Cómo reutilizar un bote de champú de manera original

Todos sabemos que nuestro móvil nos acompaña a todas partes y a todas horas; vayamos donde vayamos, siempre vamos con él. Cabe añadir también que es por esta razón que se tiene que ir recargando y, dependiendo del lugar, no es del todo seguro cargar el móvil. ¿Cuántas veces has tenido que deshacer un lío de cables o has pisado el móvil sin querer porqué estaba cargando en el suelo? ¿Estás cansado que siempre te pase lo mismo? ¡Ahora ya no tendrás que preocuparte por estos problemas! En este post te traemos la solución perfecta: una estación de carga para el teléfono que puedes hacer tu mismo con un simple bote de champú.

¡No te vayas muy lejos si quieres aprender a hacer esta estación de carga!

Pero, antes de empezar…

Antes de comenzar con elaboración de esta estación de carga es importante que verifiques previamente que la botella de champú o detergente que vayas a usar es lo suficientemente grande para tu teléfono. En el caso de que no estés del todo seguro es mejor usar un envase más grande.

Bote de champú

¿Qué vas a necesitar para reutilizar un bote de champú?

Paso a paso: cómo hacer una estación de carga para el móvil con un bote de champú

  1. Dibujar los bordes a recortar

    Una vez hayas escogida el bote de champú o detergente adecuado, es hora de dibujar por dónde vamos a cortar la parte delantera de la botella de champú o detergente. Para ello, coge tu teléfono móvil, sitúalo encima de este y, con la ayuda de un marcador permanente, marca las medidas.

    En el caso que quieras ser más preciso, mide tú móvil con una regla y traspasa susodichas medidas (con un poco de margen) al bote de champú o detergente.Bote de champú

  2. Cortar por las marcas realizadas

    Una vez hechas todas las marcas, es momento de recortar la forma que va a tener la estación de carga. Con la ayuda de unas tijeras o un cúter corta por las marcas hachas previamente. No te preocupes si los bordes no quedan totalmente rectos, nos ocuparemos de ello más adelante.

    Atención: si vas a usar un cúter, ten en cuenta que la hoja es muy afilada por lo que se tiene que trabajar siempre con mucho cuidado. Si no has usado nunca antes un cúter, te recomendamos que para este y los siguientes pasos uses unas tijeras.

  3. Dibujar y recortar el agujero para el enchufe

    Para este paso vamos a usar un tubo de papel higiénico ya que este tiene el tamaño de un enchufe de carga estándar. Aun así, asegúrate previamente que el enchufe quepa por este; en el caso que no, usa tu propio enchufe para realizar el agujero.

    Coge el tubo de papel higiénico vacío y colócalo en la parte superior del bote de detergente o champú. Es importante que dejes un espacio uniforme entre los bordes para que esta sea estable. Una vez hecho esto, delinea el dibujo del tubo con un marcador permanente.

    A continuación, con la ayuda de un cúter o unas tijeras, recorta la forma realizada con precisión. Este paso es mucho más fácil de realizar con unas tijeras ya que podrás hacer mejor la forma redondeada.

  4. Lijar los bordes

    Ya que el plástico es propenso a tener unos bordes muy afilados cuando son cortados vamos a lijarlos todos para que no se produzca futuros accidentes. Para ello, usa un papel de lija y pásalo por todos los bordes recortados.

    Consejo: existen muchos tipos de papel de lija dependiendo de su grano. Cuando más fino sea el papel de lija, más suaves quedarán los bordes. Por esta razón, te recomendamos usar un papel de lija con un grano 100.

  5. Decorar la estación de carga

    Ahora ha llegado la parte más emocionante: ¡dejar volar tu imaginación decorando! Para ello usa los materiales que más prefieras. Puedes crear una estación de carga monocromática, más atrevida, con pegatinas o usando cinta adhesiva para crear distintas formas.

    En nuestro caso vamos a usar pintura en spray de color plateado y cinta adhesiva ya que el resultado que se obtiene es bonito y uniforme sin prácticamente esfuerzo. Es importante que protejas la superficie de trabajo con papel de diario viejo para que así no se manche nada. Agita bien la pintura en spray antes de usarla y rocíala por el bote de champú a una distancia de, aproximadamente, 30 cm. Una vez se haya secado bien la pintura, puedes retirar la cinta adhesiva.Bote de champú

  6. ¡Et voilá!

    ¿Ya está la pintura bien seca y terminaste de decorar todo? Entonces es momento de pasar una capa de barniz transparente para sellarlo y protegerlo todo bien.

    ¡Y ya estaría! Se acabaron los líos de cables y los accidentes.Bote de champú

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog