Guía para hacer un huerto en la terraza de tu casa

Cultivar en tu propio hogar está cada vez más de moda. No solo por el hecho de aprovechar el espacio de tu terraza para cultivar tus propios alimentos, sino porque se trata de un resultado saludable y natural. ¡Por no hablar del orgullo de consumir productos cultivados en tu propia casa! En este post te contamos cómo hacer tu propio huerto en la terraza. ¡Toma nota!

Huerto en la terraza: cómo hacerlo

La ubicación de tu huerto en la terraza

El primer paso para crear tu huerto en la terraza es decidir el espacio que vas a destinar a ello, que depende de tres factores:

  • Luz. Es esencial para que el huerto crezca. Muchos vegetales necesitan 5 o 6 horas de luz, como mínimo, mientras que otros no necesitan tanta. Por lo tanto, según la luz que reciba tu huerto en la terraza podrás plantar unos u otros.
  • Orientación. Este aspecto está relacionado con el punto anterior. Lo más adecuado es que tu huerto en la terraza tenga orientación sur o suroeste, para tener más horas de luz.
  • Agua. Es tan necesaria como la luz, por lo que deberás preparar el huerto cerca de una toma de agua, para tener mayor comodidad al regar.

Los recipientes para el huerto

Una vez elegido el lugar, necesitarás los recipientes para las plantas de tu huerto en la terraza. Puedes elegir entre varias opciones:

  • Jardinera y maceta. Están hechas de plástico o PVC. Algunas incluso incorporan un pequeño depósito para una reserva de agua. Tienes muchos tamaños para elegir.
  • Caja de cultivo. Están hechas de madera, con recubrimiento para soportar cualquier inclemencia climatológica.
  • Mesa de cultivo. Son jardineras con soporte, muy cómodas y estéticas, lo que las convierte en el recipiente más usado. También puedes construirla en casa.
  • Recipientes verticales. Son ideales para terrazas no muy grandes, ya que se aprovecha el espacio en altura.
  • Sacos de rafia. Son muy útiles porque son ligeros, aunque no son la opción más habitual para una terraza.
  • Mesa de plantación. Es muy similar a la mesa de cultivo, pero mucho más grande y amplia. También existe la posibilidad de tener varias alturas.

Según el lugar en el que vayas a crear tu huerto en la terraza y el espacio disponible, te convendrá elegir uno u otro recipiente. Ten especial cuidado para no cargar de excesivo peso la terraza, pues podrías causar daños a la estructura del edificio.

Las herramientas para tu huerto en la terraza

Estas son las herramientas básicas más habituales para cuidar de tu huerto en la terraza, aunque la elección es muy personal. 

  • Azadilla de lanza. Para quitar malas hierbas, remover tierra y airear.
  • Azadilla de horquilla o escardillo. Para cavar, remover tierra, romper terrones y quitar malas raíces.
  • Cultivador. Para arañar la superficie y airearla.
  • Palita o trasplantador. Para abrir agujeros y poder plantar semillas y plantones.
  • Rastrillo de mango. Sirve para casi todo, pero sobre todo para arrastrar restos vegetales.
  • Capazo y guantes. Protegerse es importante, utilizar guantes con buen grosor. El capazo sirve para trasplantar y mover tierra.

El sustrato y el abono adecuados

Es muy importante que, además de luz y agua, las plantas tengan los nutrientes necesarios para su crecimiento. El mejor sustrato es el que te aporta sujeción, acceso del oxígeno a las raíces y retención adecuada de humedad y nutrientes. Existen muchos tipos de sustrato. Se trata de que elijas el que más sea adecue a las características de tu huerto en la terraza.

En cuanto al abono, existen abonos específicos para huertos. Los más usados son:

  • Abonos compostados. Es el mantillo, estiércol de caballo, humus de lombriz o el compost hecho en casa. 
  • Abonos granulados. Se distribuyen alrededor de la planta y se van disolviendo lentamente con el riego.
  • Abonos líquidos. Se disuelven en el agua de riego y son muy prácticos. Son fertilizantes de efecto rápido.

¿Qué puedes plantar en tu huerto en la terraza?

Casi todas las especies se pueden plantar en un huerto urbano, aunque debes tener en cuenta la época del año para elegir una u otra. Las más recomendadas son:

  • Lechuga
  • Tomate
  • Judía verde
  • Fresas
  • Calabacín
  • Berenjenas
  • Pimientos
  • Patatas
  • Zanahorias
  • Rábanos

El riego

Las plantas y hortalizas que se cultivan en contenedor necesitan más agua que las que viven en suelo.

  • El riego debe ser frecuente y corto, sin encharcar.
  • No se debe regar a presión, el agua debe caer suave.
  • Se debe ajustar la frecuencia y la duración del riego a la época del año o al momento de crecimiento.
  • El horario de riego debe cambiar según la estación del año.
  • Cualquier recipiente debe tener agujeros para drenar el exceso de agua.
  • Evita mojar las flores, los frutos y las hojas, para impedir la aparición de hongos.

Sigue estos consejos y podrás tener un fantástico huerto en la terraza. Sólo debes adaptarte a tus circunstancias, tanto en la disposición como en el tipo de plantas u hortalizas que vayas a  plantar.

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog