Aprende a preparar un huerto

En cuanto salimos del invierno y los días empiezan a ser más templados y largos, es el momento perfecto para ir preparando el huerto para la temporada de primavera-verano, que es cuando más verduras, legumbres y frutas se plantan: tomates, pimientos, pepinos, berenjenas, calabacines, sandías, melones, judías, guisantes lechugas, remolachas, zanahorias, etc. Sin embargo, es habitual encontrarse con una tierra cuyos bancales han perdido la forma que se les dio la temporada pasada y repleta de hierbas, por lo que tendremos que dedicarle un tiempo antes de comenzar con el plantado de la cosecha que nos comeremos meses después. En este artículo te explicamos cómo hacerlo y qué herramientas necesitas para hacerlo.

New Call-to-action

Los pasos para preparar el huerto

A la hora de preparar el huerto, estos son los pasos a seguir:

  1. Desherbar

    Como ya hemos comentado, al final del invierno, tras las lluvias, es habitual encontrarse el huerto repleto de hierbas que han de ser eliminadas para poder plantar posteriormente. 
    Hay varias maneras de hacer esta tarea:

    A mano: simplemente tirando del cuello de planta y haciéndola girar sobre sí misma para arrancarla de raíz. 

    Con la ayuda de una azada o una horca: para voltear la tierra de manera que las plantas se separen de la tierra.

    Cubriendo con una lona: este material deja pasar el agua, pero no la luz, por lo que al cabo de varios días las hierbas se marchitarán por falta de luz (también pueden usarse cartones con el mismo fin). 

    La idea, por tanto, es retirar todas las hierbas que se encuentren en nuestro espacio de tierra que destinamos a plantar, aunque no han de ser desechadas en la basura, sino que pueden usarse para aportar materia orgánica a la tierra, para hacer compost o para mullir los caminos y evitar que salgan otras hierbas en ellos. Es importante reutilizar todos los recursos que nos aporta la propia tierra.preparar huerto

  2. Aportar materia orgánica

    Una vez que tenemos todas las hierbas retiradas, es importante aportar materia orgánica a la tierra para conseguir que sea rica en nutrientes y minerales, a la vez que permita un buen drenaje del agua. Un aporte de 5 a 20 litros de compost (que puedes hacer tú mismo con la ayuda de un compostador) o estiércol de caballo por metro cuadrado permitirá que la tierra tenga el aporte de materia orgánica que necesita para una mejor recolecta.preparar huerto

  3. Labrar y preparar los bancales

    Después de aportar la materia orgánica a la tierra, es el momento de labrar la tierra, es decir, de voltear y revolver la tierra para airearla y soltarla, de manera que se facilite el desarrollo de las raíces de las plantas. Se puede hacer con una azada o horquilla, aunque, si el espacio es más amplio, una motoazada es de gran ayuda. 

    Una vez que la tierra está suelta, hay que preparar los bancales, unos montículos elevados a varios centímetros del suelo donde se colocarán los cultivos, de manera que no queden queden a ras del suelo para evitar pisarlos (cuanto más altos estén, menos tendrás que agacharte, lo cual facilita el trabajo a la hora de preparar el huerto y cultivarlo).

  4. Cuidar: regar y evitar plagas

    Por último, no queda más que cuidar de las plantas: hay que regarlas con regularidad (todos los días en verano, por eso quizá sea conveniente instalar un riego automático), entutorar las plantas que crecen en vertical (tomateras, judías, pimientos, pepinos) y evitar que las plagas afecten a las plantas y mermen su reproducción. 

    Si necesitas materiales o herramientas para preparar tu huerto para la próxima temporada, no dudes en acercarte a tu centro BAUHAUS más cercano para conocer todas las novedades y dejarte asesorar por nuestros profesionales. ¡Te estamos esperando!Preparar huerto

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 3 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog