Tipos de césped: cómo escoger el más adecuado según cada caso

El césped es uno de los aspectos más importantes a la hora de completar un jardín. Sin embargo, a la hora de instalar césped natural, nos podemos encontrar con la duda de no saber cuál escoger. Actualmente, existen muchos tipos de césped distintos y, según cada caso, es más conveniente decantarse por uno que por otro. Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber para acertar en la elección.

Cómo escoger el tipo de césped más adecuado 

A la hora de escoger un tipo de césped, hay que tener en cuenta diferentes factores que determinarán la elección. Por un lado, habrá que tener en cuenta el clima de la zona en la que vamos a plantar el césped, ya que hay variedades que se adaptan mejor a climas fríos y otros que se adaptan mejor a climas cálidos. Por otro, es indispensable considerar también el uso que se le va a dar. Por ejemplo, no será lo mismo instalar un césped para uso deportivo intenso que plantarlo en un jardín o, incluso, plantar césped meramente ornamental.

New Call-to-action

A partir de estos elementos, se podrá valorar qué tipos de césped son los más adecuados para cada situación, y escoger el que mejor se adapta a las necesidades concretas de cada caso.

Tipos de césped más comunes 

Los tipos de césped natural más habituales que se pueden encontrar son los siguientes:

Bermuda (Cynodon dactylon)

También denominado grama fina o gramilla. Es probablemente el césped natural más común en los climas cálidos. Se puede utilizar tanto de forma ornamental como para espacios deportivos, ya que aguanta bien las pisadas. Es común verlo tanto en jardines privados como en espacios públicos al aire libre. Su principal inconveniente es que no aguanta las heladas, por lo que debe evitarse en zonas donde los inviernos son muy fríos. 

Kikuyu (Pennisetum clandestinum)

Otro de los tipos de césped que se adaptan bien a los climas cálidos es la variedad kikuyu. Se caracteriza por su hoja ancha y resistente. Es un césped que se usa especialmente en zonas de costa, ya que tolera bien el contacto con la sal. Se trata de una variedad que crece bastante rápido, por lo que suele requerir cortarse con frecuencia.

Bahía Grass (Paspalum notatum)

Se trata de uno de los tipos de césped que presenta una hoja más oscura y recia, con un aspecto grueso y resistente. Se trata de un césped natural que soporta bien los climas secos, la poca agua y la escasez de luz directa. Además, no es de los céspedes más exigentes con el suelo, por lo que no requiere un sustrato muy rico en nutrientes y se adapta bien a la mayoría de terrenos. Se recomienda también para climas cálidos, ya que no tolera bien el exceso de frío. Es una de las mejores opciones para piscinas,  jardines o espacios con amplia afluencia de público.

Festuca (Festuca arundinacea)

Dentro de los tipos de césped natural más resistentes cabe destacar esta variedad. Se trata de un césped de color oscuro y hoja de grosor medio que está verde durante todo el año. Se caracteriza por soportar bien las pisadas y, lo más importante, aunque prefiere los climas fríos, se adapta sin problema también a climas cálidos. Se trata de una opción todoterreno, válida tanto para jardines como para zonas deportivas, así como para espacios ornamentales. 

Agrostis (Agrostis estolofinera)

Este tipo de césped es el más usado en los campos de golf. Esto se debe a sus particulares características, entre las que cabe destacar que soporta muy bien los cortes al ras, lo que lo dota de un aspecto similar al de un tapete. Además, cabe destacar que se trata de un tipo de césped de hoja fina pero que se adapta muy bien a climas fríos, manteniéndose verde durante todo el año. 

Ray Grass (Lolium perenne)

Entre los tipos de césped que cuentan con un crecimiento más rápido se puede mencionar esta variedad. Se adapta bien tanto a climas fríos como cálidos, pero no así a la falta de agua y a las sequías. Además, también se trata de una variedad exigente con los suelos, requiriendo ser abonado con frecuencia. Se puede utilizar tanto para uso ornamental como para recuperar otras variedades de céspedes que estén en mal estado, ya que sus raíces ayudan a la regeneración del suelo al aportar muchos nutrientes.

Zoysia (Zoysia japonica)

Finalmente, otro de los tipos de césped natural más habitual es la variedad zoysia. Este césped se caracteriza por una hoja fina pero elegante, así como por su gran resistencia a condiciones climáticas de todo tipo. Tolera muy bien los climas salinos, la falta de agua, las temperaturas extremas e, incluso, la falta de luz directa, por lo que se puede plantar a la sombra sin problema. En general, es perfecto para jardines que requieren poco mantenimiento. Como característica adicional cabe mencionar que, durante el invierno, sus hojas amarillean más que otras variedades, adaptándose a la perfección a las estaciones.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog