Paso a paso: cómo vaciar un termo eléctrico

Si tienes un termo eléctrico en casa, o en tu segunda residencia, tarde o temprano vas a necesitar vaciarlo. Cuando vayas a cambiarlo necesitarás que el termo quede vacío. Pero hay otros muchos casos en los que se te puede presentar esta necesidad. ¿Sabes cómo vaciar un termo eléctrico? Sigue leyendo: vamos a explicarte los pasos que debes dar para lograrlo.

Guía para vaciar un termo eléctrico

El termo eléctrico puede necesitar un vaciado cuando vayas a cambiarlo, pero también en otras ocasiones. Es posible que, por ejemplo, no vayas a usarlo durante una larga temporada: en estos casos lo ideal es vaciarlo para evitar posibles daños en el aparato. El frío y las heladas pueden dañar un termo eléctrico en los meses más duros del invierno.

Y quizás te preguntes: ¿cómo vaciar el termo eléctrico? Es un proceso muy sencillo y siguiendo nuestros consejos lo harás en un abrir y cerrar de ojos. Puedes hacerlo tú mismo, solo teniendo en cuenta que la combinación de electricidad y agua puede ser peligrosa.

  1. Corta el agua que llega al termo. Para ello, cierra la llave de paso que permite la entrada de agua de las tuberías al aparato, que suele estar en la parte inferior. Cabe la posibilidad de que esta llave no se encuentre justo en la entrada del termo porque no tenga: si es así debes cortar el agua de la casa.
  2. A continuación desenchufa el termo. Desconecta el termo de la red eléctrica.
  3. Ahora debes abrir uno o dos grifos de agua caliente de la casa. Los grifos que son preferibles para esta misión son los que estén más bajos, como los de una bañera o el bidé. Déjalos abierto un rato.
  4. Ahora toca drenar el agua del termo eléctrico. Para ello usa la válvula de drenaje del propio aparato. Antes de abrirla, coloca un recipiente bajo la válvula. Desenrosca el flexible del termo de la entrada, que suele estar marcado en color azul.
  5. Una vez que se haya vaciado el termo a través de las llaves de agua caliente que has dejado abiertas y deje de salir agua por ellas, puedes soltar el flexible de salida del termo, que estará marcado en color rojo. El termo quedará totalmente vacío.
New Call-to-action

Si lo necesitas, ahora ya puedes desmontarlo de la pared. Y si solo lo has hecho para su conservación, ¡la tarea está lista! 

Te recordamos que el termo puede que se vacíe en sentido contrario. Es decir, cabe la posibilidad de que el agua salga por el tubo de entrada, por lo que el aire entrará por las llaves. Es por ello que antes de que comiences el vaciado, te recomendamos que tengas a mano varios cubos porque si te ocurre esto: perderá mucha agua y necesitarás capacidad de recolección.

vaciar termo electrico

¿Cómo se llena el termo de nuevo?

  1. Abre la llave de corte del agua fría, además de los grifos de agua caliente. Cuando comience a salir agua por los grifos de agua caliente, empieza a cerrarlos empezando por los de menor altura a mayor. Primero el bidé, el último la ducha. Así se eliminará el aire del termo y las tuberías.
  2. Antes de conectarlo a la corriente, el termo debe estar lleno de agua. Sino puede que las resistencias se estropeen.

Ahora ya sabes cómo vaciar un termo eléctrico y también cómo llenarlo de nuevo. Si querías cambiarlo ya sabes cómo sustituirlo; y si se trata del termo de tu segunda residencia, al vaciarlo estarás alargando su vida útil. Si estás pensando en renovar tu termo eléctrico, puedes consultar nuestros modelos o venir a uno de nuestros centros BAUHAUS e informarte de cuál te conviene más.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog