Cómo mejorar el aislamiento acústico de una vivienda

El aislamiento acústico de una vivienda es esencial para garantizar el confort y el bienestar en cualquier hogar. En este artículo te presentamos diferentes soluciones que encontrarás en BAUHAUS y que te ayudarán a lograrlo. 

 ¿Qué es el aislamiento acústico de una vivienda?

El aislamiento acústico consiste en la utilización de determinados materiales en una vivienda con el fin de evitar que el ruido del exterior penetre en el interior de la vivienda. De este modo, se consigue un hogar más silencioso y agradable, lo que contribuye al bienestar de sus habitantes. 

La elección de los sistemas de aislamiento acústico de una vivienda dependerá de factores como la forma, el espesor, el tipo de material, la frecuencia del sonido presente o el ángulo de incidencia del sonido sobre el material presente, entre otros aspectos. Teniendo en cuenta todos estos elementos, podemos mejorar el aislamiento acústico de nuestra vivienda y garantizar el confort que nos merecemos. 

Tipos de aislamientos acústicos para una vivienda

Existen diferentes tipos y materiales que podemos utilizar en una vivienda para mejorar su aislamiento acústico y, según las características de la casa y la zona que queramos aislar, convendrá usar uno u otro. 

  • Espuma de poliuretano: Se trata de un compuesto desarrollado a partir de azúcar y petróleo. Tiene importantes capacidades de aislamiento acústico y térmico. Su alta densidad lo convierte en una opción perfecta para insonorizar una pared o el techo. 
  • Lana de roca o fibra de vidrio: Las lanas minerales no son inflamables y soportan muy bien la humedad. Son excepcionalmente buenas a la hora de aislar edificios de ruidos aéreos. Es un material perfecto para las paredes y techos de interior. 
  • Corcho: Se trata de un material natural y ecológico. Se puede utilizar tanto cubierto como a simple vista a modo de revestimiento de paredes o techos.  
  • Geotextil: Producto reciclable de alta resistencia y durabilidad. Más versátil que las lanas minerales, se puede colocar tanto de forma adhesiva como directamente clavado en cualquier superficie. 
  • Planchas o láminas asfálticas: Son una buena opción para aislar térmica y acústicamente. Además, también se utilizan para impermeabilizar superficies, por lo que son especialmente útiles en tejados y azoteas. 
  • Fibras de poliéster: Son la mejor opción para el aislamiento acústico de baja frecuencia. Se recomienda especialmente en el uso de paredes internas. 
  • Espumas de melamina: Es un material flexible y ligero. Gracias a su aspecto, se puede utilizar como revestimiento que quede a la vista. 
  • Materiales masivos y multicapa: Son láminas de aislamiento formadas por diferentes materiales, lo que permite adaptarlos a las necesidades concretas de cada espacio y características de donde se instala. 

Cómo elegir un buen aislamiento acústico para una vivienda 

Para acertar en la elección del aislamiento acústico de nuestra vivienda tenemos que determinar la intensidad y frecuencia del ruido al que nos enfrentamos. Así como a su procedencia y características concretas. Es decir, no será lo mismo enfrentarse al ruido que genera una obra temporal, el ruido del tráfico de una calle pequeña o grande, o el ruido que puede general el tráfico aéreo cercano. 

Por otro lado, también hay que analizar cuáles son las características de este sonido. Es decir, si el ruido es puntual y no resulta tan molesto, o si el sonido tiene una frecuencia y continuidad habitual que puede llegar a ser especialmente incómodo. 

Además, también hay que determinar si el aislamiento debemos realizarlo en el interior o en el exterior de la vivienda. En el caso de que necesitemos que este sea por el interior, deberemos elegir materiales con propiedades absorbentes tales como la baja densidad, la esponjosidad y la penetrabilidad. Por el contrario, si se trata de un aislamiento acústico para el exterior de la casa, podemos aprovechar para hacer una reforma acústico-térmica. Para ello, elegiremos materiales que cumplan con esta doble función. Es decir, aislar del ruido sin que se produzca la pérdida de energía a través de las paredes.

Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todos los materiales que necesitas para mejorar el aislamiento acústico de tu vivienda. Además, en caso de duda, nuestros expertos te ayudarán y te aconsejarán en todo lo que necesites.  

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog