Las flores de jardín más bellas y fáciles de cuidar

Las flores de jardín convierten el espacio más anodino en una explosión de color. Dibujan caminos, dan vida a los muros, iluminan rincones sombríos… Disfrutar de ellas no tiene por qué ser complicado. Si no sabes por dónde empezar, echa un vistazo a estas sugerencias.

Flores de jardín a pleno sol

Las petunias dan lo mejor de sí bajo el sol más inclemente. Fáciles de encontrar y de cultivar, ofrecen abundantes flores de un solo color, de dos, a rayas, en degradado…

Los sencillos geranios son excelentes flores de jardín, resistentes a la dureza de la intemperie. Plantados al sol, florecerán durante meses.

La verbena es fácil de mantener y agradece el sol. Existen variedades erguidas y tapizantes, y las de color blanco o fucsia son aromáticas.

Los tulipanes son los bulbos que mejor toleran el sol. Se suelen plantar en grupo y aportan frescura y grandes dosis de color.

Una planta de floración tardía (a partir de septiembre) que aguanta a pleno sol es el crisantemo. Fácil de cuidar, produce flores fragantes, muy diversas en forma y tonalidad, que permiten prolongar la belleza del jardín durante el otoño.

flores de jardin

Mejores flores de exterior para sombra

La hortensia, típica del norte de España, también puede darse en otras latitudes en espacios con bastante sombra a lo largo del día. El color de sus ramilletes, grandes y esféricos, puede cambiarse alterando el pH del suelo.

La gardenia es una flor blanca, elegante y perfumada, que brota de un bello arbusto de hojas perennes de color verde oscuro. Esta especie también muestra preferencia por los rincones umbríos.

Original por sus flores en forma de plumero, el astilbe es una planta vivaz de fácil cultivo que iluminará la zona más umbría del jardín. Su único requisito para florecer es un suelo siempre húmedo.

New Call-to-action

Las azaleas son arbustos que exhiben una floración abundante. En semisombra despliegan flores de gran tamaño y varios colores.

Las flores del rododendro son, tras las rosas, las segundas flores de jardín más cultivadas. Brotan en ramillete y permanecen frescas durante semanas, haciendo las delicias de los aficionados a la jardinería.

La camelia es un arbusto de flores grandes y extremadamente refinadas. Los capullos brotan en invierno y se abren al comenzar la primavera. Una buena poda cuando caen las flores logrará floraciones intensas al siguiente año.

Las alegrías son plantas agradecidas, que producen flores variadas de tonos vibrantes en zonas de luz indirecta. Aguantan muy bien el frío y dan cada año varias floraciones; el requisito es no quedarse nunca sin agua.

Trepadoras con flores para jardines rodeados de color

El jazmín tiene aspecto asalvajado y luce numerosas flores blancas, pequeñas e intensamente perfumadas. Su requisito es un lugar donde no hiele, o bien estar a resguardo de las heladas en zonas más frías.

La buganvilla se adapta bien a los climas cálidos como el mediterráneo. Lo vistoso son sus brácteas, las hojas que protegen la verdadera flor, de tonos intensos y espectaculares.

Los racimos colgantes de la glicinia crean atmósferas románticas y fructifican en forma de vainas decorativas. Es un clásico que se ha hecho muy conocido con la serie Los Bridgerton, ya que son las flores de la fachada de la mansión.

La campsis es también conocida como trompeta trepadora por la forma de sus flores. Rojas y anaranjadas, lanzas destellos en contraste con el verde del follaje.

Los rosales trepadores son, sobre todo, variedades silvestres y antiguas. Florecen y exhalan su fragancia hasta bien entrado el otoño.

También aromática es la clematis, de olor parecido al jazmín. Más que la flor, destacan sus tépalos, unos sépalos extremadamente vistosos.

La ipomea o dondiego de día alegra el verano con sus campanillas moradas. Al morir deja caer las semillas de una nueva generación.

flores de jardin

Los mejores árboles de flor

El árbol de Júpiter presume de unas flores espectaculares cuando comienza el verano, por lo que es el árbol ideal para casas de vacaciones. De color parecido son las flores del árbol del amor, pero este florece en primavera. Ambos son árboles de porte reducido, ideales para jardines pequeños.

El lilo es un árbol arbustivo cuyos románticos racimos florales crecen en las ramas sin podar. Las lilas son flores de jardín clásicas y apreciadas por su fragancia.

Todo jardín debería tener algún frutal, especialmente del género prunus. Cerezo, ciruelo, albaricoquero, almendro, melocotonero… De porte rústico, ofrecen flores delicadas y sabrosos frutos.

El magnolio es “el rey del jardín”. Se toma su tiempo para crecer, pero desde muy joven produce magníficas flores, solitarias y aromáticas.

flores de jardin

Flores de jardín todo el año

El ciclamen florece durante largos meses. Sus variedades invernales animarán un jardín dormido gracias sus peculiares pétalos y al dibujo plateado de las hojas.

La begonia semperflorens es una planta pequeña que arraiga en cualquier parte. Florece casi todo el año y produce frutos vistosos.

Las vistosas flores de la clavelina o clavel chino se abren casi todo el año. Es agradecida, pues apenas necesita cuidados y resiste bastante bien los rigores del clima.

El brezo es un arbusto humilde y rústico cuyos racimos de flores diminutas brotan en invierno y aguantan incluso las heladas.

flores de jardin

El jardín es un espacio específicamente creado para vivir en él momentos agradables. Elige flores de jardín acordes con el estilo que buscas darle y elevarás su encanto a la máxima potencia.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog