Cómo instalar una puerta corredera de garaje en 11 pasos

Instalar una puerta corredera de garaje puede parecer complicado. Pero, si se siguen todos los pasos de forma ordenada, se trata de un proceso muy sencillo que podremos realizar nosotros mismos sin ningún problema.

New Call-to-action

Instalar una puerta corredera de garaje paso a paso 

  1. Abrir una zanja para instalar la guía

    Lo primero que tendremos que hacer es abrir una zanja en el suelo. Esta zanja deberá extenderse a lo largo de lo que será el recorrido de la puerta corredera de garaje, y servirá para instalar los ejes de rodadura.

  2. Hacer una base de hormigón para colocar los ejes de rodadura

    A continuación, procederemos a hacer una base de hormigón en la zanja que acabamos de abrir en el suelo. Esta base de hormigón servirá para instalar los carriles de rodadura, por lo que es importante que tenga un tamaño y espesor adecuados al modelo que hayamos escogido.

  3.  Instalar los carriles de rodadura

    Una vez que la base de hormigón se haya secado, procederemos a instalar los carriles de rodadura de la puerta corredera de garaje. Para ello, los anclamos directamente a la base de hormigón.

  4. Hacer una base de hormigón para instalar el motor

    Junto a la base de hormigón de los carriles de rodadura, haremos una base de hormigón que servirá para ubicar el motor de la puerta corredera. Hay que tener en cuenta que el motor deberá contar con una conexión eléctrica, por lo que deberemos construir la base de hormigón para motor con una salida eléctrica. Se recomienda dejar una longitud de cableado de al menos 40 cm para asegurarse una conexión cómoda. Además, esta será también la toma eléctrica que se usará para la conexión del resto de accesorios para la puerta de garaje.puerta corredera de garaje

  5. Colocar el motor sobre la base de hormigón

    Una vez que la base de hormigón para el motor se haya secado, colocaremos el motor sobre dicha base y lo conectaremos a la salida eléctrica construida junto a la misma.

  6.  Colocar la hoja de la puerta sobre el carril de rodadura

    Ahora, colocamos la puerta corredera de garaje sobre el carril de rodadura y la presentamos junto al motor. Para ello, necesitaremos instalar los elementos de sujeción adicionales incluidos con la propia puerta (por lo general, estos elementos de sujeción se ubican en la parte alta de la hoja de la puerta).

  7. Desbloquear el motor y realizar los ajustes

    Después, procederemos a desbloquear el motor para poder ajustar correctamente la distancia y altura entre el mecanismo del motor y los ejes dentados de la puerta corredera.

  8. Comprobar el funcionamiento de la puerta

    Una vez que la distancia y altura del mecanismo de la puerta estén ajustadas, se procederá a comprobar si la puerta se abre y se cierra correctamente.

  9. Anclar el motor a la base de hormigón

    Cuando se haya comprobado que el funcionamiento de la puerta es el correcto, se anclará el motor a la base de hormigón de forma definitiva.

  10. Configurar la electrónica

    Una vez que el motor haya sido fijado a la base de hormigón del suelo y que la puerta se abra y se cierre correctamente, habrá llegado el momento de configurar la electrónica del motor. Para ello, seguiremos las instrucciones facilitadas por el fabricante del modelo de motor  adquirido.puerta corredera de garaje

  11. Colocar los elementos protectores

    Finalmente, procederemos a colocar la tapa o campana protectora sobre el motor. Esto servirá para proteger tanto la electrónica como los propios mecanismos del motor de elementos externos, como pueden ser el polvo o la lluvia.

Pintar una puerta corredera de garaje

Una vez la puerta del garaje esté instalada, puede ser una buena idea pintarla. Para ello es muy importante escoger una pintura adecuada a cada material. No será lo mismo pintar sobre aluminio que hacerlo sobre madera. Por ello, antes de empezar, recuerda escoger una pintura adecuada al material de cada tipo de puerta y, sobre todo, un tipo de pintura que esté formulada para exterior. De esta forma, conseguirás un acabado óptimo y a prueba de las inclemencias meteorológicas, como pueden ser la lluvia o la radiación solar. Además, si combinas el color de la puerta del garaje con el de la entrada principal de casa, lograrás un efecto muy decorativo.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 2 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog