El radiador no calienta: causas y posibles soluciones

Con la llegada del frío, a todos nos apetece llegar a casa y sentir el calor confortable del hogar. Pero cuando el radiador no calienta correctamente, puede llegar a convertirse en un verdadero quebradero de cabeza. 

Si el sistema de calefacción está averiado, es posible que sea necesario comprar un radiador nuevo. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones, el problema de que un radiador no caliente correctamente se puede solucionar de forma fácil y sencilla. Sigue leyendo y te contamos cómo hacerlo.

New Call-to-action

¿Por qué un radiador no calienta? 

Cuando el resto de radiadores de la casa funcionan a la perfección, pero solo un radiador no calienta o una parte de él está frío, hay que buscar cuál es el motivo de la avería. ¡Toma nota!

Aire en su interior

Una de las razones por las que un radiador no calienta es porque puede tener aire en su interior. Para solucionarlo, bastará con sacar el aire del circuito mediante un purgador

Una buena forma de solucionar este problema (y olvidarnos de él para siempre) es instalando un purgador automático en el radiador

La llave de paso está cerrada

Otra de las causas, aunque pueda parecer muy obvia, es que la llave de paso del radiador esté cerrada. Tan solo, tendrás que girar la llave hacia la izquierda y debería funcionar.

El detector está cerrado

También puede ocurrir que el detentor esté cerrado. Pero, en este caso, necesitarás algunas herramientas, como la llave Allen, o similar, y girar hacia la izquierda varias vueltas.

Obstrucción en el circuito

Otro de los motivos más frecuentes es que exista una posible obstrucción en el circuito, o bien, que se trate del último radiador de la casa y no llegue suficiente calor. 

Cuando se produce una obstrucción, una manera para comprobarlo es cerrar todos los aparatos de la casa y comprobar que la presión de la caldera se encuentre entre 1 y 1,5 bar de presión. Al apagar y encender la calefacción, con el resto de radiadores apagados comprobamos si el dispositivo que no funcionaba comienza a calentarse. Si no lo hace, hay que desatascar la instalación. Para ello, será necesario desmontar el radiador.

¿Qué ocurre cuando un radiador no calienta en la parte inferior?

En ocasiones, el radiador puede estar caliente en la parte superior, pero el resto del aparato está frío. Cuando esto ocurre, aunque el agua caliente llega hasta el radiador, no puede circular más y no llega a calentar la casa

Uno de los posibles motivos es que el detentor no esté abierto. Para abrirlo, tienes que acceder a él y este se encuentra en la parte de abajo del radiador. Para descubrirlo, tendrás que retirar la tapa y girar el tornillo hacia la izquierda. ¡Y listo!

¿Por qué hay una parte fría en la sección inferior del radiador?

En el caso de que el radiador esté bien instalado, que hayamos purgado el radiador correctamente y que el detentor esté abierto (en resumen, que no tenga problemas de ningún tipo), lo más probable es que el calor se concentre en la parte de arriba, mientras que la parte inferior esté fría (o más fría que el resto del dispositivo). 

Esto se debe al funcionamiento de la válvula termostática, y no suele implicar ningún problema con el radiador. Si bien es cierto que a veces puede suponer un problema, es normal que el radiador esté más frío en la parte de arriba que en la de abajo. Solo cuando la diferencia térmica es muy marcada debemos pensar que existe algún problema con el mismo. Un problema que, por lo general, como hemos visto, suele deberse a que el detentor no está abierto.

¿Qué es el detentor de un radiador?

El detentor es una válvula que sirve para regular la instalación del radiador. Se trata de la válvula regulable que se sitúa en la parte inferior del radiador. Es la válvula que permite la salida de agua del radiador

En la mayoría de los radiadores, la entrada del agua se realiza por arriba (controlada por la válvula de entrada, la rosca que abre y cierra el radiador). Mientras que la salida se realiza con otra válvula (el detentor), que se suele ubicar en la zona opuesta a la válvula de entrada (abajo y en el otro lado).

Ahora que ya sabes las razones de por qué un radiador no calienta, no tendrás qué temer. Primero, realiza estas comprobaciones antes de llamar a un técnico, pues puedes solucionarlo tú mismo en cuestión de minutos. Recuerda que en BAUHAUS puedes encontrar todo tipo de radiadores y la ayuda de nuestro personal para resolver cualquier tipo de dudas. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 7

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog