Cambiar el suelo de casa: ¿cuáles son los mejores materiales disponibles?

Cambiar el suelo de casa es una de las maneras más rápidas y sencillas de darle un aire nuevo a nuestro hogar y, además, disfrutar de todas las ventajas que tiene un suelo nuevo y los nuevos materiales disponibles actualmente. Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber al respecto. 

¿Por qué es importante renovar el suelo de casa?

El suelo es una de las partes de casa que más puede pasarse por alto. ¿Por qué? Simplemente, porque siempre está ahí. Lo pisamos y lo maltratamos constantemente y, si no nos fijamos en él, puede pasar completamente inadvertido. Sin embargo, renovar el suelo de casa es importante para disfrutar de un hogar cómodo en todos los sentidos. De hecho, además del aspecto estético, cambiar el suelo de casa tiene muchos beneficios.

Beneficios de cambiar el suelo de casa

  • Permite optar por materiales más adecuados a cada estancia y necesidades. 
  • Mejora la comodidad al andar por él. 
  • Nos ayuda a mejorar el aislamiento de la vivienda. 
  • Aporta un aire nuevo y una estética renovada a cada estancia en el que se instala.
New Call-to-action

Suelos más comunes 

Uno de los aspectos más importantes que tenemos que tener en cuenta a la hora de cambiar el suelo de casa es escoger el material del nuevo suelo que vamos a instalar. Según la elección, tendremos algunas ventajas más destacables, por lo que, según el caso, será más recomendable decantarse por un material u otro. Algunos de los materiales para suelos más comunes son los siguientes:

Tarimas y parquet de madera maciza

La madera es uno de los materiales más utilizados para suelos. Aporta la calidad y la comodidad de un material natural, agradable al tacto y que, además, evita el frío del suelo en invierno. Podemos instalarlo en forma de tarima flotante o directamente sobre la base de piso en forma de parquet. 

Algunas de sus principales ventajas son las siguientes:

  1. Es un producto completamente natural y ecológico. 
  2. Aporta calidez y estética a las estancias. 
  3. Es un suelo cálido al contacto con los pies. 
  4. Actúa como aislante, tanto térmico como acústico
  5. Gracias a los barnices y otros tratamientos actuales, es un material resistente y duradero.

Además, gracias a los nuevos tratamientos, hoy en día se puede instalar incluso en estancias como los baños o la cocina, donde tradicionalmente se evitaba el uso de la madera a causa de la humedad. El único caso en el que no se recomienda cambiar el suelo de casa a uno de madera es si vamos a instalar un suelo radiante, ya que las características aislantes térmicas de la madera hacen que no sea la opción más eficiente.

Suelos laminados 

Los suelos laminados, como su nombre indica, están diseñados a partir de la superposición de diferentes láminas de distintos materiales. La superior cuenta con el diseño de un patrón concreto, que es el acabado del suelo que será visible una vez instalado. Estos suelos vienen prefabricados y con laterales machihembrados. Es decir, que se ajustan unos a otros directamente con un “clic”. Son una opción perfecta para cualquier estancia y, además, ofrecen gran variedad de precios, algunos realmente muy asequibles. 

Algunas de sus principales ventajas son las siguientes:

  1. Es muy fácil de cuidar al no contar apenas con mantenimiento. 
  2. Es un material muy duradero y resistente a golpes. 
  3. Es muy fácil de instalar gracias al sistema de “clic”. 
  4. Ofrece una variedad de acabados muy amplia, incluyendo imitaciones de materiales naturales como pueden ser la madera o la piedra. 

Por el contrario, las pocas desventajas que presentan los suelos laminados son que, cuando vayamos a cambiar el suelo de casa, debemos cambiarlo en conjunto, ya que no se pueden sustituir piezas concretas con facilidad si no se tiene el mismo modelo. Así mismo, también hay que tener en cuenta que es un suelo que suele presentar algo de sonido o reverberación cuando se camina sobre él. Sin embargo, no se puede olvidar que es uno de los suelos disponibles que, hoy en día presenta más ventajas.

cambiar suelo casa

Suelos de vinilo o suelos vinílicos

Otra opción cuando se va a cambiar el suelo de casa son los suelos de vinilo o suelos vinílicos. Este material ofrece muchas ventajas que hacen que se adapte bien a cualquier espacio:

  1. Es fácil de cuidar y de mantener. 
  2. Es un material resistente a golpes y abrasiones. 
  3. Resiste sin problemas a la humedad. 
  4. Al absorber el ruido de impactos, también es una buena elección respecto al aislamiento. 
  5. Ofrece gran cantidad de patrones y diseños entre los que escoger.

Además, otra de las ventajas es que los suelos vinílicos se comercializan tanto en rollos como en baldosas autoadhesivas o tablones con sistema de “clic”. Por lo que su instalación es realmente sencilla.

cambiar suelo casa

Suelos de azulejos

Sin duda, el azulejo es otro de los materiales que se siguen usando actualmente para cambiar el suelo de casa y que nunca pasa de moda.

Algunas de las principales ventajas de este material son las siguientes:

  1. Es un material muy resistente y duradero. 
  2. Es un material fácil de limpiar y requiere poco mantenimiento. 
  3. El azulejo es un material antiestático. 
  4. Se fabrica con materias primas naturales y respetuosas con el medio ambiente. 
  5. En caso de daño, es muy fácil de reparar, ya que solo hace falta sustituir la baldosa o azulejo dañado. 
  6. Ofrece gran cantidad de acabados y diseños. 
  7. Es la mejor opción de suelo si vamos a instalar un sistema de calefacción de suelo radiante, ya que ofrece una buena transmisibilidad del calor.

Una de las pocas desventajas que presenta el azulejo como material para cambiar el suelo de casa es que requiere alicatado para su instalación. Sin embargo, más allá de la necesidad de obra para su instalación, todo lo demás son ventajas.

¿Cómo cambiar el suelo de casa paso a paso?

  1.  Valorar si se puede instalar el nuevo suelo directamente sobre el suelo antiguo o si es necesario retirarlo.

    En el caso de que el suelo previo sea apto para la instalación de un nuevo suelo, se facilita mucho el proceso. De lo contrario, será necesario retirar el suelo antiguo antes de instalar el nuevo.

  2. Preparar la superficie donde se va a instalar el suelo.

    En este sentido, es indispensable limpiar correctamente la superficie, ya que esto nos ayudará a asegurar una buena adherencia del nuevo suelo. Para ello deberemos barrer y pasar un aspirador para eliminar cualquier resto físico y, a continuación, debemos fregar la superficie para eliminar cualquier resto de suciedad que todavía pueda quedar adherida a la superficie. 

  3. ¿Qué material hay que escoger?

    En el caso del azulejo, será necesario realizar el alicatado, lo que incluirá la colocación de masilla que asegure la adherencia. En el caso de los suelos de madera, esta se fijará directamente con cola a la superficie en el caso del parquet, mientras que en el caso de la tarima flotante habrá que colocar una estructura previa que servirá para hacer “flotante” dicha tarima. Por su parte, en el caso de los suelos laminados y los suelos de vinilo, la instalación será mucho más sencilla, ya que estos suelos se instalan con obra seca, lo que facilita mucho el proceso. 

  4. En el caso de suelos de madera.

    Se recomienda aplicar varias capas de barniz sobre el suelo para proteger el material. En este sentido, se puede optar por barnices como barniz de urea y barniz de poliuretano para madera, que ayudarán a protegerla y le aportarán brillo y estética. 

Como puedes ver, cambiar el suelo de casa es fácil y, en realidad, depende principalmente del material que utilicemos. Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para este y cualquier otro proyecto de bricolaje que vayas a realizar. Tanto si son materiales como herramientas está en BAUHAUS.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 1 / 5. Total votos: 1

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog