Cómo limpiar radiadores con trucos y consejos profesionales

Limpiar radiadores nunca ha sido fácil por su peculiar relieve y su cercanía a la pared. Además, acumulan mucha suciedad, en realidad más de la que se aprecia a simple vista. No es necesario quitar los radiadores para limpiarlos de cuando en cuando… Puedes mantenerlos pulcros con una limpieza periódica muy sencilla, que te vamos a enseñar aquí. Además de por higiene, esa higiene mejora su rendimiento, algo importante en los tiempos que corren, por los altos precios de la energía…

La limpieza de los radiadores, que acumulan polvo y pelusas en sus zonas más ocultas, se debe realizar de forma recurrente. Limpiar radiadores al tiempo que se elimina el resto del polvo de cada habitación puede ser una buena forma de no dejar la tarea en el olvido.

New Call-to-action

Cómo eliminar el polvo oculto en los radiadores

Como limpiar radiadores con polvo

Hay varios métodos para retirar el polvo de la trasera de los radiadores y de sus huecos más inaccesibles. Vamos a conocerlos:

  • Enchufar un secador de pelo a máxima potencia y con aire frío, y apuntar al hueco entre el radiador y la pared.
  • Pasar un limpiaradiadores por detrás. Se trata de una especie de plumero con cerdas gruesas, parecido a un limpiatubos, que se puede introducir entre la pared y el radiador, y también por las ranuras que hay entre los elementos del mismo.
  • Humedecer una bayeta en agua con unas gotas de amoniaco y enrollarla al palo de la escoba o similar. Pasarla por detrás del radiador.
  • Tomar una esponja tradicional y atarla por la mitad con una cuerda. Introducir en la parte inferior de cada ranura, y tirar de la cuerda para que arrastre polvo y pelusas.
  • Utilizar una vaporeta por las zonas a las que se puede acceder. Secar bien para que no haya riesgo de oxidación.

¿Un radiador de hierro fundido muy sucio…? Utiliza un pequeño compresor de aire con una pistola de soplado para eliminar la suciedad.

Es necesario hacer la tarea cuando los radiadores estén fríos y poner debajo cartones o papeles de periódico que recojan la suciedad que caiga.

Limpiar radiadores por su parte visible

Para limpiar radiadores por la parte delantera, basta un barreño con agua y un chorro de amoniaco o de vinagre con jabón. Con una bayeta humedecida con esta mezcla, hay que frotar los diferentes elementos del radiador y enjuagar con otra bayeta humedecida en agua limpia. Además de desinfectados, los radiadores quedarán brillantes. Después es aconsejable secar los radiadores, especialmente si tienen alguna picadura susceptible de oxidarse con la humedad.

Por qué acumulan tanto polvo los radiadores

Hay una explicación científica a la acumulación de suciedad de los radiadores: el aire caliente que emite el radiador tiende a subir hacia arriba, pero cuando comienza a enfriarse, desciende, dejando depositado el polvo que había en el ambiente.

Si has encontrado útiles estos consejos, ayúdanos puntuando este post aquí abajo con estrellas. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4.8 / 5. Total votos: 13

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog