Cómo pintar una puerta galvanizada

En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber sobre cómo pintar una puerta galvanizada. Algo fácil y sencillo de hacer si sigues las recomendaciones que te contamos a continuación. 

New Call-to-action

¿Qué significa pintar sobre galvanizado?

La mayoría de las puertas de metal son galvanizadas. Es decir, son de un tipo de acero que se caracteriza por estar recubierto por capas de zinc para que sea mucho más resistente y protegerlo del óxido

El acero galvanizado es resistente, duradero y no requiere mucho mantenimiento. Aun así, en el caso de las puertas, se recomienda pintarlas para mejorar incluso más su protección. Especialmente si están a la intemperie, como suele suceder en el caso de las puertas de garaje o las puertas de muchos jardines

New Call-to-action

Cómo pintar una puerta galvanizada paso a paso

  1. Preparar la superficie

    El primer paso es preparar la superficie que vamos a pintar. Para ello, cubrimos bien toda la superficie que no vayamos a pintar para que no se manche usando plástico para cubrir, cartón ondulado y cinta de carrocero.

  2. Lijar muy bien la superficie

    Una vez que tengamos la superficie limpia y protegida para evitar que se manche, procedemos a lijarla. Este paso es muy importante, ya que es imprescindible para conseguir un buen acabado. Para ello, podremos utilizar una lija de hoja o de taco, o una lijadora eléctrica.

  3. Limpiar muy bien la superficie con acetona o disolvente

    El siguiente paso será limpiar la superficie de la puerta galvanizada. Para ello utilizaremos acetona o disolvente. De este modo, eliminaremos cualquier resto de suciedad que pueda quedar después del proceso de lijado.

  4. Limpiar la superficie con un trapo de microfibra

    Después de haber limpiado la superficie con acetona o disolvente, pasaremos un trapo de microfibra. De esta forma, nos aseguramos de retirar cualquier resto de impureza o suciedad que pueda quedar, y también garantizamos el correcto secado de la superficie.

  5. Aplicar la imprimación

    La imprimación es una capa previa al esmalte y que asegura la correcta adherencia de la pintura. El galvanizado es un material con una adherencia complicada. Por ello, es muy importante aplicar previamente una imprimación de base disolvente. Aunque su olor es mucho más fuerte que el de base agua, garantiza un mayor agarre, durabilidad y resistencia. Al igual que la pintura, la imprimación la aplicaremos con ayuda de un rodillo

    pintar puerta galvanizada imprimación

  6. Aplicar el esmalte y pintar la puerta galvanizada

    Una vez que la imprimación haya secado (siempre siguiendo las instrucciones del fabricante), procederemos a aplicar el esmalte o pintura. Para ello, lo más recomendable es utilizar un esmalte sintético o de poliuretano. Hay que recordar que las superficies galvanizadas no son porosas y, por ello, este tipo de esmaltes son los que ofrecen mejores resultados y mayor durabilidad.
    pintar puerta galvanizada esmalte

  7. Dejar secar y aplicar una segunda capa de esmalte

    Los esmaltes sintéticos o de poliuretano tardan en secar como mínimo 24 horas, aunque podemos dejarlos más tiempo si queremos asegurarnos de que el secado es perfecto. Una vez que la pintura se haya secado, podremos aplicar una segunda capa de pintura si fuera necesario. 

    Como puedes ver, pintar una puerta galvanizada no es complicado si sabes cómo hacerlo y si cuentas con los materiales necesarios para ello. Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para pintar una puerta galvanizada igual que un profesional, desde la pintura y la imprimación a todas y cada una de las herramientas que necesitas.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog