Cómo funciona la climatización por conductos: ventajas e inconvenientes

La climatización por conductos tiene el mismo objetivo que cualquier otro sistema de aire acondicionado, aunque cambia el modo de funcionar e instalarse. Se trata de un sistema habitualmente centralizado, que se encaja en un falso techo y termina en unas rejillas que se colocan en el techo para que salga el flujo de aire. Es parecido pero diferente. ¿Quieres conocer más detalles sobre este sistema de climatización? En este artículo te contamos sus ventajas e inconvenientes frente a otros tipos de aire acondicionado

La climatización por conductos: qué es y cómo funciona

En cuanto a los aires acondicionados de una vivienda, lo más habitual es instalar un split, que se trata de un sistema con una unidad exterior y otra interior (o varias), las cuales se encargan de calentar o enfriar el aire que sale a las estancias donde se encuentran los aparatos. La climatización por conductos, en cambio, es un sistema un poco más complejo.  

New Call-to-action

De hecho, su complejidad implica su previo diseño e instalación posterior por parte de profesionales: en BAUHAUS contamos con este servicio de instalaciones y reformas.

La climatización por conductos cuenta con la misma unidad exterior que un split, pero el sistema interior es diferente: se conecta a una serie de conductos (de impulsión y de retorno) que son los encargados de recoger el aire para calentarlo o enfriarlo y luego devolverlo de nuevo a la estancia. Por lo tanto, no hay un aporte de aire exterior. 

Este sistema de climatización se reparte de manera homogénea por toda la vivienda, y cuenta con un termostato desde el que se puede regular la temperatura. El aparato externo se suele situar en una azotea, de manera que no resulta visible, lo cual resulta muy estético, ya que solo se pueden ver las rejillas en las diferentes estancias. 

climatizacion por conductos

Ventajas e inconvenientes

Las ventajas de la climatización por conductos son:

  • Permite aclimatar la vivienda al completo y de manera uniforme. 
  • Incluye termostatos en cada estancia, por lo que es posible fijar temperaturas individuales. 
  • Gran rendimiento y gran eficiencia energética (ahorro energético). 
  • No produce ningún ruido. 
  • Al contrario de lo que ocurre con los splits, no está visible, por lo que es más estética. 
  • Ofrecen una solución completa: calor en invierno y frío en verano. 

Asimismo, también supone algunos inconvenientes:

  • Sin una preinstalación durante la construcción de la vivienda, la instalación de la climatización por conductos requiere de obra, lo cual es costoso. Además, puede ser que la vivienda no permita la colocación de los conductos. 
  • El coste de los equipos es elevado: entre 1000 y 3000 euros (sin contar con la instalación).
  • En zonas de mucho frío, no es tan eficiente: rinde menos cuando en el exterior se superan los −5 ºC.

Ahora ya conoces cómo funciona la climatización por conductos y qué ventajas e inconvenientes tiene con respecto a otros sistemas. ¿Se adapta a lo que necesitas? Si es así, no dudes en acercarte a tu centro BAUHAUS más cercano y dejarte asesorar por nuestros profesionales. ¡Te estamos esperando!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog