Radiadores de calor azul: las claves, ¡aquí!

Existen multitud de formas, materiales y mecanismos de funcionamiento de radiadores. Si bien todos cumplen su función de proporcionar calor al hogar, algunos se adaptan mejor a las particularidades de cada situación, lo cual puede influir mucho en la elección del radiador adecuado. En este post vamos a profundizar sobre un tipo específico de radiador: los radiadores de calor azul. Sigue leyendo si quieres saber más sobre este tipo de radiadores. 

Radiadores de calor azul: ¿cómo funciona el calor azul?

El calor azul es un tipo de mecanismo para calentar radiadores de última generación, cuyo funcionamiento se inspira en el de los radiadores de aceite. Sin embargo, es menos contaminante que sus antepasados.

Los radiadores de calor azul utilizan, en lugar de aceite, unos fluidos que se conocen como caloportadores. Estos fluidos, como su nombre indica, permiten obtener energía calorífica. La principal sustancia también se conoce como sol azul.
El funcionamiento de los radiadores de calor azul sigue los principios de J.P. Joule, quien planteó que al pasar corriente eléctrica por un conductor, parte de ella se transforma en calor. Así pues, estos radiadores funcionan de la siguiente manera:

  • La corriente eléctrica pasa por el conductor.
  • La corriente altera y separa electrones del conductor.
  • La energía cinética se convierte en calor.
radiadores de color azul

Ventajas e inconvenientes de los radiadores de calor azul

Ventajas de los radiadores de calor azul

  • Son mecanismos de calefacción rápidos.
  • Poseen controles automáticos de temperatura, que les permiten activarse cuando hace frío y  apagarse cuando la temperatura es adecuada.
  • Se puede regular la temperatura de forma exacta, mediante el uso de temporizadores. Dicho de otro modo, puedes elegir a cuántos grados quieres que esté la estancia.
  • El calor se difunde muy bien, pues sale por la parte superior del radiador.
  • No desprenden olor ni manchan.
  • La instalación es económica y sencilla, ya que solo consiste en colocarlo en la pared.
  • Son seguros tanto para niños como para personas mayores.
radiadores de color azul

Inconvenientes de los radiadores de calor azul

En términos generales se podría decir que los radiadores de calor azul solo poseen un inconveniente, que, desgraciadamente, puede ser limitante para ciertas personas. Se trata de que, al funcionar con resistencia eléctrica, su rendimiento es muy bajo
Esto implica que debe emplearse más energía para conseguir la misma temperatura que otros radiadores, lo que se ve reflejado en la factura de la luz. Si tu intención es minimizar el consumo de electricidad en tu día a día, esta opción no es para ti.

Lugares ideales para instalar un radiador de calor azul

Por los pros y contras que los caracterizan, los radiadores de calor azul son ideales para segundas residencias o para pisos ubicados en lugares cálidos, en los que se desee estar preparado para episodios de frío puntuales. 

Dicho de otra forma, son ideales para espacios en los cuales la calefacción no forma parte del día a día en cuanto al uso de electrodomésticos.

En cuanto a la ubicación específica del radiador, también es importante tener en cuenta que existen diversas opciones para camuflar el radiador y lograr que no destaque en exceso entre la decoración de tu hogar.
Si los radiadores de calor azul no son los adecuados para tu hogar tal vez sea un buen momento para informarte acerca de otros métodos de calefacción. Por ejemplo, puedes consultar este artículo sobre radiadores de mica. Y recuerda que en BAUHAUS estaremos encantados de asesorarte en todo lo que necesites para equipar tu hogar.

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog