Piscinas elevadas de obra: todas sus ventajas y cómo construirlas

Si eres de los afortunados que cuenta con un jardín o patio, pero no quieres hacer una gran inversión, las piscinas elevadas de obra serán la solución perfecta. Con la llegada del verano y las altas temperaturas, lo que más apetece es un buen baño refrescante, y esta instalación conseguirá que disfrutes aún más del verano, organizando, si quieres, reuniones de lo más divertidas con amigos y familiares. 

A continuación, te mostramos las ventajas de contar con una piscina, los materiales que necesitarás y los pasos a seguir. ¡Toma nota y lleva a cabo tu propio proyecto!

Ventajas de las piscinas elevadas de obra

Las piscinas elevadas de obra son una fantástica idea para refrescarte durante los meses más calurosos del año y lo mejor de todo es que no tendrás que excavar en tu patio o jardín. Entre las ventajas más reseñables de estas instalaciones se encuentran:

  • La construcción de este tipo de piscinas es más económica.
  • No es necesario realizar una excavación.
  • Son más seguras, sobre todo si hay niños en el hogar.
  • Construir piscinas elevadas de obra es más sencillo y rápido.
  • La estructura a base de bloques de hormigón o con hormigón armado es más resistente.
  • El diseño de estas piscinas se puede adaptar al tamaño del patio.
  • Existen muchas opciones de decoración.
New Call-to-action

Pasos para la construcción de piscinas elevadas de obra

Lo cierto es que se trata de un proceso de construcción muy sencillo y, en poco tiempo, podrás disfrutar de una piscina elevada de obra en tu jardín. ¡Toma nota de los pasos a seguir!

  1. Solicita la licencia de obras o la declaración preliminar de obras en la oficina de Urbanismo del Ayuntamiento.

    Allí, te informarán si para instalar la piscina elevada de obra necesitarás de un proyecto técnico.

  2. Consulta con un profesional para diseñar el proyecto.

  3. Para comenzar la instalación deberás colocar una losa de hormigón como base para asegurar el asiento de la piscina.

  4. Luego, podrás levantar los muros perimetrales armados con pilares, refuerzo y contrafuertes. Después, puedes aplicar una capa impermeabilizante.

  5. También es necesario preparar la instalación de la fontanería como la depuradora, el llenado y vaciado del agua, pero sin olvidarse de la iluminación y el revestimiento final.

  6. Ajustar los sumideros, skimmers, la impulsión del agua, entre otros.

  7. Llenar de agua y realizar las comprobaciones de salinidad, pH…

  8. ¡Y a disfrutar del verano!

Importancia de un buen proyecto técnico

Las piscinas elevadas de obra pueden requerir de un proyecto técnico que, aunque no es obligatorio en todos los casos, lo cierto es que sí es aconsejable. Contar con un profesional del sector, como un arquitecto o aparejador, que elabore un proyecto técnico te garantizará que la instalación sea segura y duradera. Además, supone una garantía tanto para ti como para la administración de que la obra se ha realizado según la norma urbanística.

piscinas elevadas de obra

¿Has visto lo sencillo que es construir piscinas elevadas de obra? ¡Anímate a construir la tuya y disfruta de un verano inolvidable en tu patio o jardín! Recuerda que en BAUHAUS disponemos de todos los materiales necesarios para hacer realidad tu sueño.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog