Cómo crear una cama perenne apta para las abejas

¿Te gustaría tener un jardín más colorido pero que, al mismo tiempo, ayude a las abejas? ¡Te traemos la solución perfecta! Simplemente convierte un trozo de césped de tu jardín en una cama perenne gracias a un lecho de arbustos y flores coloridas aptas para las abejas. Además, quedará perfecto junto a tu prado de flores. ¡En este post te enseñamos todo lo que tienes que tener en cuenta y los pasos a seguir!

New Call-to-action

¿Cuáles son las mejores plantas?

Las plantas apiáceas son plantas perenne coloridas, robustas y perfectas para las abejas y distintos insectos. Dentro de esta especie se encuentran hisopo de anís, fantasma de la señorita Willmott, iberis, campanilla, amapola silvestre, camomila amarilla, hierba callera y achillea.

Cama perenne

Paso a paso: cómo crear una cama perenne en tu jardín

  1. Marcar el lecho y retirar el césped

    Una vez hayas comprado las plantas que quieres poner en tu jardín para crear una cama perenne, es momento de marcar toda el área del césped que quieras cambiar. Para ello, marca el área que quieras destinar a ello y empieza a retirar el césped con una pala.

  2. Desenterrar malas hierbas y piedras

    Después de haber retirado el césped, es momento de retirar la tierra de toda el área con una pala. Es importante que quites todas las piedras y las raíces de todas las malas hierbas. De lo contrario, te resultará más difícil plantar y deshacerte de ellas más tarde.

  3. Preparar el suelo

    Extiende por toda el área unos 5 cm de tierra para macetas con la ayuda de un rastrillo; alternativamente, también puedes usar compost de hojas. De esta manera, mejoraras la estructura y la retención de agua de tu cama perenne.

  4. Mezclar bien la tierra

    Es importante que, una vez hayas extendido toda la tierra, la mezcles bien con un cultivador de jardín para así romper los posibles trozos de tierra compactada.

  5. Alisar el suelo con el rastrillo

    El siguiente paso es alisar la cama perenne. Para alisar bien el suelo, usa un rastrillo de madera ancho ya que los rastrillos de metal tienen puntas más estrechas por lo que se suelen atascar fácilmente en el suelo.

  6. Marcar una cuadrícula

    En nuestro caso, vamos a marcar una cuadrícula de 50 x 50 cm. Para ello, vierte arena de cuarzo en una botella vacía y marca la cuadrícula. Esto te ayudará a ver correctamente la cuadrícula además de respetar las distancias de plantación adecuadas.

  7. Plantar las plantas escogidas

    Antes de plantar las plantas, es importante que las riegues un poco. A continuación, distribúyelas por la cuadrícula y realiza un pequeño agujero con la pala para introducir las plantas.

  8. Alisar la tierra

    Una vez estén todas las plantas perenne plantadas, vuelve a alisar y a distribuir equitativamente la tierra con la ayuda del cultivador de jardín. Aprovecha también para quitar las huellas de zapato que hayas ido dejando.Cama perenne

  9. Regar las plantas

    ¡Ya casi estamos! El último paso es regar las plantas para que las raíces empiecen a tener un contacto firme y directo con el suelo y crezcan sin ningún problema.Cama perenne

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 2 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog