Cultivar verduras en casa: ¿cómo hacerlo?

Las verduras frescas no sólo son deliciosas, sino que también son increíblemente saludables. Pero estas no siempre tienen que venir del supermercado: ¡puedes cultivar nuevas frutas y verduras a partir de las que hayas comprado previamente en el supermercado! Y, además ¡libres de contaminantes, sostenibles y baratas! En este post te contaremos cómo cultivar verduras en casa a raíz de semillas o bulbos de otras verduras ya compradas. En nuestro caso usaremos como ejemplo las cebolletas.

Cultivar verduras en casa: cebolletas

Un primer ejemplo de cultivar verduras en casa son las cebolletas. Las cebolletas son unas verduras muy populares en la cocina ya que, a diferencia de las cebollas convencionales, tienen un sabor mucho más suave y le da un sabor especial y único a cada plato.

Pero, ¿sabes que una cebolleta todavía está viva después de haberla comprado en el supermercado? Aquí te contaremos cómo poder volver a dar vida tus cebolletas.

New Call-to-action

¿Qué material vas a necesitar?

Paso a paso: cómo cultivar tus propias cebolletas en casa

Aprende, paso a paso, cómo cultivar verduras como las cebolletas tú mismo en casa. ¡Empezamos!

  1. Preparar la cebolleta

    Para que la cebolleta crezca tranquilamente, empieza cortando la parte superior de la cebolleta con el cuchillo sobre la tabla de cortar. Luego, deja a un lado las hojas superiores ya que estas tienen un gran aroma y pueden condimentar muchos platos; por lo que tirarlos sería un desperdicio.

    Después, acorta la parte inferior de las cebolletas a unos 5 cm de largo.Cultivar frutas y verduras en casa

  2. Añadir el agua

    Llena un vaso con agua del grifo y coloca dentro de él la cebolleta previamente recortada. El agua debe cubrir un tercio de la cebolleta con tal de crear una base óptima para el crecimiento.

    En este punto, lo más importante es que las raíces de la cebolleta ya cortada estén completamente cubiertas por el agua ya que así es como la planta absorberá el agua.

  3. Cambiar el agua

    Para que la cebolleta crezca bien, grande y fuerte, es importante que cambies y reemplaces regularmente el agua por agua fresca; esto se debe hacer cada 2 o 3 días.

    Para ello, pon las cebolletas encima de un papel de cocina, enjuaga el vaso y vuélvelo a llenar con agua fresca. Después, vuelve a añadir las cebolletas en el vaso con agua.Cultivar frutas y verduras en casa

  4. ¡Ha llegado el momento de la cosecha!

    Si has ido cambiando el agua con regularidad, pronto verás como las hojas tubulares empiezan a crecer y ¡de manera rápida! Unos días más tarde ya podrás cosechar tus cebolletas con la ayuda de las tijeras. Pero, ¡ten cuidado!: no debes cortas las hojas enrolladas demasiado cerca de las cebolletas ya que, de lo contrario, es posible que no vuelva a crecer. Para evitar que esto pase, deja un espacio de 3 cm alrededor de la cebolleta en el momento de la cosecha.

    Consejo: si cambias el agua con regularidad y no cortas las hojas tubulares demasiado cerca en el momento de la cosecha, podrás volver a cultivar cebolletas a raíz del bulbo ¡hasta tres veces!

  5. Sembrar las cebolletas

    ¡Poder cosechar con un mismo bulbo tres veces no está nada mal! Pero existe otra posibilidad de cultivar frutas y verduras en casa a raíz de bulbos y además tendrás una cosecha durante todo el año: ¡plantar la cebolleta en el suelo! Esto proporciona a tus cebolletas nutrientes esenciales para la planta que el agua por sí sola no puede reemplazar.

    Una maceta llena de tierra dentro de tu hogar es igual de eficaz que un huerto o un huerto urbano. Simplemente llena la maceta con tierra, afloja la tierra, coloca la cebolleta previamente recortada en el paso 1 y, luego, cúbrela con tierra.

    Consejo: si vas a cultivar las cebolletas en una maceta, asegúrate que reciba mucha luz solar.Cultivar frutas y verduras en casa

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog