Te contamos cómo limpiar el cristal de la chimenea

Qué agradable es pasar una velada con la familia o amigos alrededor de una chimenea… El elemento acogedor por excelencia. Pero, ¿qué ocurre con su limpieza? El cristal de la chimenea es una de las partes que más quebraderos de cabeza provoca. ¡No te preocupes! En este artículo te contamos cómo limpiar el cristal de la chimenea, que tanto se ensucia. 

Trucos para limpiar el cristal de la chimenea

Existen muchas maneras diferentes de limpiar el cristal de la chimenea, todas ellas eficaces. Con diferentes productos puedes dejar esta parte de la chimenea reluciente, ¡y podrás seguir disfrutando de esos momentos tan agradables alrededor del fuego! 

¿Qué productos puedes utilizar para limpiar?

  • Productos específicos para limpiar el cristal de la chimenea.
  • Limpiacristales o limpiahornos: pulveriza, espera un tiempo (si lo indica el fabricante) y pasa un paño húmedo para limpiar el cristal.
  • Papel de periódico. A una hoja un poco húmeda añade unas cenizas tamizadas y tendrás suficiente para dejar el cristal bien limpio. Las cenizas te ayudarán a quitar todas las huellas que haya.
  • Producto casero: bicarbonato, amoniaco, alcohol de quemar, vinagre y jabón para lavavajillas. La mezcla es: dos cucharadas de bicarbonato, una de amoniaco, una de alcohol, una de vinagre, unas cuantas gotas del jabón para lavavajillas y un poco de agua. Utiliza una esponja para aplicarlo al cristal, espera 2 minutos y retira con agua una vez haya pasado el tiempo.
  • Limpiadora de vapor: es la solución más eficaz. Además de que podrás limpiar la chimenea por completo.
limpiar cristal chimenea

Ahora vamos a responder a una pregunta que seguramente te habrás hecho más de una vez: 

¿Cuándo tengo que limpiar el cristal de la chimenea?

Es una gran pregunta: ¿hay que limpiar cada vez que pones un fuego? ¿Se puede dejar la limpieza para una vez a la semana? No hay una respuesta concreta, ya que influye la cantidad de veces que la utilices, así como los materiales con los que hagas el fuego. Eso sí, si te gusta disfrutar de lo agradable que es admirar la belleza del color de las llamas y la armonía que genera mirar el fuego, la clave es mantenerlo lo más limpio posible, lo más regularmente que puedas

New Call-to-action

Pero antes de ponerte manos a la obra, debes saber que para limpiar el cristal de la chimenea éste debe estar frío: nunca lo hagas con la chimenea encendida, ni un rato después de que se apague. El cristal de la chimenea aguanta mucho el calor y te puedes quemar fácilmente. Si está caliente puede ayudarte en la limpieza, pero espera un tiempo prudente para no tener ningún accidente.

¿Cómo manchar menos el cristal?

Como dice el refrán, “no es más limpio quien más limpia sino el que menos ensucia”. Una manera de reducir la frecuencia con la que el cristal de la chimenea se ensucia es disponer de un buen sistema de ventilación. Con un buen sistema de ventilación, el humo saldrá más rápido por el caño y se quedará menos en la zona del fuego y del cristal, por lo que se acumulará menos suciedad.
Sigue cualquier de estos consejos para tener una chimenea reluciente, con la que podrás disfrutar aún más del fuego que calienta a ti y a tu familia. Con un cristal de chimenea limpio, además, podrás ver si necesitas más o menos leña, ¡para una velada perfecta!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog