Tipos de puertas: ¿cuál es mejor en cada caso?

Las puertas son un elemento de la casa esencial para separar espacios. Sin embargo, los tipos de puertas son muy variados y, según sea el caso, es mejor utilizar un tipo de puerta u otro. No es lo mismo una puerta que separa espacios interiores de exteriores, igual que no es lo mismo colocar puertas en casas grandes que en casas pequeñas. 

Si quieres conocer las características y recomendaciones de cada una de ellas sigue leyendo y te lo contamos. 

New Call-to-action

¿Qué tipos de puertas puedo encontrar en el mercado?

Hoy en día, podemos encontrar puertas de distintos colores y acabados. Sin embargo, más allá de aspecto puramente estético, podemos encontrar los siguientes tipos de puertas: 

Puertas abatibles 

Las puertas abatibles se caracterizan por su forma de apertura. Son las más comunes de todas. Su principal característica es que cuentan con un eje vertical en uno de sus lados, lo que permite que se abran hacia el interior o el exterior de la pared en la que se ubican.

Este tipo de apertura hace que sea necesario dejar espacio para que la hoja de la puerta pueda abrirse, por lo que no son la mejor opción para espacios pequeños o angostos. Sin embargo, son perfectas para el resto de espacios y ubicaciones. 

Puertas correderas

Las puertas correderas se abren de forma diferente a las abatibles. En este caso, la hoja no cuenta con un eje vertical, sino con dos carriles (uno arriba y otro abajo) que permite desplazar la hoja de la puerta en la misma dirección de la pared. Para ello, se debe instalar un casetón o estructura en la pared, que sirve para ocultar la hoja cuando la puerta se abre. 

Además de ser muy estéticas, también son una buena opción para aquellos lugares en los que no hay espacio suficiente como para instalar una puerta abatible. Sin embargo, no son la mejor opción a la hora de aislar acústica y térmicamente una habitación.

Puerta pivotante

Las puertas pivotantes son un tipo de puertas particulares que combinan la tecnología de las puertas abatibles y las correderas. En este caso, la puerta cuenta con un eje central. A su vez, el eje central se desplaza a lo largo de los carriles superior e inferior de la puerta. Esto permite que se abran girando sobre sí misma y que, además, la hoja se pueda desplazar a lo largo de los carriles. 

Se trata de puertas con una clara función decorativa. Son una buena idea para separar espacios amplios y muy transitados. Por ejemplo, separar el salón del comedor, o el comedor de la cocina. 

tipos de puertas

Puertas artesanales

Las puertas artesanales pueden tener diferentes tipos de apertura. Su principal característica no es la forma de abrirse, sino que están elaboradas de forma artesanal con un claro valor estético. Suelen estar hechas en madera, aunque se pueden fabricar en cualquier material. 

Se trata de puertas hechas una a una, encargadas a un artesano y que, por lo tanto, no se fabrican en serie ni de forma estandarizada. Estas puertas se suelen decorar para hacerlas más atractivas. Se pueden presentar con madera vista o pintadas con pintura para madera. Siempre, después de haberles aplicado una imprimación para madera que asegure la fijación de la pintura. 

Puertas plegables 

Las puertas plegables tienen la apariencia de una puerta corredera. Sin embargo, no son correderas, sino plegables. Es decir, la hoja se divide en distintas secciones y se pliega sobre sí misma (como lo haría un acordeón). 

Esto hace que, a diferencia de las puertas correderas, no necesiten un casetón en el que insertarse cuando se abren, por lo que se adaptan muy bien a cualquier espacio. Por ejemplo, a un aseo de dimensiones muy reducidas. 

Puertas blindadas 

Las puertas blindadas se caracterizan por sus materiales. Más allá de la hoja de madera vista, dentro de esta hay una hoja de metal que mejora su dureza y resistencia. Se trata de puertas destinadas a aumentar la seguridad de donde se instalan. Por ello, solo suelen instalarse en dos espacios muy concretos: la puerta de la entrada o, en algunos casos, como puerta de una habitación del pánico.

Puertas acorazadas

Las puertas acorazadas son una versión todavía más segura de las puertas blindadas. En el caso de las puertas acorazadas, además de la hoja de metal interior, también cuentan con fijaciones verticales y horizontales que se anclan al marco de la puerta y a la propia estructura de la pared cuando se echa la llave. 

La principal ventaja de las puertas acorazadas en comparación con las puertas blindadas es que, gracias a estos anclajes, resulta casi imposible quitar la hoja de puerta del marco. Esto garantiza un nivel de seguridad prácticamente infranqueable.

Como puedes ver, son muchos los tipos de puertas que podemos encontrar hoy en día y, según cada caso, se adaptan mejor a un lugar o espacio concreto de la casa. Si estás buscando cualquier tipo de puerta, recuerda que en BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para tu casa o jardín. Busques lo que busques está en BAUHAUS

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 3

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog