Revestir paredes: distintas maneras de cambiar su aspecto por completo

¿Estás cansado de ver tus paredes con el mismo aspecto? ¿Pintar es una opción que se queda corta para ti? Te damos la solución: revestir paredes. Dale un giro a la decoración de la estancia gracias al revestimiento. En este post te contamos en qué consiste revestir paredes y los diversos tipos de revestimiento entre los que puedes elegir.

Opciones para revestir paredes

Revestir paredes es una manera de decorarlas, instalando una capa o una cubierta. Además de ser un elemento decorativo, el revestimiento de paredes también sirve como elemento protector de la propia pared. Aunque puede resultar más costoso de instalar, el acabado tras revestir las paredes puede ser espectacular. ¡Vamos a verlo!

New Call-to-action

Para revestir paredes puedes elegir entre distintos tipos de revestimiento, entre los que destacaremos los frisos, los paneles y los azulejos:

Frisos

  • Los frisos son revestimientos de pared que se componen de varias láminas machihembradas, que se colocan ancladas a la pared. 
  • Puedes elegir entre multitud de materiales, como la madera, el PVC, o el MDF (fibro panel de densidad media), por poner solo algunos ejemplos. 
  • Los más habituales son los frisos de madera, pues son los que aportan mayor calidez a la estancia en la que son colocados. 
  • Esta manera de revestir paredes no es muy difícil de colocar. Solo debes poner un rodapié en el que encajar las láminas, y rematar con una moldura, llamada remate, en la parte superior. 
  • Puedes colocar un friso de pared completa, o bien, si necesitas ocultar o proteger una zona específica, colocar un friso de media pared.

Paneles 

  • Revestir paredes con paneles es bastante similar a revestirlas con frisos. Se trata de paneles cuya virtud es la de poder imitar otros materiales, como la madera, el metal, el ladrillo o incluso el mármol.
  • El material en este caso es, por lo general, de PVC, pero también pueden ser vinílicos. 
  • En ambos casos, los paneles permiten revestir paredes de la cocina o el baño, pues soportan bien la humedad. 
  • La instalación de este tipo de revestimiento de paredes no es muy complicada, pues suelen ir sobre un soporte bien nivelado.
revestir paredes paneles

También existen revestimientos panelados de otros materiales, como el composite, material formado por dos chapas de aluminio, unidas por un núcleo interior de base termoplástica, que suele ser de resina y también puede contener alguna carga mineral. 

Aunque este tipo de paneles suele estar más orientado para usar en fachadas de edificios, también es posible encontrarlo para revestir paredes interiores. Sus acabados son muy realistas y, además, es un material resistente al fuego, por lo que ofrece una gran protección. 

Azulejos

  • Puede que revestir paredes con azulejos sea una solución más costosa, económicamente hablando, y también más laboriosa que pintar o colocar papel pintado en la pared, pero los acabados pueden ser espectaculares. 
  • Además de tratarse de una buena manera de revestir paredes, los azulejos también pueden colocarse en el suelo o incluso en el techo. 

Ahora que ya conoces diversas maneras de revestir paredes, solo te falta decidirte por una de ellas. Dirígete a tu centro BAUHAUS donde un equipo de profesionales te asesorará en todo lo que necesites para su instalación. 

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 5 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog