Pasos y consejos para saber cómo alicatar un baño

¿Quieres renovar la imagen de tu baño por completo? ¡Es el momento de cambiar el revestimiento! Si quieres saber cómo alicatar un baño quédate en este post. Con unas nociones básicas, el material adecuado y un poco de paciencia y maña, alicatar un cuarto de baño puede ser tu nuevo proyecto. 

Cómo alicatar un cuarto de baño: pasos a seguir

El alicatado de un baño consiste en cubrir con baldosas o azulejos las paredes y el suelo de una habitación. Por lo general, las habitaciones que llevan este tipo de material en suelo y paredes son el baño y la cocina. Y aunque sea un gran proyecto, te animamos a hacerlo por ti mismo con las herramientas y conocimientos necesarios. Y, si no, siempre puedes venir a tu centro BAUHAUS.

New Call-to-action

  1. Calcula los azulejos que necesitas

    Antes incluso de pensar en las herramientas o en las baldosas o azulejos que necesitas para empezar tu proyecto debes saber cuánto mide tu baño, principalmente para conocer el número de baldosas necesitas:

    Para las paredes: mide ancho por alto de cada pared, y suma la cifra de todas ellas. Resta la superficie de la puerta, y de las ventanas si las hubiera. Añade un 10% más para compensar piezas que deben cortarse y tener alguna extra por si acaso.
    Para el suelo: multiplica ancho por largo, y descuenta el espacio de bañera o ducha. Aunque, si no lo descuentas, ahí tendrás tu extra para imprevistos.

    Con los datos en la mano, ahora sí llega el momento de elegir baldosa. Tienes que dividir la superficie entre el rendimiento, y así sabrás el número de cajas que necesitas. Estos mismos datos te servirán para obtener el cemento cola o mortero.

  2. Prepara las herramientas necesarias

    Seguimos con el siguiente paso para aprender cómo alicatar un baño. Ahora, veamos qué materiales necesitas:

    Cortador de azulejos (una opción interesante es alquilarlo en nuestro servicio de alquiler de maquinaria)
    Una maza de goma
    Una llana dentada y otra de goma
    Un nivel de burbuja
    Taladro con sierra de corona
    Crucetas
    Paleta
    Un cubo y una esponja
    Listón de madera y clavos
    Guantes

  3. Prepara la superficie

    Es posible que solo vayas a alicatar las paredes. Si se da el caso, debes proteger el suelo con cartones para que no se dañen ni ensucien en el proceso. 
    Tanto si has tenido que quitar previamente baldosas como si no, debes comprobar que la superficie esté en condiciones perfectas. Limpia el polvo que haya, comprueba que la superficie esté nivelada, que haya buena adherencia… Una vez esté todo correcto, coloca unos listones de madera clavados a la pared para que hagan de guía.
    Todo ello puedes hacerlo mientras el cemento cola reposa. Prepararlo es tan sencillo como seguir las instrucciones del fabricante.

  4. Alicata las paredes

    Primero aplica el cemento cola. Es muy importante no dejar huecos en la aplicación, para evitar la rotura de la baldosa.
    Con la llana dentada aplica una capa gruesa de 1 a 3 centímetros, en tramos de medio metro para que no se seque. Aplica un poco de pegamento en la base de la baldosa para una mejor adherencia.
    Coloca la baldosa cuidadosamente en la zona donde has puesto el cemento cola. Con la maza de goma da unos toques suaves para que la baldosa quede bien asentada. Coloca una cruceta de plástico entre los azulejos para que haya la misma separación entre ellos. Importante: lo ideal es empezar en la esquina inferior izquierda, y colocar la baldosa de izquierda a derecha y de abajo hacia arriba.
    Al llegar al final de la fila, ya sea en una fila horizontal o vertical, seguramente tengas que cortar el azulejo para que encaje perfectamente. Y también es probable que en algún azulejo necesites hacer algún agujero con el taladro y la sierra de corona, para las tomas de agua.cómo alicatar un baño

  5. Deja un acabado perfecto

    Limpia los azulejos con una esponja húmeda, deja secar 1 o 2 días todo.
    En este paso, el del acabado, el objetivo es rellenar la separación entre baldosas, las llagas. Así que una vez todo esté seco, debes:

    Quitar todas las crucetas y preparar la lechada
    Aplicar la lechada encima de los azulejos, con la ayuda de una llana de goma.
    Limpiar las baldosas con una esponja antes de que la lechada se seque.

Ahora que sabes cómo alicatar un baño, ¿te lanzas a hacer este nuevo proyecto para tu hogar? Sabes que en BAUHAUS estaremos encantados de asesorarte y guiarte sobre cuáles son los materiales que necesitas. Y si prefieres que nos encarguemos nosotros de este importante proyecto para tu casa, ¡solo tienes que pedirlo a nuestro servicio de instalaciones y reformas!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4.7 / 5. Total votos: 3

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog