Montaje del desagüe del fregadero: guía completa

El desagüe de tu fregadero es una de esas cosas en las que rara vez piensas, hasta que algo sale mal. Un montaje correcto y un mantenimiento regular pueden ahorrarte muchos problemas, desde molestos atascos hasta costosas reparaciones.

New Call-to-action

En este artículo, abordaremos todo lo que necesitas saber sobre el montaje de un desagüe de fregadero. Aprenderás sobre los componentes, los tipos de desagües y, lo más importante, cómo montar uno correctamente con los consejos BAUHAUS. Así, la próxima vez que necesites instalar o reemplazar un desagüe de fregadero, tendrás todo el conocimiento que necesitas a tu alcance.

Importancia del buen montaje de un desagüe de fregadero

El montaje adecuado del desagüe de tu fregadero es esencial no sólo para la funcionalidad básica de tu cocina, sino también para la salud e higiene.

Un desagüe mal montado puede provocar fugas, atascos y, en el peor de los casos, el crecimiento de moho y bacterias nocivas. Además, puede resultar en malos olores persistentes que pueden afectar la atmósfera general de tu hogar.

Por último, un montaje incorrecto puede causar daños estructurales a largo plazo en tu fregadero y las áreas circundantes, lo que puede resultar en costosas reparaciones o reemplazos.

Herramientas y materiales necesarios

Antes de embarcarte en el proyecto de montaje de un desagüe de fregadero, es fundamental contar con las herramientas y materiales adecuados. Estar preparado te ahorrará tiempo y garantizará que el proceso se realice sin problemas.

  • Llave ajustable o alicates de fontanería: estas herramientas te permitirán ajustar y aflojar las conexiones de la tubería. Son esenciales para garantizar que todo esté bien apretado y para evitar posibles fugas.
  • Destornillador: dependiendo del tipo de desagüe que estés instalando, es probable que necesites un destornillador para apretar o quitar tornillos.
  • Cinta de fontanero o sellador: ambos son materiales cruciales para garantizar una junta hermética entre las distintas partes del desagüe. Pueden prevenir fugas y aumentar la longevidad del desagüe.
  • Cubo o recipiente: útil para recoger agua o residuos que puedan caer cuando desmontes el antiguo desagüe o instales el nuevo.
  • Guantes de goma: la fontanería puede ser un trabajo sucio. Los guantes protegerán tus manos de los residuos y garantizarán un trabajo más higiénico.
desagüe fregadero

Componentes del desagüe de un fregadero

El sistema de desagüe del fregadero puede parecer simple a primera vista, pero cada componente tiene un papel específico en garantizar que el agua fluya adecuadamente y se eviten los malos olores. Estos son los componentes del desagüe de un fregadero:

  • Válvula de drenaje: esencial para cualquier fregadero, esta válvula regula el flujo de agua desde el fregadero hacia la tubería de desagüe. Normalmente, viene con un tapón o sistema de cierre que permite llenar el fregadero cuando es necesario.
  • Tubería de desagüe: es la tubería que conduce el agua desde el fregadero hacia el sistema principal de plomería de la vivienda. Es esencial que esté correctamente alineada y sin obstrucciones para evitar atascos y otros problemas.
  • Sifón: esta pieza curva es más importante de lo que parece. Su diseño específico evita que los gases desagradables y potencialmente peligrosos del sistema de plomería regresen al fregadero y a tu hogar.

Del mismo modo, es útil conocer que existen tipos de desagües para fregaderos:

  • Desagüe convencional: este es el tipo más básico y común de desagüe. Funciona simplemente permitiendo que el agua drene por gravedad hacia las tuberías del sistema de plomería.
  • Desagüe con triturador: una excelente solución para aquellos preocupados por los atascos. Este desagüe cuenta con un aparato eléctrico que tritura los restos de comida, convirtiéndolos en partículas lo suficientemente pequeñas como para pasar a través del sistema sin causar obstrucciones.
  • Desagüe con rejilla: ideal para fregaderos que se utilizan con frecuencia para lavar alimentos o utensilios grandes. La rejilla atrapa partículas grandes y evita que entren en las tuberías, protegiendo contra posibles atascos y prolongando la vida útil del sistema de desagüe.

Cómo desmontar el antiguo desagüe del fregadero

Cuando llega el momento de reemplazar el desagüe de tu fregadero, ya sea por desgaste, daño o simplemente para renovarlo, el primer paso es quitar el desagüe. Es un proceso que, aunque sencillo, requiere atención y cuidado para evitar posibles daños o problemas.

Te contamos cómo desmontar el desagüe paso a paso:

  1. Cierra la válvula de agua principal:

    es importante asegurarse de que no haya agua corriendo mientras trabajas en el desagüe. Esto evita derrames y posibles inundaciones.

  2. Coloca un cubo debajo del desagüe:

    esto es para recoger cualquier agua residual que pueda estar atrapada en las tuberías. Esto evitará posibles derrames y mantendrá el área de trabajo seca.

  3. Utiliza una llave ajustable para desconectar las tuberías:

    con cuidado, desconecta las tuberías del desagüe usando la llave ajustable. Gira en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que las conexiones estén lo suficientemente sueltas para desmontarlas manualmente.

  4. Retira la válvula de drenaje y el sifón:

    una vez desconectadas las tuberías, puedes retirar estos componentes. Es posible que necesites moverlos ligeramente para liberarlos.

Cuidados y precauciones durante el proceso

  • Usa guantes: siempre es recomendable usar guantes para proteger tus manos de residuos, suciedad y posibles sustancias nocivas que puedan estar presentes en las tuberías antiguas.
  • Asegúrate de trabajar en un área bien ventilada: es posible que se liberen olores desagradables al desmontar el desagüe. Una buena ventilación te ayudará a trabajar más cómodamente.
válvula desagüe fregadero

Montaje del desagüe del fregadero: paso a paso

Instalar un nuevo desagüe en tu fregadero puede parecer una tarea compleja, pero con los pasos y herramientas que te contamos a continuación, es un proceso bastante directo.

  1. Preparación y colocación de la válvula

    Limpia el área: antes de instalar la nueva válvula, asegúrate de que el área esté limpia de residuos o restos antiguos. Esto garantiza una conexión segura y hermética.
    Aplica cinta de fontanero o sellador: esto crea una barrera impermeable y asegura que no haya fugas alrededor de la válvula.
    Inserta y ajusta la válvula: coloca la nueva válvula en el orificio del fregadero y ajustarla firmemente en su lugar.

  2. Montaje de la tubería de desagüe:

    Alinea la tubería: asegúrate de que la tubería esté alineada correctamente con la válvula para garantizar un flujo adecuado del agua.
    Conecta firmemente: usa la llave ajustable para asegurar la conexión entre la tubería y la válvula.

  3. Conexión del sifón

    Limpia el sifón: es fundamental que el sifón esté limpio para evitar olores desagradables y asegurar un buen flujo del agua.
    Conecta y ajusta: conecta el sifón a la tubería, asegurándote de que esté bien ajustado para prevenir fugas.

  4. Pruebas de estanqueidad

    Abre la válvula de agua: una vez que todo esté conectado, reabre la válvula principal de agua.
    Llena el fregadero: esto te permitirá observar si hay fugas en las conexiones.
    Observa el drenaje: una vez lleno, deja que el agua drene para asegurarte de que todo fluye adecuadamente y no hay obstrucciones.

Y ahí tienes, todo lo que necesitas saber sobre el montaje de un desagüe de fregadero con herramientas que encontrarás en BAUHAUS. Aunque puede parecer una tarea desalentadora al principio, con la información adecuada y una actitud cuidadosa, puedes llevar a cabo esta tarea por ti mismo.

Al final del día, un buen montaje del desagüe no solo facilitará tu vida diaria en la cocina, sino que también ayudará a prevenir problemas futuros.

Recuerda siempre seguir las recomendaciones de mantenimiento para mantener tu desagüe en perfectas condiciones. Si aún tienes dudas, acércate a uno de nuestros centros BAUHAUS o ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros profesionales te asesorará en todo lo que necesites.

New Call-to-action

Preguntas frecuentes sobre montaje del desagüe del fregadero

¿Qué altura lleva el desagüe del fregadero?

La altura estándar para un desagüe de fregadero en la mayoría de las cocinas oscila entre 40 y 60 cm desde el suelo. Sin embargo, esta medida puede variar dependiendo del diseño específico de la cocina y de las normativas o prácticas comunes en ciertas regiones.
Es importante consultar las recomendaciones del fabricante del fregadero y, si es posible, trabajar con un profesional de la plomería para asegurar una instalación adecuada.

¿Qué tubería se usa para desagüe de lavaplatos?

Para el desagüe de un lavaplatos, se utiliza comúnmente una tubería de PVC de 40 mm de diámetro. Esta tubería es resistente, no corrosiva y está diseñada para manejar el tipo de desechos y agua que proviene de un lavaplatos.
Es importante asegurarse de que la conexión entre el lavaplatos y la tubería esté bien sellada para evitar fugas.

¿Qué es el sifón de un fregadero?

El sifón, también conocido como trampa, es una pieza curva del desagüe situada bajo el fregadero.
Su diseño permite retener una pequeña cantidad de agua que actúa como una barrera para prevenir que los gases del sistema de desagüe (que pueden ser malolientes o incluso peligrosos) regresen a la cocina a través del fregadero.
Además, el sifón ayuda a atrapar objetos más grandes que podrían causar atascos en las tuberías.

¿Cómo desatascar un fregadero que no traga nada?

Si te encuentras con un fregadero completamente obstruido, aquí tienes algunos pasos que puedes seguir:
Método manual: utiliza un desatascador o ventosa. Coloca el desatascador sobre el desagüe y presiona hacia abajo y hacia arriba varias veces para crear succión. Esto puede ayudar a desalojar el atasco.
Agua hirviendo: vierte agua hirviendo lentamente en el desagüe. El calor puede ayudar a disolver ciertos tipos de obstrucciones, especialmente si están causadas por grasa.
Bicarbonato de sodio y vinagre: vierte una taza de bicarbonato de sodio en el desagüe seguido de una cantidad igual de vinagre. Deja actuar durante al menos 30 minutos y luego enjuaga con agua caliente.
Desarmar el sifón: si te sientes cómodo haciéndolo, y los métodos anteriores no han funcionado, puedes desarmar el sifón para eliminar manualmente la obstrucción.
Productos comerciales: hay muchos productos desatascadores en el mercado diseñados para desbloquear desagües. Sin embargo, es importante seguir las instrucciones del fabricante y usarlos con precaución, ya que pueden contener químicos fuertes.
Llama a un profesional: si has intentado varios métodos y el atasco persiste, puede ser el momento de llamar a un fontanero para que resuelva el problema. Es posible que haya una obstrucción más grande o más profunda en las tuberías que requiera atención profesional.

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 1.6 / 5. Total votos: 5

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Guía del mes

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog