Trucos para cambiar el revestimiento de las paredes del baño sin obras

Cambiar el revestimiento de las paredes del baño sin obras es posible. Se trata de una alternativa que, además de evitar reformas complejas, también suele ser considerablemente más económica. Sigue leyendo y te contamos algunos de los mejores trucos que puedes emplear para darle un aire nuevo a esta estancia sin necesidad de meterte en obras en el baño

¿Cómo se puede cambiar el revestimiento de las paredes del baño sin obras?

Existen diferentes maneras. No obstante, en todos los casos, se trata sencillamente de cubrir los azulejos con un material nuevo que no necesite retirarlos previamente. De esta forma evitamos tener que hacer obra, retirar escombros y tener que instalar un nuevo revestimiento de azulejo. Basta con seleccionar los materiales adecuados y colocarlos directamente sobre los azulejos antiguos. Una forma rápida y sencilla, pero también muy efectiva, de disfrutar de un baño nuevo sin los líos típicos de las obras. 

New Call-to-action

Papel pintado para baño

Al pensar en papel pintado para baño lo primero que se nos viene a la cabeza es: ¿aguanta bien con la humedad? La respuesta es sí, siempre y cuando escojamos un papel pintado apto para el baño. Es decir, un papel pintado que esté indicado para entornos húmedos

Hoy en día hay disponibles gran variedad de papeles pintados. Cada uno de ellos está más o menos indicado para distintas estancias. En el caso del papel pintado para baño, lo único que necesitaremos es seleccionar uno que esté protegido con una capa de material aislante que lo proteja del agua y de la humedad que se acumula en esta estancia.

Revestimiento paredes baño sin obras
Número de producto 20792387

Pintura para azulejos 

Otra de las opciones más recomendables a la hora de cambiar el revestimiento de las paredes del baño sin obras es decantarse por la pintura para azulejos. Este tipo de pintura está especialmente formulada para adherirse perfectamente a la superficie del azulejo del baño (esmaltada y no porosa). Su aplicación es tan sencilla como cuando se pinta cualquier otra pared, con la diferencia de que, en este caso, la superficie sobre la que se pinta un azulejo. 

La pintura para azulejos permite darle un aire nuevo al baño sin necesidad de cambiar el alicatado. Se trata de la opción más fácil y sencilla de realidad y, por lo general, también la más barata. 

Revestimiento de PVC y otros materiales 

Finalmente, otra de las maneras de cambiar el revestimiento de las paredes del baño si obra pasa por la colocación de nuevos revestimientos de otros materiales directamente sobre el azulejo antiguo. Entre estos materiales cabe destacar el PVC. Por sus características hidrófugas y resistentes al agua y la humedad, el PVC es un material que responde perfectamente a las necesidades propias de los materiales que se utilizan en estancias húmedas como el baño. Además, también se trata de un material económico y fácil de trabajar, por lo que todo son ventajas. 

Sin embargo, aunque el PVC es el material más recomendable, también se pueden usar otros que responden bien si lo que se quiere es cambiar el revestimiento de las paredes del baño sin necesidad de hacer obras. Por ejemplo, se puede instalar una capa de microcemento. Incluso, también se puede optar por la madera. Aunque, en este caso, es indispensable que la madera haya sido previamente tratada con tratamientos hidrófugos que eviten que se deteriore por el efecto de la humedad. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog