Qué tipos de brocas existen y cuál elegir para cada material

Probablemente, taladrar sea una de las tareas de bricolaje que se antojan más sencillas. Sin embargo, si no tienes mucha experiencia puede que te surjan algunas dudas sobre cómo hacerlo, sobre todo las primeras veces que utilices el taladro. En este sentido, una de las preguntas más frecuentes gira en torno a los tipos de brocas, ya que no siempre es fácil saber cuál escoger en cada momento.

New Call-to-action

Por lo general, esta cuestión se resuelve en función del material que vayamos a perforar, ya que no es lo mismo hacer un orificio en una pared, que hacerlo en madera, metal o cerámica. Aunque con la experiencia siempre encuentras materiales con los que trabajas con mayor comodidad, conviene que sepas diferenciar los diversos tipos de brocas para aplicar el indicado en cada momento.

Tipos de brocas según el material a taladrar

A la hora de perforar cualquier superficie existen varios aspectos a tener en cuenta, como el taladro que debemos utilizar, a qué revoluciones debe girar la broca o cuál debe ser la intensidad al percutir. Sin embargo, si hay un planteamiento que destaca por encima del resto es la elección entre los distintos tipos de broca que podemos encontrar, lo que depende principalmente del material y el tipo de orificio que vayamos a realizar.

Tipos de brocas para madera

Uno de los materiales más comunes que suelen perforarse en tareas de bricolaje es la madera. Tal vez por ese motivo encontramos uno de los abanicos más amplios en lo que a tipos de brocas se refiere:

  • Brocas Forstner: se utiliza para hacer perforaciones precisas, ya que presenta un borde dentado y genera una menor fricción y menos calor en el proceso, además de retirar el sobrante con mayor eficiencia que el resto.
  • Brocas de paleta: este tipo de broca presenta una forma muy particular, ya que comienza con una punta afilada para centrar el orificio y a continuación una parte plana más ancha que lo abre. Se utiliza para perforaciones más grandes.
  • Brocas de tres puntas: es la más común a la hora de taladrar madera y suele estar fabricada a partir de acero al cromo.
  • Brocas C: esta broca es recurrente cuando se trata de taladrar orificios de gran diámetro -mayor que en de la broca de paleta-. Generalmente está compuesta por una broca al uso en el centro y un sistema circular alrededor de ésta que varía su diámetro en función del orificio que queramos realizar.
  • Brocas para berbiquí: se utilizan únicamente en un taladro manual o berbiquí, por lo que funcionan a muy bajas revoluciones.
  • Brocas E: se utilizan para incrustar el tornillo en la madera y que quede oculto, de este modo, el diámetro de la broca coincide siempre con el del tornillo, tanto en el cuerpo como en la cabeza.
  • Brocas para router: son las menos conocidas y se emplean únicamente en trabajos muy específicos -cortes perfilados, uniones, rebajes decorativos, etc.-, por eso presentan una gran variedad de formas.

Tipos de brocas para perforar cerámica, mármol y porcelana

Este tipo de broca se llama broca de diamante o diamantada, ya que incorpora este material que se utiliza en la perforación gracias a su dureza. Se utiliza para perforar superficies resistentes como la cerámica, la porcelana, la fibra de vidrio y, sobre todo, el mármol y el granito.

Tipos de brocas para metal

Al igual que sucede en el caso de la madera, también podemos encontrar diferentes tipos de brocas para metal según su forma, uso y composición, que puede variar pese a que todas tienen la base de acero, por eso se denominan HSS –High speed steel-, lo que podemos traducir como acero de alta aleación. A continuación podemos ver cuáles son las más habituales:

  • Brocas HSS de titanio rectificadas: son brocas de acero recubiertas de titanio utilizadas principalmente para perforar acero y, aunque sirven para trabajos de alta intensidad, en ese caso necesitarían refrigerante.
  • Brocas HSS de cobalto rectificadas: comparten uso con las anteriores -acero inoxidable y otros materiales de alta dureza-, pero en ese caso el cobalto sustituye al titanio, lo que supone mayor resistencia a altas temperaturas y, por consiguiente, no necesitan refrigerante.
  • Brocas HSS rectificadas: se utilizan para perforaciones de alta precisión en superficies metálicas de menor dureza.
  • Brocas HSS laminadas: es el tipo de brocas más básico para perforar metal y generalmente pierden el afilado con relativa facilidad. Se utilizan para perforaciones metálicas en las que la precisión es algo secundario.
Los tipos de brocas más adecuados para trabajar con metales.

Tipos de brocas para perforar paredes

Los tipos de brocas diseñadas para la perforación de paredes también presentan cierta variedad, aunque por lo general siempre se tiende a utilizar las mismas opciones porque son las más propicias. Aunque este consejo resulta útil para todo tipo de brocas, especialmente en este caso conviene que sean de calidad, ya que las superficies a taladrar presentan una dureza superior:

  • Brocas de alto rendimiento con placa de carburo: son las de mayor calidad para este tipo de superficies, ya que resultan realmente precisas y útiles para materiales de alta dureza como la piedra o el hormigón. Se utilizan más habitualmente en entornos profesionales.
  • Brocas de carburo de tungsteno: estas brocas suelen ser las más habituales para taladrar materiales de obra de menor dureza, como pueden ser el cemento, el ladrillo o el yeso.
  • Brocas de carburo de wolframio: también conocidas como brocas de widia, se utilizan nuevamente para materiales de alta dureza en obras, como puede ser el mármol.
Los mejores tipos de brocas para taladrar la pared.

Tipos de brocas para otros materiales

Finalmente, hay materiales para los que no existen brocas específicas, ya que no es muy habitual trabajar con este tipo de herramientas sobre ellos. Sin embargo, el cristal es un buen ejemplo de superficie que en ocasiones necesitamos perforar, en este caso recurriremos nuevamente a brocas como la de widia o la de diamante.

Por otra parte, el plástico no es un material con el que se utilice comúnmente un taladro, ya que existen otros modos de perforación; sin embargo, si lo necesitas puedes recurrir, utilizando un taladro sin percusión, a las brocas específicas para metales. Eso sí, no esperes un resultado perfectamente preciso.

¿Por qué es fundamental elegir el tipo de broca adecuado?

Como ves, en el mercado puedes encontrar infinidad de tipos de brocas, por eso es importante conocerlas y escoger la más adecuada para cada material. De lo contrario, lo más probable es que el trabajo no ofrezca resultados, bien porque la broca acaba por estropearse o, peor todavía, porque el orificio no queda como esperabas.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog