la iluminación del jardín o la piscina. De esta forma, evitaremos tener que cavar en el suelo cuando el césped ya se haya desarrollado.
  • Preparación del terreno: Para preparar el terreno antes de plantar el césped natural deberemos limpiarlo de la antigua vegetación y piedras que pueda haber. Así como removerlo y nivelarlo correctamente. Esta tarea se puede hacer de forma manual con una pala o azada, o de forma mecánica mediante una motoazada. Para terminar de retirar la vegetación antigua y las posibles piedras que pueda haber, usaremos un rastrillo una vez que la tierra esté removida. 
  • Abonar la tierra antes de plantar el césped: Además, si queremos añadir fertilizante antes de la siembra, deberemos hacerlo después de remover y limpiar la tierra. 
  • Nivelar el terreno: Para nivelar el terreno, podremos usar una regla niveladora o un rodillo para césped. Esta es la forma más sencilla y efectiva de conseguir nivelar el terreno y lograr un resultado perfecto. Pero si no contamos con un rodillo para césped, también se puede hacer con ayuda de una pala o un listón de madera. 
  • Plantar césped natural con semillas: A continuación, procederemos a esparcir las semillas del césped que hayamos elegido en toda la superficie del terreno. Para ello podemos utilizar una sembradora de césped, que asegura una distribución regular por toda la superficie. O también podemos hacerlo de forma directamente manual. En este caso, se recomienda esparcir las semillas en líneas de un metro, primero en un sentido y luego en sentido perpendicular al ya realizado. Es decir, como si se recorriera la superficie de forma vertical y luego horizontal sobre un mapa o un tablero de ajedrez. De esta manera, nos aseguramos una distribución homogénea y se evitan posibles líneas o zonas sin sembrar.
New Call-to-action

Cuidados del césped después de la siembra

Después de plantar el césped, habrá que seguir una serie de consejos para asegurarse de que las semillas germinen y crezcan correctamente:

  • Cuidados básicos: Después de plantar las semillas, es importante humedecer el suelo pero sin encharcar. Deberemos humedecerlo de forma diaria, evitando las horas de sol (lo más recomendable es hacerlo justo antes de que anochezca). 
  • Evitar pisar la zona de siembra: Además, también es importante recordar que no se debe pisar la superficie al menos durante los primeros 15 días después de la siembra, ya que los primeros brotes serán muy delicados y podrían dañarse con el peso. 

Realizar el primer corte: Cuando el césped haya alcanzado los 6-8 cm de altura se podrá realizar el primer corte. Para ello se recomienda utilizar un cortacésped eléctrico, ya que, además de ser más rápido, disponen de un cajetín donde se almacena la hierba cortada, por lo que resulta mucho más cómodo.

Plantar césped natural

Aproximadamente después de tres semanas, el césped se habrá desarrollado por completo. Y podremos disfrutar de esta alfombra de hierba natural que, además de decorar el jardín, creará un espacio perfecto para relajarnos. Ya sea en una silla o toalla, o directamente sobre el suelo.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog