El cuidado de la flor de Pascua y consejos para que aguante más allá de las fiestas navideñas

El cuidado de la flor de Pascua es más sencillo de lo que parece, y es posible mantenerla sana y bonita de un año para otro, no solo en Navidad. Aquí vamos a darte algunos consejos para que luzca radiante también después de las fiestas.

New Call-to-action

Curiosidades de la flor de Pascua

La flor de Pascua, o poinsettia, es una planta de hojas rojas muy utilizada para adornar las fiestas navideñas. Pero, ¿por qué solo tiene que brillar en Navidad? Conocer la procedencia de una planta es clave para saber qué espera del ambiente en el que se encuentra. En este caso, la flor de Pascua es una planta que proviene de México y América Central, y por ello espera un clima tropical, es decir, bastante húmedo. Esta planta, tan utilizada como decoración navideña, es la estrella en estas fechas por dos sencillas razones:

  • Las hojas de la poinsettia adquieren ese color rojizo tan característico en esta época del año.
  • En diciembre es cuando se ven sus pequeñas flores amarillas.

Y es que, a pesar de lo que se pueda pensar, las partes de color rojo no son su flor, sino que en realidad son sus hojas. Adquieren este color por la falta de luz: durante el año, las hojas tienen el color verde que habitualmente vemos en las plantas, y es en diciembre cuando se van enrojeciendo. El objetivo principal de las hojas de color encarnado es proteger las pequeñas flores que crecen en esta planta.

¿Dónde colocar la flor de Pascua?

El lugar donde ubiques esta planta es muy importante para su supervivencia durante el año. El punto principal a tener en cuenta es que está considerada una planta de interior en sus cuidados. Además:

Ubicación

Es clave el lugar donde la coloques, puesto que se trata de una planta sensible al calor y al frío. Por ello debe estar en un lugar libre de corrientesalejada de radiadores y otras fuentes de calor.

cuidado de la flor de pascua, colocación

Temperatura

Otro aspecto clave es la temperatura. Como ya hemos indicado, es sensible al calor y al frío. El rango de temperatura ideal para un buen cuidado de la flor de Pascua oscila entre los 12 y los 24 grados

La humedad es otro factor imprescindible a tener en cuenta: el ambiente debe ser más bien húmedo. El clima seco hará que pierda sus hojas.

Iluminación

La iluminación es el tercer aspecto clave a tener en cuenta en el cuidado de la flor de Pascua. Debe estar ubicada en un lugar muy luminoso: de lo contrario empezaremos a notar que sus hojas inferiores se irán cayendo. Es importante evitar la exposición al sol de manera directa, o los cuidados no servirán para nada.

Los cuidados de la flor de Pascua que no debes olvidar

Además de la ubicación y de mantener un lugar ideal para que la flor de Pascua pueda vivir sin riesgo, hay otros dos aspectos muy importantes a tener en cuenta: el riego y el abono.

Riego 

Además de la ubicación, proveer a la flor de Pascua de un buen alimento es importante. Esta planta es sensible a los riegos excesivos, tanto para las raíces como para las hojas. Pero, no obstante, le gusta tener el sustrato ligeramente húmedo. Lo ideal es regar dos veces a la semana, como mucho. Y no regar con chorro directo: es mejor llenar el plato inferior y dejar que la planta absorba el agua que necesita durante unos 20 minutos. 

Abono

La época ideal de abono es durante su crecimiento, hecho que ocurre durante noviembre, diciembre y enero. En estos meses es importante ayudar en su crecimiento, y para ello utilizar abono para plantas en flor cada 15 días diluido en el agua que se usa para regar.

¿Cómo conseguir que la poinsettia vuelva a florecer?

Para conseguir que las hojas vuelvan a su color rojizo a finales de año, y para que pueda florecer en diciembre, es importante mantener unos buenos cuidados durante todo el año. 

Para ello, además de su ubicación y cuidados, puedes:

  • Trasplantarla a una nueva maceta durante la primavera. Para ello coge una maceta y pon una buena mezcla de sustrato universal, humus y arena. Algo muy importante para que en verano y otoño tenga un buen desarrollo.
  • Privarla de luz desde finales de septiembre. Esto es, que tenga una buena dosis de oscuridad todos los días, unas 12-14 horas todos los días: verás como en diciembre recupera su color original.

Los cuidados de la flor de Pascua son muy sencillos, pero a la vez es importante tenerlos todos en cuenta para que pueda sobrevivir durante todo el año. Primordial es mantener la temperatura, riego suficiente sin ser excesivo, un buen sustrato y maceta, así como privar de luz en los meses otoñales.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog