Todo lo que debes saber sobre los paneles decorativos de madera

¿Has aburrido las paredes de tu salón? ¿Quieres darles un aire nuevo sin tener que pintar? Los paneles decorativos de madera son una buena opción, ya que aportan un toque hogareño y rústico a la estancia. La instalación es sencilla y el resultado, impresionante. En este post te contamos qué opciones existen y cómo colocarlos. 

Tipos de paneles decorativos de madera

Los tipos de paneles se clasifican según el tipo de montaje que requieren. Además, los puedes encontrar con una gran variedad de acabados, ya sea en madera oscura, como en un tono más claro. También puede ser a base de lamas verticales u horizontales, o incluso simular la madera desgastada. Se trata de decidir qué madera te gusta más y concuerda mejor con el estilo de la estancia en que vayas a instalarlos.

New Call-to-action

Frisos para colocar con rastrel

Este es el modo más habitual de colocar la madera en una pared. Primero se instala una estructura, llamada rastrel, que puede ir atornillado o pegado a la pared, aunque generalmente se atornilla. 

Esta estructura crea un hueco entre la pared y los frisos, permitiendo que la instalación se airee y así evitar problemas de humedad o abombamiento. Puedes rellenar el hueco con material aislante para que tu hogar sea más eficiente. Posteriormente, se colocan los frisos sobre la estructura

Paneles decorativos de madera para pegar

Este modo de colocación es el más sencillo. Gracias a su diseño, no es necesario dejar ningún espacio de ventilación, de manera que se pegan directamente a la pared con una cola específica para ello. 
En este caso, existe una mayor variedad de acabados con respecto a los frisos. Esto, unido a su sencilla instalación, hace que este tipo de paneles decorativos de madera sea una gran opción a elegir.

Vinilos autoadhesivos

Esta es una opción que se asimila a los paneles decorativos de madera, pero que no son paneles en sí, sino que es un vinilo que imita la madera. No tiene las mismas propiedades ni durabilidad de la madera, pero es una opción muy económica y fácil de colocar.

Instalación de los paneles decorativos de madera

Para instalar los paneles decorativos de madera sin rastrel, pegados a la pared, es importante saber cómo es la pared en que los vas a instalar. Por ejemplo, si hubiera humedades, si se necesita aislamiento. De ello dependerá que puedas, o no, pegarlos directamente a la pared o que debas dejar hueco, por ejemplo.

Recuerda que es posible que necesites una sierra para cortar, si alguna de las partes de los paneles no encaja.

Para colocar los paneles existen diversas opciones

  • Pegados con cola y remachados con tornillos o clavos
  • Atornillados directamente a la pared 
  • Pegados con cemento en cola

Este es el material que necesitas para adherir los paneles decorativos de madera con cemento en cola:

  • Aguaplast standard
  • Lija
  • Trapo
  • Cemento cola

Cuando lo tengas todo, sigue este proceso para instalar los paneles:  

  1. Repara la pared, rellenando los agujeros que haya con Aguaplast.
  2. Lija el Aguaplast sobrante, para que la pared quede uniforme.
  3. Limpia bien la pared, para que el fijador quede lo mejor posible.
  4. Aplica el cemento cola, tanto en la pared como en el propio panel.
  5. Coloca los paneles decorativos de madera. Recuerda ir de abajo hacia arriba, y desde las esquinas hacia el interior. Si cuando ya está colocado un panel deseas recolocarlo, no te preocupes, puedes moverlo antes de que se seque el cemento cola. 

Como has visto, la instalación de paneles decorativos de madera puede resultar sencilla si te gusta el bricolaje. Además, el resultado es ideal, por lo que es una opción muy recomendada para renovar cualquier estancia de tu hogar.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog