¿Por qué es importante lijar la pared? Guía para lijar paredes, a mano y a máquina

Lijar una pared antes de pintarla no es estrictamente necesario, pero a veces la pared lo pide. Y es bien cierto que, aunque resulte una tarea tediosa, puede cambiar totalmente el resultado final. En este post te mostramos cómo lijar paredes, tanto a mano como a máquina, y la importancia que tiene hacerlo.

¿Por qué es necesario lijar las paredes?

Normalmente, al pintar no nos planteamos lijar las paredes previamente. Compramos la pintura, limpiamos un poco la pared, y aplicamos la pintura. Y si la pared es de color oscuro y queremos pintarla de un color claro, le damos varias capas. Pero es muy probable, sobre todo en este último caso, que el resultado final no sea el mismo si se aplica un proceso previo de lijar las paredes. Lo mismo ocurre si queremos ocultar desperfectos o eliminar gotelé.

La primera razón es que, al lijar la pared, se eliminan las imperfecciones y rebabas que pueda tener. Además, lijar las paredes ayuda a remover los restos de granulados, pintura, empapelados y mezclas, o capas de diversos materiales, que puedan quedar en la pared. 

New Call-to-action

Por último, si la pared es de un color muy oscuro y se quiere pintar de un color claro, lijar las paredes ayudará a aclarar un poco el color, para poder pintar mejor sobre él.

lijar paredes necesario

Claves para lijar paredes a mano

Lijar paredes a mano no es un proceso rápido, aunque esto depende en gran medida del tamaño de la pared. Eso sí, el material requerido es poco. Para lijar paredes a mano necesitas:

Con papel de lija y un taco de madera, puedes hacer tu propio taco de lija. Elige la opción que mejor te convenga, además de, eso sí, siempre, unos guantes para protegerte bien las manos.

  • Lo más importante es saber elegir el granulado que necesitas para lijar la pared. Según el material de la pared y su estado, deberás elegir un grosor u otro. Necesitarás un granulado grueso al principio, para luego pasar a uno más fino y así obtener un mejor acabado, por lo que disponer de diversos tipos de lijas será lo más práctico.
  • Lija la pared de abajo a arriba, por el polvo que se desprende, pues es mejor ensuciar lo que ya se ha lijado que lo que aún no se ha lijado. 
  • Lo mejor es lijar en círculos, ya que así evitarás dejar marcas en todos los sentidos.

Claves para lijar paredes con lijadora

La mejor opción para lijar paredes grandes es hacerlo con una lijadora eléctrica. En este caso necesitarás:

Existen diversos tipos de lijadora:

  • Lijadora orbital. Es específica de pared y tiene una potencia media.
  • Lijadora de yeso. Se utiliza para lijar paredes de cartón yeso. Su potencia es baja y tiene aspirador incorporado. 
  • Lijadora jirafa. Sirve para techo, suelos y paredes y suele tener una gran potencia. Además, gracias a su largo brazo, puedes llegar casi a cualquier sitio.

Igual que cuando se lijan paredes a mano, lo ideal es tener varios recambios de papel de lija para la lijadora eléctrica, pues según el tipo de pared y su estado se necesitará un granulado u otro.

  • El proceso es sencillo, aunque es importante tener en cuenta que el peso y la vibración de la lijadora puede afectar de manera negativa al proceso. Generalmente, a las lijadoras eléctricas se les puede ajustar la velocidad de lijado, por lo que es recomendable empezar con una velocidad baja, para más precisión. Luego, si lo necesitas, puedes aplicar más velocidad, según veas el acabado de la pared. 
  • Elige la lijadora que más te convenga, el disco de lijado y ¡manos a la obra!

Como has visto, lijar paredes antes de pintar es una tarea sencilla, aunque puede costar más según sea el tipo de pared y como lo hagas. Hacerlo a mano es difícil, pero el resultado es muy bueno. Con una lijadora eléctrica es mucho más sencillo. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4.5 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog