Cómo colocar un suelo porcelánico sin obra

Los suelos de porcelana se han instalado sobre todo en baños y cocinas; sin embargo, cada vez están más de moda y son colocados en cualquier habitación de la vivienda. ¡Hay muchísimos modelos de baldosas de gres porcelánico! De hecho, hoy en día los hay muy elegantes y modernos, por lo que pueden instalarse tanto en el salón como en la entrada, ¡e incluso en las paredes! Y lo mejor de todo es que no necesitan obra, por lo que puedes instalarlos tú mismo. Por eso en este artículo te enseñamos cómo colocar un suelo porcelánico sin obra, pero como un profesional, así como qué materiales y herramientas necesitas para hacerlo. 

New Call-to-action

Consideraciones previas y precauciones

El gres porcelánico se trata de una pasta compacta que se obtiene al prensar en seco diferentes sustancias, como arcilla, arena, gravilla, feldespato o minerales, y que presenta muchas ventajas: es resistente, es fácil de limpiar y puede imitar a cualquier otro material, como el cemento, el mármol o la madera.  

colocar suelo porcelánico

Por lo tanto, sus características hacen de este tipo de baldosas que sean ideales para cualquier superficie o espacio, desde el exterior al interior, y no solo para baños y cocinas, sino que también para terrazas, alrededores de una piscina, entradas, dormitorios, salones e incluso paredes. Sin embargo, para que el resultado sea óptimo es importante tener unas consideraciones previas y precauciones antes de colocar un suelo porcelánico. 

Lo primero: es muy importante contar con todas las herramientas y los materiales antes de comenzar a instalar las baldosas, pues se trata de un proceso delicado que no podemos dejar a medias por la falta de algún artículo. Asimismo, la superficie ha de estar bien nivelada para que no existan diferentes alturas. Por otra parte, hay que elegir un buen adhesivo para evitar que las baldosas se levanten al cabo de poco tiempo. 

colocar suelo porcelánico

Qué herramientas y materiales necesitas

Para colocar un suelo porcelánico necesitas las siguientes herramientas y materiales:

New Call-to-action

Colocar un suelo porcelánico paso a paso

Ahora sí, sigue los siguientes pasos para colocar un suelo porcelánico:

  1. Nivela la superficie

    Antes de comenzar con la colocación de las baldosas es muy importante revisar el estado de la superficie. El primer paso es retirar cualquier resto de cemento o pintura, para después, si es necesario, nivelar toda la superficie con una pasta niveladora. Es importante dejar secar antes de continuar con el siguiente paso.

  2. Limpia bien la superficie

    Una vez que la superficie está bien nivelada, hay que limpiarla para retirar toda la suciedad. Puedes usar una escoba, o bien una aspiradora para quitar cualquier partícula.

  3. Coloca las baldosas

    Ahora sí, es el momento de colocar el suelo porcelánico. Lo mejor es optar por la técnica de capa fina, que consiste en fijar las baldosas después de aplicar una capa de mortero-cola de unos 5 mm de espesor sobre la superficie con la ayuda de una llana dentada.

    Esta técnica puede ser simple, en la que solo se aplica el mortero-cola sobre la superficie (se usa para baldosas pequeñas o medianas), mientras que es doble si se aplica tanto sobre la superficie como en el dorso de la baldosa (grande; a partir de 30 x 30 cm). Para asentar las baldosas puedes ayudarte de un mazo. 

    Sin embargo, la dificultad radica en las juntas de las baldosas, pues entre una y otra han de colocarse unas crucetas que después serán retiradas para rejuntarse con la ayuda de mortero o pasta para cerámica. Asimismo, a medida que vayas colocando las baldosas, tendrás que ir cortándolas una vez que llegues a los laterales de la habitación, lo cual también puede resultar dificultoso, pero que puedes realizar sin problemas con la ayuda del cortador y las tenazas para cerámica.

  4. Junta las baldosas

    Una vez que están colocadas todas las baldosas, es el momento de centrarse en las juntas, que han de ser “rellenadas”, para lo cual pueden usarse diferentes revestimientos según el resultado que pretendamos:

    Mortero universal
    Mortero flexible para juntas
    Pasta para gres porcelánico
    Pasta de resina epoxi
    Pasta vitrificada

  5. Limpia las baldosas

    Tanto el mortero como la pasta van a dejar unos restos que es importante limpiar correctamente una vez que el trabajo está acabado. Para ello puedes usar un producto específico para retirar cemento, que puedes retirar con la ayuda de una esponja grande y abundante agua.

¿Necesitas alguna herramienta o material para colocar un suelo porcelánico? Si es así, no dudes en acercarte a tu centro BAUHAUS más cercano para conocer todas las novedades y dejarte asesorar por nuestros profesionales. ¡Te estamos esperando!

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 2.3 / 5. Total votos: 3

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog