Reformas de casas de pueblo: las claves

¿Tú también te estás planteando cambiar tu piso de la ciudad por una casa más espaciosa, con más contacto con la naturaleza? Puede que estés valorando la opción de mudarte a la casa familiar de vacaciones, es muy probable que tengas dudas acerca de cómo llevar a cabo reformas de casas de pueblo, que suelen necesitar una renovación integral. En este post te contamos lo que debes tener en cuenta en las reformas de casas de pueblo.

New Call-to-action

¿Cómo reformar casas de pueblo?

Hace unas décadas, las ciudades recibieron a muchas personas provenientes de zonas rurales en busca de oportunidades laborales. Estas personas dejaron sus casas en sus pueblos y se convirtieron en la casa de vacaciones de muchas familias de ciudad. Pero, hoy, parece que la tendencia está volviendo a cambiar: ¿tú también te estás planteando vivir en el pueblo?

Una casa que ha pasado de generación en generación, que atesora grandes recuerdos, podría ser tu próxima residencia, sobre todo si teletrabajas. Pero es muy posible que te hayas dado cuenta de que tienes que reformarla, y además, de forma integral

Estos son los elementos que se suelen rehabilitar en las reformas de casas de pueblo

  • Estructura principal y distribución
  • Instalación eléctrica
  • Instalación de agua y saneamiento
  • Reforma de suelo, puertas y ventanas
  • Sistema de calefacción y aislamiento

Estructura principal y distribución

Habitualmente, resulta imprescindible renovar la estructura de la casa, así como los tejados y las paredes. Es muy importante que esta parte, al ser muy delicada, la dejes en manos de profesionales que lo revisen y se aseguren que todo cumple las normas específicas.

  • En el tejado, es fundamental que se revise que no haya humedades o goteras. 
  • En cuanto a las paredes exteriores, es probable que puedas conservar el aspecto de la casa, con solo alguna pequeña reforma y lavado de cara para conservar su esencia.
  • En cuanto a la distribución de la casa, lo mejor es que la consultes con una persona profesional, que te indicará qué paredes pueden modificarse y cuáles no.
Para la reforma de una casa de pueblo es importante renovar la estructura manteniendo elementos originales, que le aporten personalidad al conjunto.

Instalación eléctrica

Los años pesan, y las casas también lo notan. Si no ha habido ninguna reforma previa puede que las instalaciones tengan más de 50 años, por lo que la instalación eléctrica deberá renovarse. 

No se trata solo del deterioro de la propia instalación y de la normativa, sino también de que en cuestión de materiales se ha avanzado mucho: cables, enchufes e interruptores son los principales materiales a renovar, pero también necesitarás otro tipo de material eléctrico.

Instalación de agua y saneamiento

Es muy probable que las tuberías de la casa también deban renovarse, pues puede que sean de materiales obsoletos o incluso tóxicos que no cumplan normativa. En la sección de agua y saneamiento de tu centro BAUHAUS encontrarás todo tipo de tuberías, codos, termos, así como otros materiales.  

Reforma de suelo, puertas y ventanas

Esta es una parte importante de las reformas de casas de pueblo. Es posible que el suelo deba cambiarse por completo. Si cambias el suelo es un buen momento para instalar suelo radiante, pues ganarás en calidez y ahorrarás energía. Puedes optar por un suelo cerámico, uno vinílico o un suelo de parquet.

El caso de las puertas y ventanas es muy similar al del suelo. Aunque es cierto que, si es posible, restaurarlas es una buena opción, pues le dará el toque rural al hogar, es importante que revises  minuciosamente el aislamiento, ya que, si quieres conservar las ventanas originales, tendrás que sellarlo todo a la perfección.

Asegúrate que las puertas y ventanas sellan bien, pues son un aspecto clave en la confortabilidad del hogar.

Sistema de calefacción y aislamiento

El último punto importante en las reformas de casas de pueblo es la calefacción y aislamiento. Como hemos dicho, si cambias el suelo es recomendable aprovechar para instalar suelo radiante, que es mucho más efectivo y confortable que la calefacción convencional. 

El aislamiento es un aspecto fundamental en el que fijarse, pues las casas de pueblo, por lo general, no se construían con un buen aislamiento. Un buen aislamiento es esencial para el confort y la economía familiar.

Estos son los puntos esenciales para que las reformas de casas de pueblo vayan sobre ruedas Una vez resueltas estas cuestiones, podrás centrarte en los acabados interiores de las habitaciones, el baño o la cocina. Recuerda que en BAUHAUS encontrarás un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte. ¡Ya puedes ponerte manos a la obra!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 3.3 / 5. Total votos: 4

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog